A Ouya se la comen los teléfonos móviles

Empezaré este artículo advirtiendo: coñitas las justas que mi consola Android Ouya está en camino. Bien. Una vez aclarado este punto diré que lo que se está ouyendo -plas plas plas- últimamente de la máquina crowdfunding pondría a la gente mas tensa que a Falete en un trampolín, y no es para menos. Si ya el inicio fue poco deslumbrante, por no decir una mierda decepcionante, los últimos análisis del cubito no son mucho más esperanzadores.
 

Ouya Power
 
Como podréis suponer, a todo aquel geek que ya le ha caido una Ouya en el regazo, lo primero que ha hecho es ir corriendo a ver “como de larga la tiene”, o lo que es lo mismo, Benchmark que te crió. Craso error, amigo benchmarker, porque se te debe haber caído el ánimo al suelo.
 
Por ahí arriba os he dejado un bonito cuadro en el que podréis observar atónitos como Ouya queda en pañales frente a máquinas “de la talla” del Samsung Galaxy Grand o el HTC One VX. En un chart de más de 200 aparatos, ha quedado en el puesto 73, por lo que una pantera no es, precisamente. En fin, en cuanto la reciba os cuento más cosas, pero de momento lo único que espero es que nos dure más de 6 meses…

 
Fuente