10 peliculas para ver en live action sin que Disney nos lo diga

En GuiltyBit nos mojamos un poco y hacemos una lista de películas de dibujos que no sean Disney que nos encantaría que tuvieran live action.

Disney está que se sale con La Bella y la Bestia.  Te habrá gustado más o menos la nueva adaptación, pero no es la única que tiene grandes películas de animación. Por eso, y porque lo valemos, nos hemos puesto a pensar. Y mira por dónde, hemos conseguido una completita lista de 10 peliculas para ver en live action por uno u otro motivo.

Evidentemente son películas que no llegan de la mano de la factoría Disney. A ella no hace falta decirle que haga los live action. Los saca solita. Estas son nuestras elegidas pero, ¿y tú? ¿cuál querrías ver?

La ruta hacia El Dorado

Tulio, por Miguel, por Chel. Escenarios magníficos de una antigua España colonial y de un lugar casi imposible de encontrar llamado El Dorado. ¡Canciones maravillosas! Esta película tiene tantas razones para estar en esta lista que podríamos pasarnos la tarde hablando de ella. Por eso hemos decidido que fuera la primera.

Fue desarrollada por Dreamworks allá por el año 2000. Y debemos dar gracias a los directores Bibo Bergeron y Don Paul y a los guionistas Ted Elliot y Terry Rossio, así como a los fantásticos ilustradores. por lanzar a la luz a una mítica película que nos colma de buenos y bonitos recuerdos.

Poseen una iluminación única, unos paisajes muy detallados para la época. La caracterización es tan poco común que destacaba sobre los demás. Creemos que sería un puntazo ver un live action de esta película. Ver en vida real las aventuras de los amigos Miguel y Tulio en busca de ese tesoro desconocido. Atravesando mares y bosques en su camino…

Podríamos ver en acción real a una pareja de timadores españoles que consiguen un mapa del tesoro y deciden recorrer medio mundo en busca de un tesoro desconocido y antiguo. Lo que no saben es que no es oro lo único que van a encontrar por el camino. Eso sí, las canciones jamás deben falta. Que no hay película que valga sin un “es duro ser un dios, cuando solo somos dos” de por medio.

Anastasia

Corría el 21 de noviembre de 1997 cuando se estrenara y se viera la película Anastasia. Fue desarrollada en 20th Century Fox por los ex directores de animación de Disney Don Bluth y Gary Oldman. Y antes de que lo digáis, esta sí cuenta porque ellos ya no eran de Disney.

Otra película con una grandiosa banda sonora que tuve una acogida espectacular. Y aún a día de hoy es muy conocida y vista en todo el mundo. No podemos olvidarnos de ese momento en que se nos sube el corazón a la garganta cuando Anastasia baila sola en el palacio abandonado. Cuando imagina que baila con su padre mientras canta “Una vez en diciembre”.

La película está ambientada en la Rusia post-zarista, tras la revolución rusa que daría el poder al pueblo. Anastasia pierde a toda su familia y también su memoria. Así que se cría en un orfanato hasta los 18 años bajo el nombre de Anya. Al salir, conoce a Dimitri, que intentará hacerla pasar por la duquesa Anastasia para llevársela a su abuela y recibir la recompensa. Obviamente, no tiene ni idea de que Anya es en realidad Anastasia.

La película transcurre en unos paisajes rusos muy cuidados. Con una ambientación que, a pesar de fallar en algunos detalles históricos, también es muy rigurosa. En general la película llega al corazón de quien la ve. Y eso que tiene partes un tanto tétricas cuando aparece en acción Rasputín.

El gigante de hierro

Esta película marcó una generación de niños y niñas que querían un robot gigante como compañero de juegos. Por supuesto, entre los que me incluyo. Nació un 6 de agosto de 1999, basándose en una novela infantil de 1968. Estuvo dirigida por Brad Bird para la división de animación de Warner Bros.

Es de esas películas que te hacen reír y te hacen pensar. Y, cómo no,  con el final te caen los lagrimones a pares. Es que es una combinación perfecta. Tiene un dibujo muy original y es emblemática. A muchos, muchísimos no tan niños nos encantaría ver al gigante de hierro animado con el estupendo CGI que hay hoy en día. Buen ejemplo de ello es la fabulosa Bestia de La Bella y la Bestia.

A pesar de que no tuvo una masiva acogida en taquilla, la película se ha convertido en un filme de culto. Y es que la historia de cómo Hogarth trata de salvar a toda costa a su nuevo amigo de que los militares y federales se hagan con él, llega. Está claro que la película tiene innumerables referencias a la Guerra Fría. Y es que está ambientada en 1957, cuando ya estaba avanzadita la contienda.

Una película única, emotiva, que te enseña el valor de la amistad independientemente de quién sea tu amigo. Es obligatoria verla si aún no lo has hecho. Y por eso es una de las 10 peliculas para ver en live action que queremos.

Jin-Roh

Nos vamos un añito más adelante. Concretamente al 31 de marzo del 2000. Hablamos de una película que no deja a nadie indiferente. Esta película anime basado en una serie de mangas que se comenzaron a publicar en 1988 llamado Kerberos Panzer Cop.

La película está ambientada en los disturbios japoneses de 1950. Durante estos sucesos aparece una unidad especial de la policía conocida como Panzer Cop (que tiene mucho sentido si ya conocemos el nombre del manga). También aparecen sus contrarios, La Secta. Estos son un grupo de ciudadanos disconformes con la intervención de Panzer Cop. Nuestro protagonista será Kazuki Fuse, un miembro de la élite de esta unidad especial.

Al ser una película que no posee excesivos elementos fantásticos, que tiene muchas dosis de realismo y un escenario hostil y muy fácil de ambientar, sería fácil darle vida. Lo que sería estupendo, pues creemos que una película con un argumento así, que atrapa y envuelve como lo hace, merece tener un live action. A ser posible con actores japoneses en el papel de ciudadanos japoneses. Independientemente de quién llevara a cabo la realización de esta película, sería un gran acierto si se supiera adaptar y ambientar en un Japón desolado y dividido.

Wolf Children

Saltamos a una película ambientada en una época más actual, pero con una visión más fantasiosa. Fue desarrollada por los estudios MadHouse allá en ese ya lejano 2012. La película ganó varios premios como mejor película de animación, entre ellos el premio del Festival de Sitges.

Y, bueno, con esta toca llorar otra vez. Es una película que debe verse sí o sí. Nos muestra el amor juvenil, cómo este puede más allá de los inconvenientes que ponga la vida, el amor de una madre, y cómo hay que saber afrontar los retos que nos vayan sucediendo y aceptarnos a nosotros mismos. Vamos, toda una sucesión de lecciones morales.

Todas ellas perfectamente encadenadas y envueltas en una bella historia dibujada con una sutileza y un cariño que se transmite en la película. Está muy mimada en detalles y destila amor fraternal en cada segundo de la historia. La protagonista es Hana, una estudiante universitaria se enamora de un chico con un enorme secreto. Y este es que es el último descendiente de los hombres lobo en Japón.

Posee, además, una banda sonora muy cuidada que nos transmiten los sentimientos de los momentos clave de la película.. Sería un live action muy novedoso y taquillero si estuviera bien llevado a cabo. Os dejo el tráiler por si no la habéis visto y os recomiendo encarecidamente que oigáis la banda sonora.

La canción del mar

Otra película con una historia muy centrada en dos pequeños hermanos. Requeriría de un gran presupuesto en elaborados decorados y escenarios para poder transmitir el trabajo, el mimo y el cuidado con el que se elaboraron los dibujos de esta película. Es casi la más nueva de toda la lista, pues salió en 2014. Y además fue nominada a mejor película de animación en los Oscar de 2015.

Es un filme que nos muestra la gran aventura que llevarán a cabo dos hermanos cuando deben irse del faro donde han vivido toda su vida. Al descubrir un enorme secreto que su hermana pequeña lleva en su interior, Ben deberá guiarla por todo un largo camino de vuelta al faro. De esta forma, intentará salvar a todas las criaturas mágicas que habitan por todas partes.

Es una película digna de live action. Tiene personajes muy fácilmente caracterizables y unas criaturas mágicas que harían las delicias de cualquiera que quisiera darles vida. Al estar ambientado junto a la costa irlandesa, sería sencillo encontrar lugares hermosos donde rodar escenas tan llenas de vida como se encuentran en la película. Incluso con un tipo de animación muy típica de dibujos para niños menores de 5 años, la película logra transmitir una dulzura y una madurez inigualables. Sería una película para toda la familia que cualquiera estaría encantado de ver.

El viaje de Chihiro

Todos conocemos a Chihiro. Sabemos de su historia. La vivimos con ella. ¿Os imagináis un live action de esta aventurera chica? ¿Cómo harían a Yubaba? ¿Y a Bo? Imaginad el complejo turístico en la vida real, con sus jardines y su pequeño lago. Tendría mucho trabajo detrás. Pero con un buen equipo y grandes medios, estamos seguros de que sería una película que no dejaría indiferente a nadie.

Como ya sabéis, El viaje de Chihiro nos cuenta la historia de Chihiro, que se tiene que mudar. Durante su trayecto en coche su padre decide meterse en un bosque y llegan hasta un gran túnel. Tras investigarlo llegan a un complejo turístico se paran a descansar y comer y parece que no acaban nunca.

Al caer la noche, Chihiro descubrirá que sus padres se han convertido en cerdos y que en realidad han traspasado una puerta mágica que los lleva a un mundo donde los humanos no son bienvenidos. Y a partir de aquí todos conocéis las aventuras que vivirá la chica durante toda la película.

El filme ganó numerosos premios cuando se estrenó. Entre ellos el Oscar a mejor película de animación en 2002. Y, a ver, ¿quién no quiere ver un dragón como Haku cobrando vida de la manera mágica que solo las películas de live action pueden dar?

La mecánica del corazón

Existen películas que son extremadamente complejas en lo que a trasfondo se refiere. La mecánica del corazón es algo así. Pero no solo tiene un trasfondo que merece la pena pensar, sino que su manera de explicarlo es cuanto menos, complicada.

Esta es la película más joven de la lista, superando por un par de semanas a “La canción del mar”. Está basada en un libro de título homónimo publicado en 2007. Curiosamente, el libro fue publicado por el cantante de una banda de rock francés, basándose en el álbum conceptual de uno de sus discos.

En esta película conocemos a Jack, un niño que nace la noche más fría del año. Como resultado su corazón esté totalmente congelado. Su madre adoptiva, Madeleine le crea uno nuevo, un reloj de cuco. Pero debe seguir 3 normas básicas para que su corazón vaya bien: no toques tus agujas, controla tus emociones y no te enamores.

La película es un sinfín de subidas y bajadas, como si estuviéramos en una montaña rusa. Tiene momentos de tranquilidad fácilmente reproducibles y partes tan enrevesadas dignas de un buen creador de efectos especiales. Ya me diréis vosotros cómo si no se podría crear un tren que parece un acordeón y que, además, vuela por las nubes. Es una de esas películas que hay que ver y después hay que sentarse a reflexionar sobre ella.

Digna de un buen live action que haría las delicias de alguien a quien le gustaran los efectos especiales, si es que estos están bien realizados. Además, sería encomiable ver una buena caracterización como la que haría falta para dar realmente buena vida a estos personajes. No podemos olvidar que tiene unas canciones dignas de la película.

Titan A.E.

Volvemos otra vez al año 2000. Se ve que en Guilty estábamos nostálgicos cuando pensamos en películas dignas de live action.

Os pongo en situación. Estamos en el año 3028 y se viaja por el espacio como el que va a casa de sus padres. La humanidad ha conquistado el espacio, pero como consecuencia ha ganado muchos enemigos. Fruto de esto es que la Tierra ya no existe porque la han exterminado. Los humanos supervivientes viven en colonias y algunos buscan una nave llamada Titán, capaz de crear de cero un nuevo planeta.

No me digáis que el argumento no mola. Además, Cale, el protagonista, se da un aire a Jim Hawkins de “El planeta del tesoro”. ¿A quién pondríais vosotros para interpretar al joven Cale Tucker? Es una película ambientada en el espacio, con peleas y la mitad de razas alienígenas queriendo matar al personaje principal, es que no tiene pérdida.

Evocaría esos momentos de niñez de cuando vimos la película por primera vez, pero en versión real. Si cogiéramos la banda sonora ya nos podríamos ver envueltos en la película definitivamente. Y sabemos que a día de hoy las películas espaciales se pueden hacer muy realistas, así que público tendría sin duda.  Hasta el tráiler trae nostálgia ya, imaginad si fuera un tráiler del live action.

 

La princesa cisne

La última película, pero ni remotamente menos importante. Nos remontamos a 1994, cuando New Line Cinema lanza una de las películas sobre princesas que no tienen que ver con Disney. ¡Ajá, por eso está en esta lista! Pues no, hombre, es que es bastante buena. Es una chica que se convierte en cisne y además hay canciones, pero ¿qué más quieres?

La película está basada en la historia de El Lago de los Cisnes. Narra la vida de Odette (que no Omelette, no confundir) y Derek, cuyos padres pretenden casar cuando sean adultos. Durante años los juntan todos los veranos para que se hagan amigos. Sin embargo, el resultado es que no dejan de odiarse a muerte.

Pero un buen día se encuentran ya creciditos y guapetes y se enamoran. Lo que pasa es que Odette se entera de que Derek quiere casarse con ella solo porque es guapa y se va muy enfadada. Todo muy digno de telenovela.

Los problemas empiezan cuando Odette y su padre vuelven a su reino y Rothbart, un malvado brujo, les ataca y deja malherido al padre de Odette. Por supuesto, rapta a nuestra princesa.

Es probable que os vayáis haciendo a la idea de lo que ocurrirá después, si es que no habéis visto la película ya. Pero animales que hablan, una chica que se convierte en cisne, un chico que se entrena para ir a salvarla… Pues mira, puede que sea un poco típica, pero es una buena candidata para un live action. Además, uno que gustaría a muchos, porque ya estas películas escasean, y recordar viejos tiempos es algo que a todos nos gusta.

Os dejo con una de las canciones más míticas y mejores (a mi juicio) de la película. Después de verla seguro que también pensáis que su live action estaría muy bien.