análisis de Dawn of Fear

Análisis de Dawn of Fear para PlayStation 4

De manera similar a lo visto en las sagas de Resident Evil o Silent Hill, rememoramos el survival horror más clásico en nuestro análisis de Dawn of Fear.

La iniciativa PlayStation Talents iniciada por Sony Interactive Entertainment España, ya ha ayudado a que muchos desarrollos patrios lleguen a buen puerto. Gracias a eso, hemos podido disfrutar de obras como Submersed, Treasure Rangers, Dogchild o Deiland. Todos ellos trabajos independientes, que quizá de otro modo hubiesen tenido más problemas para ver la luz. Hoy venimos a hablaros de otro de esos casos en nuestro análisis de Dawn of Fear.

El pequeño estudio valenciano Br0k3nsite, es el encargado de traernos una aventura inspirada de manera clara por las sagas Resident Evil, Alone in the Dark y en menor medida también de Silent Hill. De los títulos de Capcom toma prestada su jugabilidad, los planos estáticos y el hecho de que la mayor parte de la acción transcurre en una peculiar mansión. Por otro lado, de la obra de Konami recupera una banda sonora con ese toque siniestro, los inquietantes ángulos de cámara y que esta se mueva con nosotros en algunas zonas.

De esta manera y como ya habéis podido adivinar, estamos ante un survival horror en tercera persona, en el que nos tocará explorar a fondo todos los escenarios en busca de llaves y objetos que nos permitan resolver puzles y acceder a nuevas zonas. Obviamente en el camino nos encontraremos enemigos que nos pondrán las cosas un poco más difíciles. Todo ello con un claro regusto a aventura clásica, de esas que tantos sustos y alegrías nos han dado. Aunque en este caso, con las limitaciones que sufre al venir de un estudio tan pequeño.

análisis de Dawn of Fear
Nos esperan puzles y exploración a la antigua usanza

Argumento manido

El juego narra la historia de Alex, un estudiante de bellas artes que pierde a su padre y hermanastro en un accidente de coche. Por desgracia, su madrastra no supera este suceso y se quita la vida. Por este motivo, el joven se ve obligado a volver a la mansión donde creció para reclamar su herencia. Pero una vez en el lugar, todo se tuerce y quedamos encerrados sin salida. Mientras buscamos el modo de escapar, descubriremos las atrocidades que han ocurrido en nuestra ausencia.

Como veis su trama no es nada original, aunque tampoco lo pretende. Todo en Dawn of Fear, es un claro homenaje a los títulos que pudimos disfrutar en los 90. Aquí lo importante son las sensaciones que pretende transmitirnos el juego, muy similares a lo que sentimos al entrar en la mansión de Umbrella.

análisis de Dawn of Fear
Tendremos que recorrer la mansión para descubrir lo sucedido y buscar una salida

Mecánicas clásicas

En el lado jugable lo clavan, con un control al apuntar casi igual que en Resident Evil. Así que ya sabéis que Dawn of Fear no va a ser un paseo. Más aún teniendo en cuenta que la munición y los botiquines se pueden contar con los dedos de una mano. Por ello cada bala cuenta y no podemos desperdiciarlas. Por suerte contamos con el mítico cuchillo y al menos al movernos, si podremos hacerlo de manera inmediata en cualquier dirección, haciendo más sencillo esquivar a los enemigos. Aún así, la impresión de estar indefensos ante los zombies de esta clase de títulos se mantiene.

A este hecho ayudan sus cámaras fijas, que en ocasiones no nos permiten ver lo que hay a la vuelta de la esquina. Nada que no sepamos ya, y que nos obliga a estar siempre en tensión. Encima hay que tener en cuenta, que de dos o tres mordiscos estaremos muertos, lo que hace aún más exigente la aventura. Además no tenemos en pantalla ningún indicador de nuestra vida. En su lugar llevamos encima un cuaderno que se irá estropeando y llenando de manchas de sangre, según nuestras heridas.

Algunos ángulos de cámara son espectaculares aunque poco prácticos

Death Note

Este método es original, pero no muy práctico a la hora de evaluar nuestro estado de salud, aunque nos terminamos acostumbrando. Para reponerlo nos tocará tirar de botiquines, los cuales tampoco abundan, así que debemos usarlos con precaución. Además, esta libreta es en la que podemos consultar las notas que nos encontramos, equipar las distintas armas que llevamos y usar los diferentes objetos con los que resolver puzles.

Hablando de los cuales, a lo largo de la aventura vamos a encontrarnos con varios rompecabezas no muy diferentes a lo visto en otros exponentes del género. Llaves para abrir determinadas puertas, mecanismos que desvelan nuevas estancias, o cajas fuertes necesitadas de sus respectivos códigos. De nuevo nada que no hayamos visto ya en incontables ocasiones. Además no son particularmente difíciles.

Gráficos y sonido

Por otra parte el apartado gráfico es donde más flojea el título. Esto como es obvio, viene dado por su condición de obra independiente. Es normal pues, que nos encontremos con un modelado del protagonista simple, unas texturas menos inspiradas de lo habitual, o la nula IA de los enemigos unido a una cantidad diferentes de ellos irrisoria. Aparte de los jefes, he contado únicamente tres tipos de zombies. Está claro que lo económico, ha debido de pesar mucho en el desarrollo.

Donde sí luce algo mejor Dawn of Fear es en el diseño de los escenarios. Y es que pese a encontrarnos en una mansión, existe más variedad en estos de lo que se puede pensar en un principio. Pasamos por las típicas y esperadas habitaciones, celdas, oscuros sótanos o un invernadero. Todos ellos bien recreados, con una ambientación tétrica muy conseguida y cargados de espeluznantes detalles. Lo malo es que en ocasiones, hemos sufrido un bug que al pasar de una zona a otra, hace que esta no se cargue por completo. Así que debemos salir y volver a entrar. Es una pena.

En cuanto a su apartado sonoro alterna algunas buenas composiciones, con otras menos inspiradas. Además aparte de los gruñidos de los diferentes zombies, no se escucha palabra alguna a lo largo de la aventura. Todo lo conoceremos gracias a los subtítulos, que por suerte se encuentran localizados a nuestro idioma. Pero vamos, el título no destaca especialmente en este campo.

Este homenaje lo pilláis todos ¿No?

Conclusiones

Dawn of Fear es un juego que no innova ni lo pretende, es más un homenaje a títulos clásicos como Alone in the Dark o Resident Evil. Su desarrollo es similar a estos, a base de exploración y resolución de sencillos puzles.  Entretiene y si sois fans del género os gustará, aunque se nota su condición de obra independiente sobre todo en su apartado técnico. El problema principal de esto lo sufrimos con algunos bugs que sin llegar a estropear la experiencia, la hacen más molesta. Aún así es un pasatiempo muy disfrutable si podemos pasar por alto sus defectos.

Allons-y!

análisis de Dawn of Fear
Análisis de Dawn of Fear para PlayStation 4
Coonclusiones
Survival horror clásico aunque de presupuesto limitado. Recicla ideas de sagas míticas, y nos devuelve a tiempos pasados. Sus puzles son sencillos y hay poca variedad de enemigos, pero lo disfrutaremos bastante.
Nos gusta
Su sabor a survival horror clásico
Los pequeños homenajes como la máquina de escribir
Recordar viejos tiempos
A mejorar
Su apartado técnico necesita una revisión
Algunos bugs
Poca variedad de enemigos
6.6
Análisis de Dawn of Fear