Misiones para todos los gustos

Una de las cosas que siempre es interesante ver en un MMO es el tipo de misiones que nos traen. La verdad es que en esta ocasión se han currado algunas mecánicas nuevas y divertidas. Y no solamente en las misiones secundarias. También en las principales, y hasta en luchas contra los nuevos primals. Y la verdad, estos nuevos comandos son de agradecer.

Vamos a encontrar las típicas misiones de “mata a”, pero también habrá muchas de leer concienzudamente, sin guías en el mapa, de puzles, de infiltración y hasta de espionaje. Algunas misiones tendrán un elemento clave que solo podremos coger en ese momento. Y cuando estemos en esa misión podremos acceder a esta habilidad con un comando rápido.

Además, ahora hay más misiones sin guía, como os hemos dicho. Habrá que leer bien la misión e intentar resolver los puzles por nosotros mismos. Lástima que las recompensas no acompañen.

Los enemigos también cambian dinámicas en el juego. No solamente los que nos encontramos a lo largo del mundo. También de aquellos que hay dentro de mazmorras, e incluso sus jefes. Enemigos que no marcan los ataques, habilidades que cambian según donde estemos, jefes a los que hay que vencer sin hacer un solo ataque…

La verdad es que la diversidad es bastante amplia en este sentido. Eso sí, para que estas habilidades y estos ataques se puedan esquivar es necesario ver el patrón de iconos que ya hemos ido viendo en heavensward. No solo hay que ver el área. También ha que ver los iconos que nos muestran al hacerlos.

A esto, súmale el post juego, que es bastante interesante. Se añaden retos más que curiosos (no quiero hacer spoilers), y los retos de Omega son muy interesantes. Y si aún así no te convencen, tienen el savage después.

Análisis de Final Fantasy XIV: Stormblood, conclusiones

Como veis, culpables, hay que admitir que Square Enix ha sabido llevar a cabo una expansión como hay que hacerlas. Incluso se ha permito el lujo de darnos detalles de próximos contenidos, ya sea por parches o por expansiones. Hablamos del geomante y del mago azul, que aparecen ocultos (y no tan ocultos) en determinadas misiones y textos.

Los cambios en el sistema de batalla, las novedades en las mazmorras, las nuevas dinámicas y la complejidad de las instancias de alto nivel hacen que todo sea mucho más divertido y dinámico.

Por contra, las escenas de la historia pecan de ser algo cutrecillas, en algunos momentos determinados. Sin embargo eso se resuelve gracias a una magistral banda sonora y unos escenarios que superan con creces a Heavensward.

En definitiva, es una expansión que se siente casi como un juego nuevo

Análisis de Final Fantasy XIV: Stormblood para PlayStation 4
9Nota Final
Gráficos9.5
Banda Sonora9.6
Jugabilidad9.3
Historia7.5
Post-Juego9
Puntuación de los lectores 4 Votos
7.8
1 2 3