[Opinión] Videojuegos: Experiencia vital. - GuiltyBit Videojuegos
Visitar Wii U Spain
Guilty Social: Comparte tu culpabilidad Síguenos en Twitter GuiltyBit en Facebook Canal de youtube de GuiltyBit GuiltyBit en STEAM Guiltybit en Google + Podcast RSS, mantente informado de las novedades en Videojuegos de GuiltyBit

Reportajes

[Opinión] Videojuegos: Experiencia vital.

Una forma personal de entender esta afición.

Por Jesus54 el 3 agosto 2012

Aunque llevo en el mundillo mucho tiempo, en contadísimas ocasiones he comprado juegos a precio de novedad. Mi situación económica nunca ha estado para muchos lujos así que para dar rienda suelta a mi vicio preferido (y probablemente el único) siempre he tenido que “buscarme la vida” (siempre legalmente, no seáis mal pensados).

En la generación de los 8 y 16 bits, el intercambio con los colegas fue la solución ideal. Como lo normal era que una familia de clase media no pudiera permitirse comprar más de 2-3 juegos al año debido a su prohibitivo precio (11.990 pesetas normalmente), recuerdo como nos coordinábamos entre los miembros de la pandilla para, entre Santos, cumpleaños, visitas a los abuelos, Reyes… ir adquiriendo y compartiendo como buenos hermanos gamers los mejores juegos de la época.

Otra opción era la del “cambio”, recurso inventado por algunas tiendas con el que por 1000 pesetas podías cambiar tu juego por otro de la misma antigüedad y categoría aproximadamente. Este recurso, que podríamos llamar como el origen de la segunda mano actual, también me brindó la oportunidad de jugar a muchos títulos que hubieran sido inaccesibles de otro modo.

Gracias a estos “trapicheos”, pude disfrutar, por ejemplo, de una grandísima parte del catálogo de Mega Drive o Super Nes habiendo comprado únicamente unos 8 juegos.

Con las siguientes generaciones, fueron apareciendo otras alternativas para disfrutar, si tienes paciencia, de buenos videojuegos sin necesidad de pagar barbaridades como las series económicas (léase Platinum, Player´s Choice…), las secciones de segunda mano y más recientemente la bendita importación.

A pesar del paso de los años, este espíritu “buscavidas” no me ha abandonado y lo que empezó por pura necesidad, hoy se ha convertido en un aliciente que disfruto casi tanto como el propio hecho de jugar. Me sigue encantando rebuscar entre las cestas de juegos usados de las tiendas favoritas de SulggerMaxman y disfruto cuando me encuentro con alguna campaña de liquidación en centros comerciales. El momentazo de encontrar entre tanta morralla desorganizada alguna joya que llevabas meses queriendo jugar y tirada de precio es un subidón impagable.

Pues bien, algunos os preguntaréis por qué suelto este tostón y os cuento mi vida, pues lo hago porque esta situación de “tener que currármelo” me ha hecho tener una visión de los videojuegos como una experiencia vital y no sólo virtual. Para mí, disfrutar de los videojuegos no es algo que se limita al rato que pasas frente a la pantalla con el pad entre las manos sino que, como os he contado, es algo más amplio donde también juegan un papel fundamental otros factores como la ilusión de encontrar un título descatalogado que deseabas a un precio que te puedes permitir o el nerviosismo casi infantil cuando rompes el precinto de un juego y lo abres por primera vez.

De esta manera, cada juego tiene su pequeña historia en tu vida a parte de la meramente lúdica; unas más corrientes y otras más emotivas como el juego que compraste con tu primer sueldo, el que tanto querías y te regaló tu padre haciendo un esfuerzo económico titánico con tal de hacerte feliz o el que te intercambió tu mejor amigo de juventud.

Sin embargo, esta visión “vitalista” de nuestro entretenimiento preferido me temo que tiene los días contados. La capacidad de un juego de evocar recuerdos y sensaciones está indisolublemente unida a una carátula, un manual… al formato físico en definitiva. El tema digital tendrá sus ventajas no lo dudo, pero, sinceramente, un puñado de gigas en un disco duro es algo frío y totalmente carente de ese “encanto” del que hablamos. Con toda la industria preparándose para dar el salto definitivo al formato digital a medio plazo me pregunto si mi particular forma de “vivir” los videojuegos tiene futuro o acabaré convirtiéndome en una especie de “dinosaurio del ocio” abocado a la extinción.

Ahí tenéis a nuestro querido jefe Anastasio rebuscando “gangas” para su nueva 3DS XL

 

Comparte este reportaje:
Compártelo en Menéame Compártelo en facebook Compártelo en twitter Compártelo en google+
  • http://www.guiltybit.com

    jaaja grande la última foto. Me he sentido totalmente identificado en todo lo que has escrito. Aún me acuerdo de ir a Centro Mail (el Game de antes) y pagar 2000 pelas por cambiar mi Aladdin de la SuperNes (pasado en 2 días, pero juegazo!) por alguna novedad. O intercambiar juegos con amigos que no volvías a ver nunca más xD

    En cuanto a lo digital, totalmente cierto, pero tengo un amigo, que está registrado en la web, Estel, que me ha abierto un poco de esperanza en cuanto a eso… y viendo que lleva mucho tiempo en foros de Steam y haciendo amigos de todo tipo de lugares, muchas veces se regalan juego entre ellos por haberse ayudado o por cumpleaños o porque les apetece… quizás ese es espíritu no muera y se reconvierta en algo más altruista. Quizás…

  • Creo que todos los que somos un poco más mayores hemos pasado por todo lo que has contado. El alquilar videojuegos en un videoclub y aprovechabas todo el fin de semana, o el cambiar juegos con los de clase.

    También está el alegrarte por encontrar una ganga (nueva o de 2ª mano) o el ritual de abrir el juego, quitar el precinto con cuidado, en los juegos de 360 quitar la pegatina lateral sin romperla y pegarla detrás del manual de instrucciones e incluso conozco a alguno que huele el manual en su ritual. Ya después toca sacar el disco con cuidado, o cartucho, y ponerlo en la consola para ver si funciona, [instalar] y jugar.

    Eso desde luego que no se aprovecha con juegos descargados en Steam pero sus bajos precios, sobretodo en las ofertas de hace poco, hacen una opción para juegos indie y clásicos. Porque todos hemos dicho “a mi me gusta su juego con caja, disco y manual” pero llegan estas rebajas en la tienda del tito Gabe y vamos como locas en las rebajas de El Corte Inglés.

    Así que me veo que pasará (en música y películas igual) que estará la versión descargable más barato y accesible y una edición coleccionista, limitada, rarisima en formato físico con un código para descarga.

  • Totalmente de acuerdo.

    Por suerte todavía quedan rastrillos donde poder volver a disfrutar de esa suerte que poco a poco está desapareciendo.

  • Ya ves, incluso ahora los juegos que acaban de salir resultan prohibitivos. por no hablar de algunos accesorios

  • Yo creo que todos los que llevamos unos años en esto estamos acostumbrados a “buscarnos la vida” como en el artículo se dice. Somos muchos los que nos sentimos identificados con esa forma de ver el mundillo. Me ocurre un poco lo mismo con el formato digital. No sé si podré adaptarme porque además yo he sido casi desde siempre jugador de consola y en este campo las descargas digitales no tienen las ventajas de precio de las de PC. Excelente artículo de opinión.

  • http://www.estgeek.com

    Creo que lo bueno que había antes en este mundillo se esta perdiendo. Ya paso con las recreativas y con los grandes clásicos así que también iba y pasara con las costumbres que tenemos los jugadores.



Próximos Lanzamientos

Ver todos
Login