Binary Domain – Análisis PlayStation 3 - GuiltyBit Videojuegos
Visitar Wii U Spain
Guilty Social: Comparte tu culpabilidad Síguenos en Twitter GuiltyBit en Facebook Canal de youtube de GuiltyBit GuiltyBit en STEAM Guiltybit en Google + Podcast RSS, mantente informado de las novedades en Videojuegos de GuiltyBit

Análisis

Binary Domain – Análisis PlayStation 3

Google+

Por Alejandro Plaza Arralde el 23 mayo 2012

Sega nos trae un juego de acción en tercera persona de la mano de Toshihiro Nagoshi, el creador de la saga Yakuza, un título de corte futurista con una jugabilidad basada en el uso de coberturas al estilo Gears of War. ¿Merece la pena? Leed el análisis y lo sabréis.

Nos vamos a Tokyo culpables...

La historia que nos trae Binary Domain nos sitúa en el año 2080 en la futurista ciudad de Tokyo, donde encarnaremos al sargento Dan Marshall, perteneciente a una organización secreta denominada Unidad Óxido que deberá infiltrarse en una gran empresa de robótica. ¿Por qué? Sencillo, a la par que complejo, la humanidad se siente amenazada por una serie de robots, denominados Hijos del Éter, que cuentan con aspecto humano y además sienten que son realmente humanos, algo totalmente exento de ética.

Esto es sólo un aperitivo de la historia que nos ofrece este título, una historia que si bien al principio nos sitúa un poco de manera muy general irá ganando enteros a medida que avancemos en el juego, siendo el apartado más atrayente del título y que conseguirá que sigamos pegados a nuestras pantallas para saber más y más de esta intrigante historia, que por cierto nos llevará sobre las diez horas su terminación escogiendo la dificultad normal.

Dispara a todo lo que se mueva

El título cuenta con una jugabilidad cómoda basada en el uso de coberturas, podremos parapetarnos en casi todas las paredes o escombros, y digo casi porque el sistema no funciona del todo bien. No podremos girar las esquinas mientras seguimos cubiertos y no tampoco cubrirnos en tantas posiciones como nos gustaría, no obstante tampoco afecta en demasía a la hora de jugar. Tendremos la posibilidad de disparar junto a 2 compañeros de equipo, que elegiremos al comienzo de cada capítulo por norma general.

Tendremos un medidor que nos mostrará la confianza que tienen nuestros compañeros en nosotros, cuanto mayor sea el grado de confianza cumplirán sin rechistar nuestras ordenes, entre las cuales se encuentran las típicas de "Alto el fuego", "Reagrupar" o "Cargar". A medida que se desarrolla la historia, entre tiroteo y tiroteo, nuestros compañeros hablarán con nosotros sobre la misión o simplemente sobre alguna pregunta personal, teniendo varias posibilidades de respuesta que desembocarán en un aumento o descenso de la confianza con ellos, si bien no es un sistema pulido al cien por cien, nos dará un descanso más que merecido entre los tiroteos a los que nos veremos obligados a mantener con los enemigos.

La acción con los enemigos es totalmente frenética, llegando a reunir un gran número de contrincantes en pantalla que no nos lo pondrán nada fácil  y que principalmente nos dispararan a nosotros en vez de a nuestros compañeros. La IA de los enemigos es correcta, cubriéndose cuando deben y poniéndonos las cosas difícil cuando peor andamos de salud. Puede resultar pesado tanto tiroteo y tanta cobertura, pero SEGA se las ha apañado y entre conversaciones con nuestros compañeros, cinemáticas de gran nivel y los "jefes finales" de cada capítulo, con unos diseños muy sorprendentes, ha conseguido una jugabilidad variada con situaciones a las que nos tendremos que enfrentar de distinta forma para lograr el éxito de la misión.

Podremos canjear los puntos de experiencia que consigamos durante los combates en "estaciones de mejora" o "tiendas" por nuevas armas, munición, botiquines... Además se nos permitirá mejorar las distintas características de nuestra arma y nuestro traje, al igual que las de nuestros compañeros.

Apartados técnicos a la altura

Vamos ahora con los apartados técnicos. El aspecto gráfico del título es correcto, absolutamente todos los elementos que vemos por pantalla guardan un perfecto equilibrio, aunque le podemos poner peros a los famosos bordes sin alisar, la distancia de dibujado y caídas de frames por segundo algo molestas cuando despedazamos muchos enemigos simultáneamente o cuando estos son de enormes dimensiones, no obstante el diseño de los personajes cuenta con bastante detalle, teniendo unas animaciones y escenas cinemáticas muy logradas. Los distintos escenarios por los que se desarrolla la acción tienen propia personalidad y cuentan con un diseño artístico realmente bueno.

Binary Domain llega completamente doblado al castellano, algo que es de agradecer. Las voces de nuestros compañeros pecan de repetitivas durante los combates, pero sienta bien oírlas en nuestro idioma. Algo que me parece totalmente ridículo es que los personajes con los que nos encontramos en nuestro camino, como franceses o japoneses, hablen con un acento que resulta cómico y resta realismo a sus palabras. El sonido de las armas es adecuado, al igual que los efectos de sonido de las explosiones, pasos...etc, nada que no hallamos escuchado en otros juegos similares. El juego incorpora reconocimiento por voz, de esta manera podremos dar las ordenes a nuestros compañeros a través de nuestra propia voz, realiza la misma función que el mando pero sin duda es una novedad curiosa y esperamos que para futuros títulos tenga una mayor importancia.

Modos multijugador

Binary Domain cuenta con un modo multijugador que no es brillante ni aporta nada nuevo al mundo de los shooters pero que alargará la vida del título más allá de su interesante campaña. Podremos disfrutar de los típicos modos competitivos  de combate a muerte en solitario o por equipos, captura la bandera o toma de puntos de control, pero con otros nombres. También dispone de un modo cooperativo para hasta 4 personas en el que deberemos enfrentarnos a  oleadas de enemigos, similar al modo supervivencia de toda la vida o al modo horda de Gears of War 3.

Binary Domain merece la pena

Binary Domain es un título que no pasará a la historia pero que cuenta con una gran historia y que cualquier jugador deseoso de acción no debería dejar pasar. La historia te contagiará y la frenética acción te hará acabar y acabar con hordas de "cabezalatas" con tal de averiguar el tan ansiado final del juego. ¿Que que es "cabezalata"? Compratelo y averígualo tu mismo.

Las claves:

  • La historia. Empieza muy flojita, pero lo justo para que queramos saber más de ella y nos haga engancharnos al título. El último tercio de la campaña es realmente sublime, teniendo giros inesperados en el guión que nos harán disfrutar aún más de ella. La acción frenética no se queda corta y a la larga es muy adictiva.

Alternativas:

  • Que vamos a deciros, la saga Gears of War es la reina de los shooters en 3ª persona con coberturas, si por el contrario preferís dar órdenes a los compañeros de vuestro equipo tenéis otra pedazo de saga como puede ser Mass Effect a vuestra disposición. Vanquish, del mismo creador, es una gran alternativa si buscamos acción rápida y directa.

Sabías que...

  • Toshihiro Nagoshi, su productor, fue el creador de la saga Yakuza y el productor ejecutivo de Vanquish, titulo del que Binary Domain se nutre ampliamente y lo convierte en un shooter en 3ª persona tan adictivo y divertido.
Valoración final
85

Gráficos

El apartado gráfico no está a la altura de un Uncharted 3 pero cumple perfectamente, con unos buenos diseños de personajes y escenarios, al igual que las cinemáticas y sus animaciones. Sufre molestas caídas en la tasa de imágenes por segundo en puntuales ocasiones.

90

Sonido

El doblaje total al castellano es sin duda de una gran importancia, los efectos de sonido son realmente buenos y el título no tiene ninguna carencia importante en este apartado. Además podemos dar las órdenes a nuestros compañeros con nuestra propia voz.

90

Jugabilidad

Un shooter en 3ª persona con coberturas es siempre entretenido, es ágil y adictivo. No peca de repetitivo gracias a la variedad de situaciones, escenarios y enemigos con los que nos iremos encontrando a lo largo de la historia. Solamente fallan algunas posiciones a la hora de cubrirnos.

85

Modos de juego

El modo principal es la historia para un jugador sin lugar a dudas, una campaña fresca y novedosa respecto a tanto shooter paupérrimo y genérico. El modo multijugador competitivo y cooperativo no aportan nada nuevo pero sirven para alargar la vida del título, algo obligado sin duda.

88

TOTAL

Binary Domain supone un soplo de aire fresco para el género de los shooters, tan quemados, en 3ª persona. Su sistema de coberturas y de progreso no es tan perfecto como el de otros competidores del mercado, pero su historia es tan atrayente que cualquier jugón amante de los juegos de acción debería jugarlo, además el juego cumple perfectamente en todos sus apartados notablemente. Su campaña, de unas 10 horas, y su modo multijugador te asegurarán entretenimiento durante bastantes horas. ¿A que estás esperando?

Comparte este Análisis:
Compártelo en Menéame Compártelo en facebook Compártelo en twitter Compártelo en google+
  • Llevo tiempo siguiendo el juego y con este análisis me han entrado todavía más ganas de jugarlo. A ver si baja de precio como han hecho muchos juegos de Sega y lo pillo fijo.

  • Juegazo de tapado. Chilitebar, no te lo pienses, la hostia de juego. Una pena que SEGA no le haya dado la publi que merece, porque habría vendido lo suyo.

  • Un juego, que a mi parecer, está muy infravalorado.

    Puede que a nivel gráfico y en propuesta jugable no encare a Gears of War, pero sin dudas lo apaliza con su historia electrizante y completa.

    Me lo paso bomba con las órdenes de voz y atesora ciertos momentos legendarios que ya le gustaría a más de un juego del género poseer.

  • Lo del reconocimiento de voz esta muy bueno, no me he puesto demasiado con el juego, pero lo que he jugado me ha gustado bastante.

Login