Las acciones de Nintendo caen tras presentar Switch

Las acciones de Nintendo no están en su mejor momento tras el anuncio de Switch. De hecho, han llegado a caer un 7%, lo que indica la poca recepción de la consola entre el público.

Nintendo debe estar expectante con el lanzamiento de su nueva consola presentada ayer, Switch, pero de momento las noticias no son muy buenas. Las acciones financieras de la compañía nipona han llegado a caer hasta un 7% tras el anuncio de su máquina.

Todo eran buenas noticias para Nintendo los momentos anteriores al anuncio. El precio de las acciones ascendió un 3.3% horas antes de publicar el vídeo debido a las altas expectativas que tuvo la gente en el momento de la presentación. Pero luego… luego se torcieron las cosas.

La compañía nipona acabó cerrando la sesión bursátil con una caída del 6.5% a pesar de haber llegado hasta el 7%. El precio final fue de 25.185 yenes, lo que se traduce a 222 euros o 243 dólares. ¿Se merece Nintendo este castigo habiendo presentado uno de los mayores bombazos actualmente?.

El descenso sorprende más aún con las cualidades que se presentaron en el vídeo. Nintendo Switch pretende revolucionar el mercado creando una consola de sobremesa pero capaz de transportarse a cualquier sitio y jugarla. ¿Acaso eso no es el sueño de todo gamer?.

Las compañías “tochas” como Bethesda, Activision, Ubisoft o From Software fueron reflejadas como compañías colaboradores con la gran N. Eso quiere decir que habrá juegos de estas compañías para Switch. Vale, quizá haya dudas de la potencia gráfica de la consola, pero… ¿por qué así tan pronto la caída? ¡Si todo apunta a que irá bien!.

Sin embargo, no podemos olvidar los juegos propios de Nintendo, tales como Splatoon, The Legend of Zelda: Breath of The Wild o un nuevo Super Mario. Las auténticas joyas de la corona de la consola, vamos. Qué rápido pierde la gente la confianza en una de las grandes…

Nintendo Switch llegará al mercado el próximo marzo de 2017. No se sabe precio, no se saben especificaciones técnicas, pero una cosa sí es clara: su intención es la de revolucionar el mercado.