7th Dragon III: Code VFD - Análisis Nintendo 3DS

Con las grandes sagas del rol clásico cambiando cada vez más y tirando hacia un nuevo género de rol que no sabemos cómo llamar, títulos como 7th Dragon III: Code VFD nos devuelven al JRPG de toda la vida.

Si tienes ganas de darle a un juego de rol clásico a más no poder, seguramente te encuentres que este 7th Dragon III: Code VFD cumple con casi todo lo que se le pide a un juego de estas características. Y con ello me refieron tanto a lo bueno como a lo malo.

7th Dragon es una saga de juegos de SEGA (sí, no lloréis, que sigue viva) y nos transporta a un mundo en el que los dragones se empeñan en ser malos y destruirlo todo. De hecho, todos los esfuerzos de los humanos lo que buscan es prepararse para la llegada del séptimo de ellos, el más poderoso y destructivo.

No haber jugado a otros juegos no implica que nos perdamos mucho argumento. Como os he dicho antes, este título cumple todos los clichés de un juego de rol japonés clásico. Y entre ellos está el contar una historia no demasiado densa pero sí enrevesada de una forma algo atropellada y sin darle un peso excesivo a ella.

Así pues, no os asustéis porque todo lo que necesitáis saber acerca de la serie de 7th Dragon os lo irán contando en juego.

7th dragon iii code

En cuanto al ámbito jugable, una de las cosas que caracterizan a este título es que el equipo entero te lo crearás tú. Desde el protagonista hasta los secundarios (y terciarios) que tú quieras.

Nada más empezar el juego, tendremos que elegir qué clase queremos ser en el juego. Evidentemente, no tendremos todas disponibles, sino que habrá algunas que aún estarán bloqueadas. También podremos elegir nuestro aspecto entre los que llegan por defectos.

Después de hacer a nuestro protagonista en un diseñador de personajes que se queda corto en muchos aspectos (es muy básico), tendremos que crear nuestro equipo de tres combatientes siguiendo el mismo patrón que con nuestro alter ego.

En este sentido, 7th Dragon III se parece mucho a un juego de rol táctico ya que seremos nosotros los que dedicamos qué tipo de combates queremos desarrollar.

Que queremos ser más cuerpo a cuerpo, pues nos hacemos más clases de este estilo. Que queremos algo equilibrado, pues mezclamos algunas. Que queremos centrarnos más en un equipo que tenga mucha recuperación y apoyo, pues tiramos por otro tipo de clases.

Este es uno de los grandes aciertos del juego, ya que, como buen JRPG, la esencia principal está en el combate. Con esta visión, 7th Dragon nos permite decidir qué personajes queremos y, sobre todo, cómo los queremos. Y si la combinación que tenemos no nos convence, pues entonces nos vamos, creamos otro jugador y lo metemos con nosotros para ver cómo funciona.

Eso sí, los combates son menos espectaculares de lo que estamos acostumbrados, ya que tienen una perspectiva en primera persona y las animaciones son algo escasas. Sin embargo, cumplen a las mil maravillas con todo su cometido.
7th dragon iii code 2

Conforme avancemos en la historia iremos teniendo nuevas razas y nuevos trabajos. Además, podremos ir mejorando nuestra base de operaciones para que desarrollen nuevas armas y nuevas técnicas para que se las enseñemos, y ya os voy avisando que subirlas de nivel cuesta muchísimo.

Aquí es donde entra en juego la estrategia de cada uno a la hora de diseñar su equipo. Que haya X clases no significa que tengamos que tener solo X personajes. Podemos hacer que cada uno de ellos se especialice en una rama de las que hay dentro de su rango.

Por ejemplo, el astrólogo puede ser un personaje de apoyo o de curación, el duelista se puede centrar en hacer magias de invocación o en generar trampas y la mano de dios puede ser tanto un atacante muy bestia (rollo monje) o un personaje de apoyo/curandero.

1 2