Uno de los Ace Combat más queridos da el salto a los gráficos Full HD. Veámos qué tal le sientan con el análisis de Ace Combat 5: Jefe de Escuadrón Remastered para PS4.

No fue un movimiento nada común el incluir un remaster de un juego, algo viejuno, como incentivo de una edición deluxe. Tal ha sido el caso de Ace Combat 7, el cual nos ha traído esta actualización de la quinta parte de la saga. ¿Qué tal estará? Os estaréis preguntando. Pues bien, para eso estoy aquí, para contároslo con el análisis de Ace Combat 5: Jefe de Escuadrón Remastered para PS4.

De partida os puedo decir que su toque majestuoso sigue intacto e impecable, con una apuesta jugable que impacta, una trama azucarada para su tiempo y una capacidad audiovisual que hizo las delicias de los jugadores allá por el 2005.

El modo historia tendrá bastantes cinemáticas que servirán para comprender las personalidades de cada piloto y el contexto bélico en el que están sumidos.

Empaquetando el remaster con una nueva factura técnica

Primero os voy a contar las novedades que frente a su versión original. Esta se lanzó en 2005 en terreno europeo y hacía gala de un motor gráfico bastante interesante que permitía la recreación de aviones con total fidelidad. No obstante, se mostraba algo parco a la hora de generar los escenarios y con dificultades para tratar las líneas del HUD.

En la actualidad, estos problemas solo han sabido destacarse más. Debido a que la resolución asciende a los 1080p, las costuras del juegovídeo se han vuelto más que notables.

Los modelos de los aviones presentan texturas algo dañinas para la retina, sobre todo aquellos que tengan formas más complicadas de generar, dejando cortes y dientes de sierra que son atroces. El fondo de los escenarios, cuando nos acercamos volando, sufre del efecto textura estirada, algo que ya era visible en los tiempos de PS2, pero que ahora asusta a niveles importantes.

Durante el modo historia, se nos plantearán decisiones a las que debemos responder. Realmente son algo estético y no trascienden en la trama para nada.

Las líneas del HUD, con ese verde chillón, también intentarán dejarnos ciegos cada vez que nos fijemos en ellas. Al menos, las explosiones, chemtrails, ráfagas y efectos de luces, consiguen solventarse a un gran nivel en la actualidad.

Se agradece el aumento de resolución y que la pantalla se adapte al formato 16:9 en los momentos in-game. Pero una pena que el trabajo de remasterización no se extendiese al resto de elementos gráficos, en vez de limitarse solamente a la resolución.

Podremos escoger entre tres modos difentes para enfrentar el videojuego. La más completa y pulida es la internacional (la seleccionada en la captura).

Nuevas características y el esfuerzo por adaptarse a los tiempos actuales

A pesar de que he dicho que la pantalla se adapta a los 16:9, solo lo hace en los momentos en los que controlamos el avión. En los menús y títulos, estaremos operando en 4:3, dejando unas bandas negras laterales. También se aplica a la resolución, los 1080p no están implementados en los rótulos y pantallas de carga, dejando un contraste amargo al navegar entre los menús.

Tiene toda la pinta de que esta remasterización se entregó con prisas, adaptando lo mínimo e indispensable para decir, oye, que esto está remasterizado, culpable. No obstante, incluye algunos contenidos que sorprenden, como que podamos disfrutar de la 3 versiones existentes del título en 1. Es decir, la occidental, la japonesa o la internacional (japonesa con cambios que salió un año después de la original).

Entre ellas, existen algunas diferencias, pero poca cosa. La mayor reside en el modo arcade, el cual en la occidental son las mismas misiones de la campaña pero cortando la parte narrativa, mientras que en la japonesa tenemos misiones inéditas y más complicadas, basadas en los Ace Combat Arcade de recreativas niponas. La internacional, por su parte, incluye lo visto en la modalidad japonesa pero con más cantidad de misiones, por lo que se convierte en la mejor opción a tener en cuenta de las 3.

Al finalizar cada misión, tendremos una repetición de la misma donde podremos ver nuestras hazañas desde diferentes perspectivas.

En lo relativo a los ajustes, la internacional trae consigo los vistos en la occidental, dejando a la japonesa como la menos pulida. No obstante, escoger en qué versión jugamos afecta al doblaje. Como es obvio, la occidental vendrá con las voces en inglés, la japonesa con voces niponas, mientras que la internacional vendrá también con el doblaje yankee.

Por lo demás, las 3 versiones siguen ofreciendo los clásicos créditos para comprar aviones, farmeables en el modo historia, a base de derrotar blancos y completar misiones con las mejores marcas de tiempo posibles. Hasta 60 podemos almacenar en nuestro hangar, todos basados en modelos reales con sus respectivas características, como acostumbra la saga. Podemos escoger avión para nosotros y nuestros camaradas al iniciar las misiones, creando así escuadrones variopintos según nuestras necesidades.

La distrbución geográfica vuelve a ser el punto de inflexión del conflicto entre Osea, Eurusea y Los Balkianos.

Un precedente en jugabilidad que sigue marcando escuela a día de hoy

Los controles, en su día, hacían énfasis en los cabeceos y el tener que apostar el avión para girar era una rutina que los jugadores de Ace Combat teníamos grabada a fuego. Desde Assault Horizon la cosa se fue suavizando en demasía, hasta el punto que se instauraron dos tipos de control en Ace Combat 7.

El primero se pensó para jugadores noveles, y permite girar usando solo la palanca analógica de forma sencilla. El segundo perpetuaba el sistema clásico, aunque eso no quita que se fuera puliendo hasta sentir una ligereza con los aviones pasmosa.

Ace Combat 5 incluía ya algo parecido en su día, pero para esta revisión se decidió optar por aplicar los esquemas de Ace Comat 7. La verdad es que ha sido la decisión más acertada, generando una simbiosis con el mando genuina a la hora de pilotar, independientemente del sistema que hayamos escogido.

El Modo Arcade tendrá su trama separada, aunque solo sirve para dar un contexto simple a los engargos que nos manden.

No obstante, el juego “pilota” muchos problemas que chirrían a día de hoy. El primero y más notorio es la ineficacia del armamento en algunos momentos. La ametralladora queda relegada a dog-fights excesivamente cercanas, dejándola como una herramienta inútil en el 90% de las situaciones, mientras que la munición nos dejará vendidos en muchas ocasiones, obligándonos a reiniciar los niveles, puesto que la solución es acudir a la ametralladora y nope.

Quitando eso, la cantidad de virguerías que podemos hacer con los bólidos aéreos sigue siendo satisfactoria. De hecho, en estos temas apenas difiere con la séptima parte, dejándonos duelos y momentos para el recuerdo.

Cuanto más si sabemos sacar partido de la mejor baza de este Ace Combat: Las órdenes para el escuadrón, y es que el subtítulo del juego no es solo por postureo. Con la cruceta podemos dar comandos sencillos a otros 3 aviones que nos acompañan. Pueden atacar, defenderse, agruparse o dispersarse, para realizar cazas individuales.

Aunque parezcan pocas opciones, la verdad es que la chicha viene en saber gestionarlas. Elaborar sinergias con nuestras capacidades a los mandos y las órdenes a nuestros compañeros es clave para salir airosos de sus niveles, sobre todo tirando hacia el final, pero también es importante para sacarle el jugo a su propuesta. Ya os digo, si domináis este apartado, Ace Combat 5 se vuelve el más gozoso de la saga.

No toques lo que ya sabes que funciona

Y eso es la banda sonora, culpables. Keiki Kobayashi, como os comenté en el análisis de Ace Combat 7, está considerado uno de los compositores para videojuegos más importantes en su tierra natal. Para este título en concreto, echó mano de tres colegas más para una soundtrack que viola los sentidos.

No llega a los niveles supremos de Ace Combat 4. En mi más sincera opinión, ningún Ace Combat ha llegado tan lejos en su factura musical, pero aun así se firmaron aquí una serie de pistas que son un placer de deleitar.

En cuanto a calidad de sonido, se ha remasterizado lo suficiente para no notar el biteo del audio, aunque no he visto ninguna opción para habilitar 5.1. Como sucede con el apartado gráfico, se ha remasterizado lo justo y necesario. Algo que también ocurre con las voces de los aviadores, las cuales escuchamos sin que haya nada que nos chirríe pero tampoco nada que impacte para bien.

La recreación del cielo y los aviones sigue sintiéndose genial, aunque el acabado general es bastante pobre.

Volver a dirigir el escuadrón podría haber sido más espectacular

Ace Combat 5 fue uno de los grandes de su saga y de su género. Algo que queda patente cuando redescubrimos sus niveles, llenos de técnica y parsimonia, sin contar con su excelentísimo uso de la OST. No obstante, el tiempo no pasa de balde y aplicarle una remasterización superficial no ha sido suficiente.

De volcarse un poco más con las texturas, tratar mejor a los menús y raspar algunas asperezas en las ideas jugables, habría sido un remaster para recomendar a gritos.

Análisis de Ace Combat 5: Jefe de Escuadrón Remastered para PS4
Volver a liderar el escuadrón 108 a través de su historia siempre es un placer.La OST sigue manteniéndose epiquísima.Dar órdenes al resto del escuadrón crea situaciones jugables muy satisfactorias.Poder disfrutar de todas las versiones del juego en un solo título.
El juego demanda un lavado gráfico urgente, más que aumentar la resolución sin más.Algunas mecánicas quedaron obsoletas y palidece frente a otros Ace Combat más modernos.Los menús y HUD siguen viéndose a resluciones bajas y formato 4:3Podrían haber aprovechado la ocasión para implementar el modo online que se descartó en su tiempo.
7.6Nota Final
Apartado Gráfico5.6
Apartado Narrativo8
Música & Sonido9.5
Jugabilidad8.3
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of