Utiliza tus manos para portar espadas, ballestas o varitas, y explora las diferentes mazmorras en el análisis de Crimson Keep para PC.

Comentamos esto de manera específica puesto que lo único que veremos de nuestro personaje será eso, sus dos manos. Bueno, y las armas que portemos por supuesto. El título que también ha salido para Nintendo Switch, nos propone descender mazmorra a mazmorra hasta nuestra muerte. Os lo explicamos con más detalle en nuestro análisis de Crimson Keep realizado en PC.

El equipo de desarrollo llamado Team Crimson, nos trae una obra indie en la que deberemos aventurarnos en las profundidades. Comenzaré por decir que el simple argumento del juego, es una mera excusa para que nos pongamos a matar trolls, esqueletos y demás bestias del averno.

análisis de Crimson Keep

Explorar a fondo nos permitirá ir mejor equipados a la siguiente mazmorra

¿Qué te cuentas?

Tomamos el papel de un aventurero que antes vivía en el pueblo de Larkstead. Cuando este lugar fue destruido treinta años atrás por una demonio, nos convertimos en prisionero. Ahora, hemos sido desterrados a unas oscuras mazmorras subterráneas. Nuestra única esperanza de escapar, es explorar estas grutas en busca de equipamiento para sobrevivir. Por supuesto por el camino encontraremos multitud de enemigos que tratarán de eliminarnos.

El objetivo aparte de no morir, será encontrar el Crimson Keep que le pone nombre a la obra. Este será el único modo de hallar nuestra salvación. Sin apenas explicar nada más, durante el transcurso de la aventura iremos encontrando pistas que nos contarán el lore del juego. Bien sea de personajes que nos contarán sus breves historias, o de pequeños textos que descubramos. Aún así apenas tendremos detalles acerca de la misma, por lo que a este apartado no le haremos mucho caso.

análisis de Crimson Keep

El tutorial deberemos repetirlo siempre que comencemos de nuevo, menos mal que lleva un minuto apenas.

Escoge tu dificultad

Comenzaré por comentar que el título es una especie de roguelike, en el que si morimos comenzaremos desde cero. Ni conservaremos armas o equipamiento, ni los niveles que hayamos conseguido. Esto puede echar para atrás a más de uno. Menos mal en parte que los calabozos se generarán de forma aleatoria. Es decir que no veremos 2 veces el mismo laberinto, aunque los escenarios serán similares. Por lo menos así dará algo menos de pereza el comenzar de nuevo.

Al comenzar tendremos tres personajes diferentes para elegir, El Berserker, La Bruja o El Trotamundos. Aunque cualquiera de ellos podrá portar cualquier tipo de arma o atuendo tendrán algunas diferencias.

El primero será el mejor para el cuerpo a cuerpo y tendrá algo más de vida al inicio. La segunda portará una varita con la que podrá atacar a distancia o golpear con ella, aunque no causará mucho daño de este modo. Sus ataques con este arma se gastarán, por lo que si no encontramos algún pergamino que la recargue las pasaremos canutas. Por último cogerse al trotamundos será como activar el modo muy difícil. Empezaremos sin armas, con menos barra de vida y menos espacio en nuestro inventario.

Durante nuestro viaje iremos encontrando varios objetos con los que equipar y mejorar a nuestro avatar. Estos irán desde mejores armas, pergaminos de ataque, partes de armadura que aumenten la vida o pociones y comida. Algunos los encontraremos al romper cajas o barriles, otro estarán en cofres y algunos enemigos soltaran alguno al morir. Esto último la verdad es que no está muy bien compensado, ya que hay que terminar con bastantes para que dejen caer recompensas.

Combate a dos manos

Como ya hemos comentado, de nuestro héroe sólo podremos ver sus manos y lo que sostengan. Espadas, hachas, escudos, varitas, ballestas… Lo típico de este tipo de juegos. A la hora de combatir que es lo principal junto con la exploración, el juego demuestra algunas carencias. Eso sí, estamos hablando de un juego indie desarrollado por 2 personas, que es algo a tener en cuenta. Aún así tras jugar a otras obras similares, el combate es un poco tosco y repetitivo.

A la hora de atacar no hay ningún tipo de combo, simplemente pulsar el botón y ver una de las dos o tres animaciones diferentes que hay por arma. Para defendernos tendremos una esquiva que se va gastando, aunque se recarga sola con el tiempo. No podremos cubrirnos a no ser que encontremos un escudo, y creedme cuando digo que son muy escasos. Ah, y tienen su barra de resistencia por lo que pueden llegar a romperse.

Como dato positivo cada arma tiene su nivel de daño, rango y velocidad de ataque. Esto hace que se note la diferencia de manejo un espadón a dos manos o una espada menos pesada por ejemplo. Lo que sí será vital es aprenderse los patrones de ataque de los diferentes monstruos. Aquí las pociones o la comida con las que regeneramos nuestra barra de salud son escasas, por lo que recibir el menor daño posible cobra mucha importancia. Más aún sabiendo que la muerte es permanente.

Siempre se puede mejorar

Nuestro héroe podrá mejorar según la cantidad de enemigos que eliminemos. Cada nivel cuenta con sus propios atributos, y cada vez que ascendamos escogeremos uno del que nos corresponda. Los otros no podrán elegirse a posteriori. Bueno, cuando muramos y comencemos de nuevo sí. Estos, exceptuando los de la primera rama serán diferentes en cada partida, al igual que las mazmorras. Las opciones irán desde un nuevo ataque especial, recuperar mayor cantidad de vida con las pociones o hacer más daño con las armas.

En cuanto al tema del sonido, la verdad es que es bastante normalito. Con pocas melodías aunque no son malas, y unos efectos bastante simples. Apenas te darás cuenta de ellos, excepto por cómo se ríen los esqueletos cuando les matas. Poco más que decir de este apartado.

análisis de Crimson Keep

En el inventario equiparemos a nuestro héroe y le mejoraremos

Conclusiones

Una experiencia entretenida y que incluso consigue enganchar en ocasiones, al intentar llegar más que en la anterior partida. Los que gusten de juegos difíciles tienen aquí un filón. Eso sí, gráficamente flojo y con diseños de enemigos simples aunque con variedad de ellos. Su aspecto sonoro tampoco destaca, aunque sus melodías no son malas. Aunque su precio no es muy elevado, y por 12,74 euros lo tenemos en Steam, no es apto para cualquiera. Más aún teniendo otros títulos superiores como Moonlighter por ejemplo.

Allons-y!

Artículos relacionados

Análisis de Crimson Keep
EnganchaA los que gusten de retos les encantaráSu precio
Gráficamente desfasadoControles simplesSin apenas argumento
6.3Manos a la obra
Gráficos6
Jugabilidad6
Diversión6
Durabilidad7
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of