Análisis de Fate/Extella: The Umbral Star para Nintendo Switch

Los personajes de la serie más popular de Type/Moon se unen para repartir estopa en este análisis de Fate/Extella: The Umbral Star para Nintendo Switch.

La primera incursión de Fate en el género musou resulta algo irregular. Junto a la ayuda de Marvelous nos metemos de lleno en el universo de SE.RA.PH para salvar el mundo y ganar una guerra que no parece tener fin. Todo esto y mucho más en nuestro análisis de Fate/Extella: The Umbral Star para Nintendo Switch.

Para entender Fate/Extella tenemos que irnos un poco atrás, concretamente al año 2010. Un momento en el que la serie estrella del estudio Type/Moon, Fate/Stay Night gozaba de una gran popularidad. Nuevas versiones de sus series, películas de animación y, sobre todo, juegos. Uno de ellos fue Fate/EXTRA. Dos entregas exclusivas para PSP mostraban una interesante historia mezclada con un combate con un sistema piedra-papel-tijera realmente tedioso. En este nuevo mundo conocimos a Moon Cell, un escenario artificial que crea una replica de la Guerra por el Santo Grial, usando un sistema llamado Serial Phantasm, más conocido como SE.RA.PH.

Una historia con historia

Fate/Extella: The Umbral Star sigue los acontecimientos que ocurrieron tras el final de Fate/EXTRA CCC. Tras la victoria en la Guerra, el protagonista vive pacíficamente en el trono de SE.RA.PH junto a Saber. Sin embargo, una estrella cae del cielo y los problemas comienzan. Altera, un desconocido servant, aparece con la amenaza de destruir el mundo… tal como ha hecho desde el principio de los tiempos. Saber decide ponerse manos a la obra e impedir esta destrucción, sólo para descubrir que SE.RA.PH tiene sorpresas no muy agradables preparadas que pondrán en juego el destino del mundo.

analisis de fate extella the umbral star 2

“¡Que te pincho!”

Fate/Extella es un musou con todas las de la ley. Tendremos un gran escenario a nuestra disposición en el que despedazar hordas de enemigos. La pequeña diferencia es que se divide por zonas en las que tendremos que derrotar a esbirros para que aparezcan los comandantes. Al conquistar un área, nos darán llaves, necesarias para abrir el Regime Matrix. Una vez conseguido ésto, podremos luchar contra el jefe final y avanzar a la siguiente fase. A simple vista puede parecer una mecánica aburrida. Sin embargo, cada fase tiene una pequeña vuelta de tuerca que hace que no resulten repetitivas. Además, los enemigos actúan rápidamente a la hora de conquistar áreas que hayamos conseguido, por lo que tendremos que estar continuamente en movimiento.

Además, la posibilidad de poder jugar con varios Servants e incluso la posibilidad de cambiar entre dos en la partida, nos impide caer en la monotonía. Por si fuera poco, también podremos cambiar de arma temporalmente, diferente para cada uno de los Servants y disfrutar del espectáculo y el poder de cada uno de los Noble Phantasms.

No hay que mezclar la velocidad con el tocino

Sin embargo, esto no impide que Fate/Extella resulte complicado. Los picos de dificultad son realmente apreciables y tendremos que repetir alguna misión en más de una ocasión porque el enemigo ha conseguido todas las llaves. La aparición de Servants enemigos es siempre sinónimo de sufrir, sobre todo porque son mucho más poderosos que nosotros. No es que sean invencibles, pero tendremos que darlo todo para poder derrotarles.

analisis de fate extella the umbral star 3

“Espero que no se te haya caído la lentilla en este montón.”

Cada fase puede durar unos 30 minutos aproximadamente. Por desgracia, el frenético ritmo de las fases se ve interrumpido bruscamente por las escenas argumentales. Fate/Extella no olvida sus orígenes como visual novel por lo que tendremos mucho texto que leer entre fases. Eso sí, si sois fans de la serie os encantará, porque es realmente interesante. Algo que no suele verse en el género.

Seguimos desgranando las claves del análisis de Fate/Extella: The Umbral Star en la página siguiente.
1 2