32 Salón del Cómic de Barcelona - Crónica

La última edición del Salón del Cómic de Barcelona, la número 32, se salda con un total de 106.000 frikis dando vueltas por sus pabellones para ver las distintas exposiciones y eventos que tenían lugar en su nueva ubicación, la zona donde el año pasado ya se celebró el Salón del Manga, con una distribución prácticamente idéntica a la del evento japonés.

Imagen Artíuculo 32 Salón del Cómic de Barcelona

El hecho de cambiar de pabellón no hace más que confirmar lo que es un hecho, que los salones aumentan de tamaño continuamente. Si bien sigue sin alcanzar la cifra de visitantes del Salón del Manga, este año sobrepasa las cien mil visitas en un recinto que dio problemas el año pasado pero que éste parece que ha estado un poco más organizado desde Fira de Barcelona y no ha ocasionado tantos destrozos morales sobre los pobres que queríamos visitarlo.

La distribución, como hemos dicho, igual que en el pasado Salón del Manga: por un lado la zona de las exposiciones y por el otro la de los comercios. Este año el Salón del Cómic se ha querido centrar en la temática bélica y por ello nos encontramos con un pabellón lleno de, además de originales, como de costumbre, una gran cantidad de vehículos militares y con hasta un tanque. Quizás por eso ha habido más gente de la normal en este primer pabellón y no tanta en el de compras compulsivas. Pillines…

Quizás haya sido el miedo a que ocurriese lo mismo que el año pasado con el Salón del Manga o, simplemente, por disponer de menos “relleno” (no había zona de comida, zona de conciertos, etc.) pero todo parecía bastante vacío. Y si ya ibas el sábado del partido de liga, ni te cuento. Sinceramente me decanto por un exceso espacio entre mostradores y exposiciones. Sí, la gente puede pasar con tranquilidad, pero vamos, que pueden pasar también tres autobuses en paralelo y algún tranvía que otro. Demasiado espacio libre.

Otra cosa que llama la atención es el hecho de que la influencia de la saga de Los Vengadores de Marvel en cines y el próximo estreno de la nueva de los X-Men, junto con las diversas series de éxito en EEUU como Arrow, la futura Flash o incluso Juego de Tronos, están desplazando paulatinamente el tradicional cosplay mangaka de este salón por otro más acorde con el evento.

Eso no quita que de vez en cuando te encuentres un Luffy por ahí en medio más perdido que el barco del arroz o algún personaje que no sabes quién es pero va sin camiseta (lo típico, vaya), pero sí es cierto que cada vez se ven más trajes muy trabajados de personajes del cómic o las series occidentales, como pueden ser Mística, Capitán América, Iron Man, (un) Hulk (algo menos fornido que el original…), Hiedra Venenosay algún que otro Arrow por ahí perdido o las ya tradicionales tropas de Star Wars. Sin embargo no ha sido nada destacable como ocurre en su hermano pequeño.

La actualidad cinéfila también estaba presente con tráilers de, cómo no, Godzilla, Días del Futuro Pasado o, general, de películas relacionadas con los distintos homenajeados que, en este caso, eran Lobezno y Batman.

Sin embargo sí que hemos echado en falta actualidad videojueguil ya que ni Microsoft ni Sony han hecho acto de presencia. ¿Será la proximidad del E3 la que les ha hecho no presentarse al Salón?. Solo encontramos el stand tradicional de Nintendo que tiene más usos que una puta en Desembarco del Rey y algo de LEGO. No, no mancillamos el nombre de la gran N, solo a sus paneles y torretas de siempre. ¡Ah! Y a sus azafatas que a veces no saben ni quién es Link (llamarlo “el duende verde ese” no es saber quién es). Vale que no sea un evento muy centrado en videjuegos pero ya que pones algo… pon a alguien que sepa. ¡O dales un cursillo acelerado! Por cierto, se podía probar Mario Kart 8, entre otras cosillas…

Otra muestra de la poca presencia de los videojuegos en el salón es que esta vez solo encontramos un stand dedicado a ellos. Normalmente, independientemente del evento que sea, siempre hay varias paradas en las que encontrar juegos antiguos o frikezas varias pero esta vez ni eso.

32 salón del cómic mario kart 8

Frikis viendo una Wii U… ¡nunca antes la habían tenido tan cerca!

Cómo no también destacar la presencia de figuras para firmar libros y cómics como el más que tradicional Francisco Ibáñez que parece que ha hecho algún trato con el demonio porque parece que no pasan los años por él, o Moderna de Pueblo, muy maja ella, por cierto.

Por lo demás, sí hemos tenido algunos anuncios en cuanto a publicaciones y licencias se refiere ya que Planeta deAgostini ha anunciado que Tales of Xillia, en su adaptación manga llegará a nosotros. Norma Editorial por su parte también ha anunciado títulos como el spin off de ataque a los Titanes, xxxHolic y Hora de Aventuras, entre otros, y Selecta Visión se centró en Dragon Ball, sobre todo, con Battle of Gods y la licencia de la serie original de Mazinger Z.

En definitiva, un salón mucho más temático de lo que estamos acostumbrados ya que la influencia del Salón del Manga es demasiado grande pero por algún motivo que aún desconocemos, esta vez la cosa ha estado más comedida. Más espacio (quizás demasiado) y poco cosplay con una exposición que, como siempre, merece la pena, y no por los tanques, sino por los originales.