La saga Everybody’s Golf entra en la realidad virtual haciendo gala de su principal virtud: la diversión por bandera. Aunque olvida mucho por el camino.

Everybody’s Golf es uno de mis juegos favoritos de PlayStation. Sí, es un juego de golf, pero tiene la suficiente fuerza, adicción y simpatía para querer coger los palos y “recorrer” un campo de 18 hoyos varias veces. Su llegada a la realidad virtual me abrió de nuevo el interés por este periférico de PlayStation 4 y, una vez jugado, os voy a contar en el análisis de Everybody’s Golf VR cómo ha sido su nueva propuesta.

Lo más llamativo, obviamente, es ver cómo se ha trasladado el divertido aspecto gráfico a un entorno virtual. El trabajo de Clap Handz vuelve a ser impresionante. Todo lo que pasa por delante de nuestra vista es fantástico y entrar en el campo a patear es una delicia.

Alrededor de ti se despliega la belleza del juego de golf japonés e incluso puedes sentir los cambios de viento y cómo será el resultado del golpeo de la bola. Si es un desastre, inmediatamente lo sabrás. Si logras enganchar un buen golpe, mirarás con emoción el recorrido por el aire de la pequeña pelota.

Análisis de Everybody’s Golf VR: palo roto en los modos de juego

Todos los elementos de Everybody’s Golf se han trasladado a la realidad virtual. Al menos en cuanto a las mecánicas de juego. Seguimos teniendo la típica barra de fuerza para nuestro swing, elección de palo y bola, caddies, el grid cuando llegamos al green… Muchos aspectos son reconocibles, pero también tenemos algunos que echamos mucho en falta.

Uno de ellos es sin duda la imposibilidad de escoger personaje. En Everybody’s Golf VR el personaje eres tú. Nos vemos nuestras manos, pies y el palo que usamos para jugar. El problema es que la característica tan espectacular de la saga, con personajes típicos japoneses, deja de existir. Nos tenemos que conformar con el caddy y alguno más, en la recepción del club, por ejemplo.

Imagen del análisis de Everybody's Golf VR

Igual ocurre con los campos. Son tan solo tres los recorridos que podremos realizar, seis si contamos el modo espejo de cada uno de ellos. Se nos antoja demasiado poco. Parece más una experiencia en realidad virtual que un juego completo, algo que es bastante común en las obras desarrolladas para PlayStation VR.

Los modos de juego tampoco han sido respetados. Tan solo podremos salir a recorrer un campo e intentar batir nuestros récords. No hay un enfrentamiento contra otro jugador en local y mucho menos multijugador online. En el campo tan solo estarás tú y tu caddy. Nadie más.

Everybody’s Golf VR es un título desaprovechado a todas luces. Sus mecánicas, se puede jugar con el mando clásico o con Move, son fabulosas. Eso es cierto. Jugar al golf es una delicia. Sin embargo, nos deja muy insatisfechos ante la ausencia de diferentes modos de juego y la posibilidad de competir contra alguien. O contra algo.

Análisis de Everybody's Golf VR, nos metemos de lleno en el bunker
Recreación fantástica de un campo de golfSu aspecto desenfadado, como en toda la sagaSu método de control con PS Move
Solo hay tres campos y sus modos espejosÚnicamente se puede jugar un entrenamientoAusencia de reto o premios
6.5Nota Final
Apartado técnico8.5
Diversión8
Música y efectos7
Modos de juego4
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of