Cómo acceder a La Ciudad Anillada de Dark Souls III

Si te trae por la mala vida la localización del nuevo DLC, tranquilo, culpable, que yo te explico cómo acceder a La ciudad Anillada de Dark Souls III.

Qué, culpable… ¿Harto de morir cincuenta veces en Cenizas de Ariandel, el último DLC de Dark Souls III? Si es así, tranquilo. Te entendemos. Si no lo es y quieres más, atento: aquí te explico cómo acceder a La Ciudad Anillada de Dark Souls III.

¿Has completado las Cenizas de Ariandel?

Si ya has completado el DLC Cenizas de Ariandel, el método es bien sencillo. Cuando derrotemos al jefe final aparecerá una hoguera cerca de la estatua de la serpiente. Al interactuar con ella, llegaremos al primer nivel de La Ciudad Anillada.

¿No has completado el DLC?

Si eres pobre o simplemente no te da la gana comprar el DLC, puedes acceder a esta zona de otro modo, igualmente.

Lo primero y principal: hay que acabar con el jefe final de Dark Souls 3. Una vez lo hagamos, viajamos a la hoguera que este proporciona y nos damos la vuelta. Justo detrás habrá una segunda hoguera que nos transportará a La Ciudad Anillada. Como veis, no hace falta una tesis doctoral para llegar.

Este DLC es lo más nuevo de Dark Souls III que promete poner al jugador entre la espada… y la espada. La Ciudad Anillada pondrá fin al arco que abrió Las Cenizas de Ariandel, al igual que mostrará un secreto oculto con el que más de uno habrá tenido pesadillas. Eso sí: si pretendéis que la dificultad sea menor… Olvidadlo.

Esta experiencia está enfocada al jugador experimentado, el que sabe de qué va el tema. Por ello, los chicos de From Software han diseñado los niveles de una manera más “agresiva”, llenando los escenarios de trampas, enemigos y jodiendas.

acceder a la ciudad anillada de Dark Souls III

Por si no lo habéis visto, en este mismo enlace os dejo el tráiler de lanzamiento de la expansión. Yo os he mostrado cómo acceder a La Ciudad Anillada de Dark Souls III, culpables: está en vuestra mano hacerlo o no.