Análisis de Farpoint para Playstation 4
Farpoint - Playstation 4
La inmersión es total con las gafas y el armaLa trama avanza de manera progresiva y acaba resultando interesanteEl juego llega doblado al castellanoEl Aim Controller le viene como anillo al dedo
Por desgracia, a mí me ha mareadoEl juego es muy exigente para jugarse bien (la cámara debe estar en una posición muy precisa)La chicha se encuentra hacia el final de la aventura. Hasta entonces puede resultar algo continuista
7.5Far-Planet
Jugabilidad7.5
Gráficos7
Sonido8
Narrativa7.5
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Sony acaba de colocar el listón en lo que a realidad virtual se refiere, aunque aún diste de ser esa maravilla utópica con la que todos soñamos. Te lo cuento en el análisis de Farpoint.

Ayer mismo acabé Ready Player One. Para el que no lo sepa, la novela de Ernest Cline sitúa el mundo real en un futuro distópico, donde todo está abocado al fracaso y la gente únicamente cuenta con una vía de escape: Oasis. Oasis es una consola, un MMO online donde la población (con)vive, ganándose el pan en el propio sistema. Se vive dentro del juego, prácticamente. Al título solo se accede con un visor de realidad virtual y un traje háptico. En el fondo, el análisis de Farpoint tiene algo de semejanza con Oasis: ambos requieren unas gafas de inmersión para bucear en su mundo… Y un poco de biodramina cerca.

Realismo máximo

Aunque no sea yo un gran asiduo a las gafas VR de Sony, no sobra premiar a la compañía por el trabajo realizado con el juego. Farpoint es un shooter en primera persona que invita al usuario a sentirse parte del mundo que le rodea. Para ello, le incita a colocarse el frontal (y la cámara, y la fuente de alimentación, y los aparatosos cables que necesita para utilizarse) y sumergirse en un planeta lejano, hostil y con muchos secretos a revelar.

Sin duda, más allá del visor que puede llegar a ocasionar mareos en exposiciones prolongadas de juego, hay algo que destaca sobre lo demás: el Aim Controller. Se trata de un arma de plástico con forma de subfusil que viene acompañando al juego. Dicho aparatillo resulta ser el arma del juego: algo así como el Time Crisis de antaño. Su respuesta es precisa y permite jugar al libre albedrío de cada cual. ¿Quieres utilizar zoom? Aproxima el Aim Controller a los ojos. ¿Quieres disparar desde la cadera? Eres libre de ello. Juega a tu ritmo.

Ahora bien, cabe destacar que esta sensación de inmersión que logran concienzudamente tanto las gafas como el arma se emborrona en ciertos momentos. La cámara recuerda a un oficial de primer grado de la Brigada Paracaidista. No hablo de la interna, sino del aparatito que reconoce nuestro movimiento y localización. Resulta demasiado exigente: la propia cámara te pide que la coloques por encima de tu cabeza. Yo mido 186 centímetros, por lo que entenderéis que me resulta complicado colocarla a 200 para que me localice bien. Porque sí, Farpoint necesita que estés de pie constantemente. Y eso puede llegar a ser tedioso en ciertos momentos.

Análisis de Farpoint

1 2