Visitar Wii U Spain
Guilty Social: Comparte tu culpabilidad Sguenos en Twitter GuiltyBit en Facebook Canal de youtube de GuiltyBit GuiltyBit en STEAM Guiltybit en Google + Podcast RSS, mantente informado de las novedades en Videojuegos de GuiltyBit

Análisis

Análisis Ghost Recon: Future Soldiers

Google+

Por Jesus54 el 7 junio 2012

Tras un proceso de desarrollo algo agitado con cambios de dirección, retrasos e incluso rumores de cancelación, por fin tenemos en nuestras manos la tercera entrega de la saga de acción táctica de UbiSoft en esta generación. Y después de más de dos años de producción, ¿cuál ha sido el resultado final? Pues Future Soldier es, sin duda, un excelente juego de acción en tercera persona pero que supone, en cierto modo, darle la espalda a las señas de identidad de la franquicia.

La serie Ghost Recon se ha caracterizado siempre por un ritmo relativamente pausado donde debíamos tomarnos nuestro tiempo para elegir la mejor estrategia para enfrentar las situaciones y posicionar correctamente a nuestros compañeros de escuadrón. En Future Soldier, en cambio, se ha reducido este componente táctico y se ha potenciado la acción frenética con intensos tiroteos a corta-media distancia y los momentos scriptados. Quizá en Ubi pensaron que, ante la alargada sombra de Call of Duty, este aspecto más casual en el que se prima el espectáculo era necesario para triunfar en un género con tantísima competencia. Sea como fuere, esto no tiene por qué ser un cambio a peor ya que en general se consigue un buen equilibrio entre la acción táctica típica de la saga y el gatillo fácil pero sí es cierto que el título queda algo falto de personalidad.

Otra cuestión que se aprecia rápidamente es el claro enfoque multijugador que se le ha querido dar al juego. Podremos jugar la campaña principal en cooperativo con hasta tres amigos más y, además del clásico multiplayer competitivo, se ha incluido un modo llamado Guerrilla que es una especie de modo Horda de Gears of Wars que también podremos jugar en cooperativo local o en línea. Veamos detenidamente cada uno de estos modos de juego.

El modo historia, de aproximadamente 9 horas de duración, consta de 12 fases en las que recorreremos diversas localizaciones a lo largo del mundo (Bolivia, Angola, Nigeria, Rusia…) para encontrar a los terroristas responsables del asesinato de un escuadrón Ghost con un camión bomba. En cada misión deberemos cumplir una serie de objetivos como infiltraciones, asesinatos, rescate de rehenes, defensa de posiciones… A su vez, algunos de estos objetivos podrán presentar condiciones concretas como no ser descubiertos, no matar civiles o realizarlos en un tiempo determinado.

Para ayudarnos en estas misiones y como buenos soldados del futuro contaremos con un importante arsenal de “juguetitos” para pasar desapercibidos y descubrir la posición de los enemigos como camuflaje óptico, UAV´s (vehículos aéreos no tripulados) o diversos tipos de visores. También contaremos con un elevado número de armas destacando en este aspecto las amplias posibilidades de personalización a nuestra disposición ya que podremos elegir el color, incorporar accesorios y cambiar multitud de piezas.

La variedad de situaciones y la distinta forma de afrontarlas así como la posibilidad de disfrutarla en cooperativo hasta 4 jugadores hacen que la campaña sea bastante rejugable. La forma de narrar el argumento a base de cinemáticas al principio de cada fase, en cambio, no nos ha convencido demasiado pues la mayoría de estas escenas son insustanciales y carentes de interés y se limitan a presentarnos los objetivos de la misión y los nuevos gadgets disponibles. No ayuda tampoco a hacer más interesante la historia la inexpresividad de los personajes y la nula profundización en la personalidad de cada uno.

Respecto a la jugabilidad, encontramos el clásico sistema de coberturas al que se ha incorporado la transición automática entre las mismas que ya vimos en Splinter Cell: Conviction. La principal novedad en este apartado es el disparo sincronizado con el que podremos marcar hasta 4 objetivos (uno por cada soldado Ghost) para ejecutarlos de forma simultánea. Esto nos permitirá “limpiar” zonas de una forma rápida y efectiva sin alertar a los enemigos. Indicar también que, en la idea de hacer el título más accesible que comentábamos al principio, la dificultad no es demasiado elevada por lo que a los que seáis veteranos en estas lides os recomendamos que juguéis directamente en el nivel más difícil (Élite) para encontrar un reto a vuestra altura.

Como tema curioso, el juego cuenta con la posibilidad de usar Kinect en 360 para navegar por menús y ofrece soporte para Move en PS3. Aunque el uso de ambos periféricos está bien integrado, su presencia no deja de ser anecdótica puesto que en situaciones de acción no hay nada más seguro y fiable que un buen mando.

En el modo Guerrilla deberemos hacer frente a sucesivas oleadas de enemigos (hasta un máximo de 50) en cinco mapas distintos a razón de 10 oleadas por mapa. Entre cada ronda, podremos canjear los puntos que acumulemos acabando con enemigos por munición, armamento, elementos defensivos y varios gadgets tomados de la campaña. Este modo permite un máximo de 4 jugadores en línea y 2 jugadores simultáneos en la misma consola con pantalla partida. Curiosamente, en varias publicidades oficiales se destacaba que esta posibilidad de cooperativo local estaría también presente en el modo Campaña aunque finalmente no ha sido así. La dificultad será progresiva de manera que en las últimas rondas se hará imprescindible la compenetración y coordinación entre los jugadores para salir victoriosos. Es un modo francamente divertido y adictivo si tenéis la posibilidad de disfrutarlo con amigos.

En cuanto al multijugador competitivo, desde UbiSoft se ha hecho un gran trabajo por ofrecernos una experiencia muy equilibrada y con personalidad propia gracias a una sabia combinación entre la acción y el componente táctico. Aquí no hay sitio para individualidades. En todos los modos, que ahora repasaremos, la victoria residirá en la adecuada cooperación, coordinación y comunicación entre los miembros del equipo. De inicio podremos escoger entre 3 clases: explorador, ingeniero y fusilero (aunque podremos desbloquear 3 más de tipo híbrido), cada una con sus propios gadgets y armas y, por tanto, más idónea para un tipo de situación. Así, la compenetración y el reparto de responsabilidades será vital para ganar.

En total, tenemos 4 modos competitivos para equipos de 8 contra 8. En Conflicto, se presentan 4 objetivos aleatorios que irán proporcionando puntos y recompensas conforme los cumplamos. Señuelo nos plantea 3 objetivos siendo falsos dos de ellos con lo que las partidas se vuelven impredecibles. Asedio sería el clásico Team deathmatch pero sin respawns con lo que la tensión se dispara. Finalmente, en Sabotaje debemos hacernos con el control de una bomba y hacerla explotar en la base del equipo rival. Para jugar estos modos, tenemos a nuestra disposición 10 mapas de considerable extensión basados en escenarios de la campaña.

En su apartado técnico Ghost Recon: Future Soldier nos da una de cal y otra de arena. Los escenarios son muy variados y con una ambientación bastante trabajada pero apenas son destructibles. Veremos como, por ejemplo, una cobertura de hormigón o madera va saltando en pedazos a causa del fuego enemigo… para luego comprobar como unas simples botellas de cristal son absolutamente indestructibles. También hay un importante contraste entre exteriores e interiores; quedando estos últimos bastante peor parados, con estancias prácticamente vacías y algunas texturas que dan un poco el cante. Las físicas y los efectos climatológicos (tormentas de arena, lluvia, fuego…) tienen un nivel notable pero se ven claramente superados por lo visto en otros Shooters. A su favor hay que decir que el motor gráfico es bastante estable y no veremos caídas de la tasa de frames.

Los personajes sí están bien detallados y se mueven con bastante fluidez. Los diseños de las armas y los gadgets también presentan un buen acabado. En el lado negativo, por el contrario, una IA de enemigos y civiles poco pulida y con comportamientos irreales en algunas ocasiones.

Respecto al apartado sonoro, encontramos temas de corte electrónico que casan bien con el enfoque tecnológico del juego. Los efectos de disparos y explosiones también están bastante conseguidos y suenan con contundencia, ayudando a meternos en situación. Por último, comentar que, como viene siendo habitual en Ubi, el título viene completamente traducido y doblado al castellano.

Las claves:

  • Acción táctica y directa a partes iguales
  • El modo cooperativo, diversión asegurada
  • Excelente On-line que os dará para meses
  • Doblaje al español EXCELENTE

Alternativas:

  • Sus dos precuelas hermanas (GR: Advanced Warfighter 1 y 2) son la clara alternativa al título.

Sabías que...

  • Su salida estaba prevista para otoño de 2010, pero el juego ha sufrido varios retrasos para "mejorar su calidad".
Valoración final
70

Gráficos

El juego no destaca por sus gráficos, que sin ser malos no llegan a la calidad actual que han alcanzado algunas de las grandes producciones. Texturas pobres en muchos momentos y escenarios poco interactivos a nuestras balas. Aún así, es el juego de la franquicia con mejores gráficos hasta la fecha, y su tasa de frames es a prueba de bombas (Algo de agradecer en un juego con tanta acción).

90

Sonido

El grupo británico de música electrónica “Hybrid” ha conseguido dotar al juego de personalidad propia, sonidos muy acordes con lo que sería “la guerra del futuro”. El juego está completamente doblado al castellano de una manera tan excelente como cinematográfica.

85

Jugabilidad

Aunque no ha sufrido un cambio radical en su jugabilidad, Future Soldier si se aleja un poco de los cánones jugables de la franquicia, enfoncándose más en la acción y la expectacularidad que tanto se demanda hoy en día. Sin embargo, el cambio no ha sido ni mucho menos a mal, convirtiéndose en un notable shooter que destaca frente a sus competidores y con el aliciente de la perfecta implementación en su mecánica a los Gadgets futuristas. El control con Kinect Y PS move es un aliciente más que, pese a estar bastante conseguido en los dos periféricos, en las situaciones de más acción se harán menos útiles.

90

Modos de juego

Una campaña intensa de unas nueve horas de juego, con la posibilidad de jugar a cuatro en cooperativo; un modo on-line muy cuidado y el modo guerrilla al más puro estilo “Horda” de GOW dan para muchísimas horas de diversión a los mandos de nuestros Recon.

84

TOTAL

Ghost Recon: Future Soldier es un giro de tuerca a la saga de acción táctica por excelencia. Ha sabido beber de grandes de la acción como Call Of Duty o Gears Of War y ha simplificado su vertiente táctica para que su desarrollo sea más directo. Con una campaña de cine, su buen on-line y modos cooperativos hacen de esta entrega un juego muy recomendable tanto para fans de la saga como amantes del “gatillo fácil”.

Comparte este Análisis:
Compártelo en Menéame Compártelo en facebook Compártelo en twitter Compártelo en google+
  • Muy buen análisis! :D El juego está bastante bien.

  • Gráficamente según mi opinión merece más nota.
    Por lo demás estoy de acuerdo.

  • Por cierto, si alguien juega al Live en algún clan en el que necesiten jugadores esporádicos mi GameTag en Carlian.
    Saludos.

  • Joer, este análisis es un lujo. Un poco largo pero es buenísimo. Coincido con el otro usuario que en gráficos le habéis pegado más palo de la cuenta pero en general muy bien.



Próximos Lanzamientos

Ver todos
Login