Análisis Resistance: Burning Skies - GuiltyBit Videojuegos
Visitar Wii U Spain
Guilty Social: Comparte tu culpabilidad Síguenos en Twitter GuiltyBit en Facebook Canal de youtube de GuiltyBit GuiltyBit en STEAM Guiltybit en Google + Podcast RSS, mantente informado de las novedades en Videojuegos de GuiltyBit

Análisis

Análisis Resistance: Burning Skies

Google+

Por Victor Ayora el 24 junio 2012

Varios meses son los que hemos tenido que esperar para poder jugar al primer FPS de Vita a pesar de que esta consola parecía (e imagino que el futuro lo será) un gran reclamo para estos shooters subjetivos. A priori, Resistance: Burning Skies, uno de los primeros representantes del género en PlayStation 3, estaba llamado a ser un buen exponente de los disparos en primera persona y para probar como se juega a esto en una portátil con segundo stick incorporado. ¿Lo habrán conseguido?

No voy a dar muchos rodeos para contestar a esa pregunta: no, no lo han conseguido.

La saga Resistance siempre ha estado en un segundo plano, a pesar de ser juegos notables. No ha podido hacer frente a los grandes títulos, pero siempre han sido muy disfrutables. Incluso se podría decir que su mayor logro fue el crear un sobresaliente juego portátil en PSP a pesar de tener que hacer malabares con el control. Sin embargo, su primera incursión en Vita resulta un desastre.

Burning Skies nos traslada prácticamente al inicio de la saga. Nuestro protagonista, un bombero neoyorquino, se topa con las primeras quimeras tras el aviso de incendio en uno de los edificios de la ciudad. Aquí encontramos el primer problema. Tom Riley, que así se llama nuestro bombero, es un personaje que no transmite nada al jugador. Su historia superflua hará que en cuanto dejemos de jugar no nos acordemos ni de su nombre ni de que demonios hacia allí a pesar del pequeño intento de guion que nos acerca brevemente a él y su familia, que ha sido secuestrada por los invasores forzando al héroe a entrar en la lucha. Además, ya conocemos el adiestramiento de los bomberos norteamericanos: de repente pasan de manejar una manguera o un hacha a liarse a tiros con un arma extraterrestre que en su vida han visto.

La introducción de personajes secundarios, que nos acompañarán en toda la partida, no elimina esa sensación de avanzar en el súper scriptado desarrollo sin ninguna aspiración que la de pegar tiros a los bichos que nos van saliendo, aunque lo minimizan algo, ya que son estos nos van contando que es lo que va sucediendo.

Todo esto sería mínimamente perdonable si el videojuego ofreciera variedad en su desarrollo y un apartado técnico que se pudiera tildar de decente al menos. Pero esto no es así.

Sus gráficos, a nivel de personajes y enemigos, no desmerece al conjunto medio de la franquicia y quedarían impunes si se hubieran corregido los graves fallos presentes. Los dientes de sierra no solo se muestran de forma exagerada si no que te llegan a hablar en algún momento de la partida. El popping desmesurado nos hará acordarnos de aquel chiste que proclamaba que Vita tenía gráficos cercanos a PlayStation 3. Incluso podemos ver enemigos suspendidos, literalmente, en el aire. Al igual que la desagradable sensación de esperar más de medio minuto (en serio) para que las texturas de un cierto nivel se completen mientras vemos las básicas haciendo que sea imposible saber hacia donde ir.

Si el modelado de los enemigos podemos catalogarlo como aceptable no podemos decir lo mismo de la inteligencia artificial mostrada. Las quimeras no han sido nunca tan imbéciles. Si bien en algunas ocasiones muestran rasgos de inteligencia, normalmente su actitud consistirá en correr como posesas hacia nosotros siendo muy sencillo eliminar la amenaza. Lo peor de todo es cuando se topan con una pared ya que esta se convertirá en un obstáculo insalvable para ellas y se quedarán ahí a ver si logran derribar el muro corriendo. A esto hay que añadir que el sistema de colisiones se muestra torpe. En muchas ocasiones no sabrás quien te ha disparado.

El aspecto sonoro de Burning Skies se debate entre lo bueno (incluso bastante bueno) y lo horroroso. La banda sonora es lo mejor del desarrollo. Llenas de fanfarrias al estilo Star Wars, muy lejos de John Williams por supuesto, pero que agrada sorprendentemente al oído. La parte mala son los efectos de sonido. Los disparos y explosiones se muestran sin fuerza sonando a destiempo. Inclusive muchos de ellos, los más lejanos, enmudecen mágicamente.

Lo que si tengo que alabar de este título es el inteligente uso que han dado a la pantalla táctil para suplir la ausencia de los gatillos secundarios. En la ella podremos utilizar el ataque rápido cuerpo a cuerpo (con cuchillo o hacha) y desplegar los ataques complementarios de las armas. También podremos lanzar las granadas de dos formas: con un toque a su icono se procederá a arrojarla al centro de la pantalla, mientras que si arrastramos al lugar donde queremos tirarla tendremos una forma más precisa de apuntado. Sin olvidar que las armas se podrán ir mejorando recogiendo "materia gris" repartida por los diferentes rincones de las fases. Habrá seis mejoras por arma aunque solo se podrán utilizar dos a la vez.

En definitiva, Resistance: Burning Skies, el primer shooter subjetivo de Vita, es un festival de despropositos, fallos y aburrimiento. La campaña dura alrededor de seis horas y, salvo los jefes finales, algunos duros de pelar, no supone ningún desafío para un jugador medio (si quieres un platino fácil de obtener aquí tienes uno). El multijugador además es más soso que un yogur de agua, por lo que te aburrirá enseguida.

Las claves:

  • La música es lo mejor del juego
  • Marca el futuro de los shooters en la consola con sus dos sticks
  • El uso de la pantalla táctil para suplir los segundos gatillos está bien pensado
  • Si eres un obseso de los trofeos aquí tienes una gran oportunidad. Un platino muy sencillo de obtener.

Alternativas:

  • Unit 13, aunque no sea un FPS
  • Esperar a que haya algo mejor, la mejor opción sin duda
  • El Skype y Twitter son bastante más divertidos en la consola portátil

Sabías que...

  • Burning Skies es el primer shooter subjetivo de PlayStation Vita
  • Nos devuelve la historia a los hechos de los primeros Resistance
Valoración final
60

Gráficos

Cumplen en cuanto fidelidad con la saga, pero los glitches son imperdonables.

70

Sonido

Una de cal y una de arena. Gran trabajo musicalmente. El sonido carece de fuerza y enmudece en demasiadas ocasiones.

45

Jugabilidad

Encontraras quimeras que te atacaran utilizando coberturas y otras que se dedican a besar paredes o ir sin cabeza hacia tu posición.

60

Modos de juego

Campaña pobre y mal llevada. Multijugador falto de opciones para tenerlo en cuenta.

59

TOTAL

Fallido primer FPS en Vita. Sus numerosos errores juntados con un protagonista sin personalidad y la nula IA de los enemigos destrozan el título.

Comparte este Análisis:
Compártelo en Menéame Compártelo en facebook Compártelo en twitter Compártelo en google+
  • Precisamente una de las cosas que me pregunté al leer sobre este juego es: como un bombero sabe manejar armas extraterrestres? LOL buen análisis compi!

  • XDxd espero a ver si me toca en algun concurso o algo…porque tras el analisis ya se me fue el hype :P

  • Vita necesita con urgencia buenos juegos. Si el que se presuponía primer gran shooter de la consola la caga de esta manera… Qué mal lo va a pasar esta consola. Eso sí, peazo análisis.

  • Decepción total con este juego, muy buen análisis, seguid así.PSvita, no tiene juegos interesantes que llamen la atención

  • Despues de probar el multijugador, entiendo por que pusieron ese logro… Respecto a la historia, el desarrollo de los personajes demasiado plano, y el de la historia totalmente previsible. Logros fáciles de sacar(se sacan todos por inercia, basicamente).



Próximos Lanzamientos

Ver todos
Login