Tutatis nos ha acompañado para hacer de lo más ameno nuestra aventura junto a los galos. Por consiguiente, allá va el análisis de Astérix y Obélix XXL 2.

No es la primera vez que los galos más famosos de todos los tiempos dan el salto al mundo de los videojuegos. Ya desde la mítica Atari estuvieron repartiendo tollinas a diestro y siniestro, y ahora vuelven a varias plataformas. Pero no con una aventura nueva, ya que eso queda para más adelante con la llegada de Astérix y Obélix XXL 3. Por ahora, nos centraremos en el análisis de Astérix y Obélix XXL2, el remaster que aterrizó hace unos días en nuestras consolas.

Buscando a Panoramix desesperadamente

El título comienza de una manera simple, pero contundente: Panoramix, nuestro querido y entrañable druida, ha traicionado a sus colegas, uniéndose a los romanos. Por suerte, Sam Shieffe, un traidor romano, nos avisa de este hecho. Así pues, pese a las reticencias iniciales de Astérix, éste y su fiel compañero Obélix parten a Las Vegum por orden de Abradacurcix, para así traer de vuelta al druida de la aldea, a la par que resolver el motivo de su partida.

Por supuesto, los romanos no van a dejar tan alegremente que campemos por su territorio, por lo que tocará hacer uso de todas nuestras habilidades para superarlos. ¿Y cómo se consigue eso? Pues con la pericia de Astérix y la fuerza de Obélix. Sin olvidarnos del pequeño Ideáfix, que echará una pata siempre que pueda. Lo cierto es que esta trama bien podría servir para uno de los cómic originales, desarrollando una trama fluida a la par que divertida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Porque sí, con cada evento nos lo pasaremos realmente bien. Todos los personajes, incluso los inéditos de este juego, están bien construidos. Gracias a ellos los gags son de lo más recurrentes, dotando de mucha frescura a cada escena. Porque, a fin de cuentas, esto es un plataformas, por lo que la trama sirve más como una excusa para explorarlo cada rincón del escenario.

¡Romano vaaaaa!

Teniendo bien clara nuestra misión, llega el momento de llevarla a cabo. Para ello, como hemos mencionado arriba, tocará unir las fuerzas de Astérix y Obélix. Da igual que tengáis un favorito: los dos van a tener el mismo protagonismo, pudiendo cambiar entre uno y otro en cualquier momento. Aunque, claro, determinados tramos sólo serán desbloqueables gracias a uno de los dos.

Con ello en mente, nos enfrentamos con un plataformas de los de la vieja escuela. En serio, si habéis vivido la época en la que salió el original, sabréis de lo que hablamos. Mientras lo jugábamos, nos venía a la mente títulos tales como el primer Jak & Daxter o los Spyro de PS2, por nombrar alguno. Cada segmento del juego destila aroma a un estilo que ya no se usa con tanta asiduidad, pero que tiene mucho que ofrecer.

Y es que los plataformas, de por sí, suelen envejecer bien. No necesitan grandes cambios salvo pulir un poco su aspecto y mejorar los controles. Y en Astérix y Obélix XXL 2 esto también se cumple, como no podía ser de otra forma. La libertad de movimiento es maravillosa, y aunque el movimiento se nos hizo algo lento, los escenarios tenían los suficientes elementos de por medio para mantenernos entretenidos y con objetivos en mente para que se nos olvidara este pequeño detalle. Además de contar con el viaje rápido entre zonas, por si las moscas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y es que además de los puzzles, los combates están a la orden del día. Demasiado a la orden del día, de hecho. Nos hemos cansado un poco de tantos romanos, pues a veces llegaban a saturar, haciéndonos optar por terminar el puzzle ignorándolos. Y es que se pierde un tiempo precioso con ellos a la hora de derrotarlos. Tiempo que nos puede jugar una mala pasada, sobre todo, en las fases contrareloj.

En estas, se nos insta a acabar con un determinado número de enemigos en un tiempo concreto. La verdad, todo sería mucho más sencillo si muchos de los locos romanos no se dedicaran a perder tiempo corriendo cuando vas a golpearles. Que sí, que deben estar asustadísimos, pero perseguirles nos harán perder esa fase, obligándonos a repetirla varias veces. Eso cuando la cámara no te juega una mala pasada. Que la va a jugar. Siempre. Es un pequeño caos.

Sí, podríamos bajar la dificultad para que estos cayeran antes, pero el problema sigue estando ahí. Aunque, por suerte, estas fases, junto a la de eliminar a un determinado número de enemigos son recurrentes, pero no las tendremos a cada segundo, lo que es de agradecer. Golpear a unos cuántos que nos pillen de camino nos desestresa más incluso.

¡A ese yo le conozco, por Tutatis!

Uno de los puntos fuertes que podríamos destacar del juego es, sin duda, su apartado artístico. En serio, el colorido, el detalle de cada escenario es simplemente fantástico. Más de una vez nos hemos parado a admirar determinados puntos, ya que no queríamos perdernos nada. Más aún si tenemos en cuenta la cantidad de guiños y cameos que tenemos en el juego. Desde enemigos que se parecen al Mario de Super Mario Sunshine, pasando por Sonic, sin olvidarnos de nuestro traidor favorito, Sam Shieffer, haciendo las veces de Sam Fisher.

En serio, cada uno de estos elementos hacen que te enganches más y más al juego. Vas a querer seguir jugando para ver qué cameo te espera en la siguiente columna. Pero, por supuesto, no nos olvidamos de nuestros protagonistas. Todo el juego tiene su impronta, al fin y al cabo. El diseño de los galos, dándonos a elegir entre el creado para el juego y el original, es tremendamente fiel.

A su vez, el lavado de cara del remaster se nota, y con ganas. Es que da gusto verlo de lo bien hechos que están. Y si no me créeis, basta con ver la comparativa entre el juego normal y las cinemáticas. Estas se han dejado tal cual estaban en el original. Ya no sólo hablamos de texturas o de pulido, es que hasta el uso de sombras y colores entra por los ojos para no irse.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero no todo lo que importa es la fachada, ¿verdad? Por supuesto, un buen acompañamiento musical es necesario. En este caso, podemos decir que cumple sobremanera. XXL 2 cuenta con temas variados y pegadizos, que cambian el ritmo y estilo dependiendo del momento y los enemigos a los que nos enfrentemos. Pero, como siempre, hemos de poner un contrapunto aquí. A pesar de todo, algunos temas, como es normal, se reutilizan. Sin embargo, por este mismo motivo, en muchas ocasiones nos hemos hartado de escuchar diversas melodías.

Caso aparte es el doblaje. Al igual que las cinemáticas, se ha mantenido el doblaje original del juego. Eso equivale a algunos errores al llevar el título a consolas, como decir tecla en vez de botón, por ejemplo. También nos hemos encontrado zonas en las que, por alguna razón nuestros personajes empezaban a hablar en otro idioma, haciéndote sufrir un poco por no poder disfrutar en toda su esencia del doblaje en castellano.

Conclusiones del análisis

Astérix y Obélix XXL 2 es un juego que no es de esta época, y se nota. El lavado de cara le ha sentado estupéndamente gráficamente hablando. Pero las constantes jugarretas de la cámara, unido al tedio de tener que enfrentarse a miles de romanos cada vez, con unos movimientos un tanto limitados, pueden echar para atrás a los jugadores. No parece que case con lo que se estila actualmente.

Pero estos elementos no forman el todo del título. Es tremendamente carismático, divertido y sabe ofrecer la fusión de conceptos adecuada. Como título de plataformas es la mar de completo. Si os gusta el género, o sois fans de los galos, sin duda vais a disfrutarlo como nada. Si, por el contrario, quieres darle un tanteo a este género por primera vez, te aconsejamos que empieces por otros que van a mostrarte una cara más amable.

Artículos relacionados

Análisis de Astérix y Obélix XXL 2 para PlayStation 4
Todos los detalles y guiñosEl doblaje al castellanoEntretenido y completo en todas sus facetas
Odiamos a la cámara con toda nuestra alma. Y ella a nosotros.El olor añejo no se le quita, y puede echar para atrás
7.5Nota Final
Diversión7.5
Jugabilidad7
Gráficos8
Sonido7.5
Puntuación de los lectores 1 Voto
7.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of