El simulador de fútbol por excelencia regresa este año con una entrega continuista pero segura. Aquí os dejamos el análisis de Football Manager 2019.

Los amantes de fútbol, por suerte, tienen para elegir cada año. Si sois más de jugar a algo de forma arcade, siempre tendréis los simuladores clásicos. Pero si os apasiona más las entrañas de este mundo o lo que viene a ser el trabajo serio, duro y de gestión, desde luego este es vuestro juego. Vamos a hablar de lo nuevo, lo viejo, lo bueno y lo malo de él en este análisis de Football Manager 2019.

Pero ya os lo adelanto. No hay nada como este juego en escena. Y aunque traiga pocas novedades, el trabajo y lo que hay detrás del juego es realmente enorme y apabullante.

Un título continuista

Los juegos de gestión, como es el caso, siempre van saltando de edición en edición incluyendo una serie de novedades que suelen arriesgar más o menos. Civilization, Sim City o cualquier juego de este tipo funciona de esta forma. Pero luego tenemos los títulos de gestión que llegan de forma anual, como puede ser el caso.

Esta cadencia hace que las novedades entre una edición y otra sean bastante inferiores a las que podríamos encontrar en los títulos inferiores. Y en el caso de Football Manager 2019 pasa eso. Ni más ni menos.

Hay pocos cambios con respecto al funcionamiento del título y no nos vamos a encontrar con novedades jugables en general. Hay un par de apuntes que hará más adelante, pero desde luego, el juego continúa con su fiel marca.analisis de football manager 2019 entrenamiento

¿Es esto malo? En absoluto, culpables. No os equivoquéis. Estamos hablando de un juego con una base de datos brutalmente grande y realista. Tenemos jugadores, equipos, cuerpos técnicos, instalaciones, historia, recorrido… todo lo que os podáis imaginar y más en cuanto al mundo del fúbtol está en este juego.

Y si lo que quieres es tener el más actualizado y con las últimas novedades, como el VAR, por ejemplo, no creo que eches de menos esos cambios con respecto al del año pasado.

Cambios en la trastienda

He dicho que hay pocos cambios, pero los que hay son interesantes. El primero de ellos es el tema de los entrenamientos. Este aspecto ha cogido una profundidad y una importancia en esta edición de 2019 que no tenían otros años.

Como en casi todo lo referente a Footbal Manager, tocar el entrenamiento significa que podremos controlar (si queremos) todo lo que nos apetezca sobre él. Es decir, desde entrenamientos grupales, calendarios, tácticas y demás como otros más personales.

Este entrenamiento nos va a plantear varias opciones para mejorar la cohesión del equipo. Además de las charlas y reuniones con el equipo y los técnicos, podremos preparar un calendario de acuerdo a lo que queremos tratar.

¿Buscas una táctica en concreto y no tienes un jugador que la culmine? No te preocupes, habla con el capitán y busca a alguien en el equipo que entrene en un aspecto determinado. Pídele que se esfuerce en llevar el peso de la táctica y luego, por supuesto, ponla en práctica.analisis de football manager 2019 entrenamiento 2

Planifica partidos, entrenamientos, sesiones, escapadas, reuniones… todo lo que quieras. Y si no, déjaselo a tus gestores o ayudantes. Ellos se encargarán. Pero claro, perderás parte del encanto de esta entrega.

Un juego muy complejo

Como en casi toda entrega de cualquier saga, Football Manager 2019 intenta llegar a todos los públicos. Los más veteranos y los más novatos. Para los primeros, el paseo por los tutoriales les ayudará a ver un poco las novedades y refrescar la memoria con algunos conceptos que, igual, no tocaron el anterior año.

Pero para los novatos puede que esto sea peor que un examen sorpresa a última hora del viernes. Una locura de textos, acciones, detalles, mails, respuestas, asesores, jugadores, peticiones, sanciones, y millones de cosas se van a apelotonar en la pantalla para que les echemos cuenta.analisis de football manager 2019

Hay un tutorial, por supuesto, pero que deja al jugador todo el peso de aprender. No nos guiará paso a paso sino que se conformará simplemente con informarnos de que eso está ahí para que lo llevemos si queremos.

Así pues, seremos nosotros, los jugadores, los que decidamos qué queremos aprender y qué queremos explotar. La cosa es que como hay tantísimo que ver en el juego y tantísimo que manejar, realmente podemos elegir olvidarnos de alguna que otra, y aún así seguimos estando ante un juego enormemente complejo y completo.

Mejoras en la interfaz… a medias

Otro de los aspectos que completan el listado de novedades es el de la interfaz. Como nos vienen advirtiendo desde que anunciaron el juego, Football Manager 2019 cuenta con un nuevo sistema de menús algo más atractivo.

Hay que reconocer que es bonito y que nos muestra toda la información que queremos en un par de clics, como mucho. Sin embargo, navegar por él a veces es tedioso y lento. Vamos, que no es una interfaz ágil ni que sea rápida de manejar.

A la hora de jugar los partidos, tampoco es que encontremos algo ni puntero ni que se haya tocado demasiado. Sigo viendo un sistema tosco que, aunque no es el principal atractivo del juego, podría verse de otra forma. Ojo, no digo que sea más realista. Pero sí que es cierto que es un sistema bastante lento y tedioso. Pero, como siempre, podremos elegir cómo interactuar con él.

analisis de football manager 2019 ojeoPor supuesto, todo el texto que nos encontremos estará en perfecto castellano y podremos acceder a las ayudas en cualquier momento. Cada elemento en el juego tiene sus opciones personales y accesos rápidos a sus elementos secundarios. Así que, tranquilos. No es una interfaz rápida, pero sí es completa.

Conclusiones del análisis de Football Manager 2019

Footbal Manager 2019 no es un juego que reviente a novedades a los jugadores. Pero tampoco busca hacerlo. Incluye elementos que no estaban desarrollados en otras entregas (el entrenamiento, la liga alemana) y actualiza, por supuesto, su base de datos.

Pero es que con esta base de datos ya tiene suficiente para dar y tomar. No hay un juego que funcione como este. Ninguno es capaz de llegar al nivel de realismo y complejidad como él. Y eso es más que suficiente para los jugadores.

Con esto os digo lo de siempre que hay un juego de entregas anuales. Es vuestra la decisión de haceros con él o no. Las entregas actuales no difieren de esta más que en algunos pequeños puntos y los nuevos datos del año pasado.

Así que, si sois de los que queréis tenerlo todo al día y comprobar cómo funcionan los nuevos elementos en el juego, no lo dudéis. Estáis ante horas y horas de gestión intensa.

Análisis de Football Manager 2019
Horas y horas de gestiónProfundidad y realismo sin igualEl modo entrenamiento es la leche
Pocos cambios con respecto a otros añosUn menú lentoy poco ágil
8.6Nota Final
Jugabilidad8
Apartado Artístico7.5
Profundidad9.5
Gestión9.5
Puntuación de los lectores 1 Voto
8.0