Análisis de 9 monkeys of Shaolin

Nos ponemos en nuestro momento zen para repartir estopa de la buena con nuestro análisis de 9 monkeys of Shaolin.

El estilo de juego de los antiguos arcade no ha caído en el olvido, culpables. El éxito de Streets of Rage 4, más allá de sus fans de siempre, así lo ha demostrado. Por ello, no nos extraña nada ver esa fórmula repetida en nuevas obras. Y, a pesar de que en lo personal estaba clamando por una adaptación nueva de Cadillacs and Dinosaurs, nos hemos quedado con cosas más mundanas y realistas… dentro de todo lo realista que pueden ser un grupo de monjes repartiendo estopa. Ojito con el análisis de 9 monkeys of Shaolin, culpables.

Análisis de 9 monkeys of Shaolin

Un inicio humilde, pero que sabe poner los puntos sobre las íes

Seamos sinceros, en los juegos anteriormente nombrados la historia no era un punto fuerte. La cosa requería una acción inmediata, y prácticamente cualquier excusa valía para liarse a dar mamporros. Porque, ¿qué sentido tenía que hubiera dinosaurios en la actualidad? Ninguno, pero molaba. La cosa es que en 9 monkeys of shaolin han querido obviar este elemento, dándole un enfoque que nos haga acercarnos al protagonista, de forma directa y efectiva. Y, por qué no decirlo, molona.

A fin de cuentas, el título comienza hablándonos de una antigua orden de monjes que se dedican a mantener la paz por la zona. Vienen a ser los guardianes de todo ello, entrenándose para proteger al débil e indefenso. Pero, ¿qué ocurre? que no son omniscientes, ni ultra poderosos, son seres humanos, al fin y al cabo. Es por ello por lo que, cuando se enteran de que un grupo está atacando las ciudades cercanas, se lanzan al rescate. En el caso de Wei Cheng, nuestro protagonista, esta ayuda llega tarde. Toda su aldea ha sido arrasada, y sus amigos y familiares han sido aniquilados.

Nuestro joven pescador se libra por los pelos, pero, por supuesto, clamará venganza, motivo por el cuál se unirá a los monjes en su lucha. Así que bo en mano tocará enfrentarse a enemigos por doquier. ¡La sangre llegará al río!

Golpea, esquiva y haz uso de tu entrenamiento

Podéis esperar que, con las referencias a las que he hecho alusión antes, tengamos un sistema de combate parecido. Y así es, culpables. 9 monkeys of shaolin nos presenta pequeños escenarios de avance lateral que nos invitarán a llegar del punto a al b. Punto en el que nos encontraremos al jefe mazado de turno que nos dará para el pelo. Sí, el título bebe completamente de ese tipo de juegos y eso se nota desde el minuto 1.

Y lo cierto es que lo hace de manera muy acertada. Nuestro repertorio de movimientos comenzará de manera muy básica, pero tremendamente completa. Veréis, además de los botones clásicos para dar un golpe fuerte, otro débil o esquivar tenemos cosas como el «parry». No es un «parry» per sé, solo un movimiento que nos permitirá bloquear el ataque del enemigo, haciendo que su ataque no surta efecto si lo utilizamos en el momento justo.

Por supuesto, no podremos usar esto a lo loco, dado que tiene unos segundos de reutilización. Segundos bastante preciosos, la verdad, porque un buen grupo de enemigos puede ponernos contra las cuerdas si no nos andamos con ojo. Y es que, evidentemente, con cada golpe que recibamos nos quedamos expuestos durante otros microsegundos, momento en el que otros enemigos pueden aprovechar para darnos alguna castaña. Aunque huelga decir que la inteligencia y cadencia de estos, en el modo normal, no ofrece mucho reto. Son bastante simples, y sólo te pondrán en un aprieto si te arrinconan entre varios en el escenario.

Pero, como decimos, esto es lo más básico. Conforme vayamos avanzando podremos obtener diversas mejoras, pudiendo cargar ataques, aumentar nuestros combos y demás, sin olvidar que podremos conseguir mejor equipamiento para que llevar la venganza sea aún más satisfactorio. Todo ello, claro está, es gracias a los monjes con los que confraternizaremos. Su templo será nuestra base de operaciones, lugar en el que podremos mejorar nuestro árbol de habilidades, cambiar nuestro equipo o elegir nuestro siguiente destino, que nos permitirá obtener una recompensa u otra.

¿Parece divertido, verdad? Pues sumadle a eso un segundo acompañante. Sí amigos, el título, como no podía ser de otra forma, permite que podamos jugar con un amigo a nuestro lado, que encarnará a uno de los monjes del templo. Mano a mano podréis superar la historia del juego sin mayor complicación… siempre dependiendo de vuesta habilidad y compenetración, claro está. Sobre todo en los jefes. Esos malditos son una auténtica esponja de golpes, y tienen habilidades que harían temblar al mismísimo ninja púrpura.

Un diseño muy Zen

¿Sabéis qué, culpables? No me esperaba la calidad que me he encontrado al hacer este análisis de 9 monkeys of shaolin. Hablo de calidad artística, ojo. Y es que cuando se nos narran escenas vemos unas bonitas ilustraciones en las que dan ganas de perderse pese a su simplicidad. Una pena que estas sean tan contadas porque, bueno, al fin y al cabo ya lo hemos dicho: aquí venimos a pelear. ¿Qué ocurre con el resto de entornos y diseños del juego? Pues la verdad es que están bastante bien, cumplen y te trasladan al corazón de la china más rural. Tenemos contrastes día noche, escenarios con elementos a romper… e incluso trampas que nos pondrán en aprietos con diseños bastante conseguidos. En general, en lo visual cumple bastante, si bien echamos en falta más variedad en los enemigos.

Respecto a la música, tenemos el juego doblado a un inglés bastante decente. Y para aquellos que aún le teman: tranquilos, el juego está traducido al castellano, por lo que no vais a tener problema alguno con los elementos que se muestren en pantalla.

En la posición del guerrero

Lo cierto es que, sin ser una maravilla que rompa moldes, 9 monkeys of shaolin cumple y mucho con el estilo de juego que es. El juego se hace muy divertido y ameno de jugar, a la par que tiene un diseño de niveles e interfaz muy atractivos. Podemos achacarle la falta de variedad de enemigos o su corta duración, pero nada que desentone realmente con lo estipulado en este tipo de género. Si sois fans de este estilo, sin duda os hará pasar un buen rato.

Análisis de 9 monkeys of Shaolin
Nos gusta
El diseño y detalle de sus niveles
El arte de las escenas narrativas
La variedad de movimientos que podemos obtener
Puede mejorar
Vemos poca variedad de objetos que poder usar
Se hace bastante cortito
La inteligencia de la IA deja que desear
7.4