Nos esperan docenas de horas de exploración, combates, diplomacia y gigantescos enemigos. Os lo mostramos todo en nuestro análisis de GreedFall.

Tras el fiasco que ha supuesto Anthem sin llegar a ser un mal juego en absoluto, muchos ha perdido la confianza en Bioware. Pese a ello, no son pocos los que esperan como agua de mayo una nueva entrega de Dragon Age, la cual ya está en desarrollo dicho sea de paso. Pero mientras llega leeros nuestro análisis de GreedFall, pues quizá encontréis en él una experiencia similar que ayude a calmar vuestras ansias.

No podemos negar que Spiders Games tienen experiencia en esto de los RPG. Al menos en cuanto a cantidad de ellos. The Technomancer, Bound by Flame, Of Orcs and Men… Varios han sido los intentos del estudio con desigual suerte, por hacerse un nombre en este género. Y parece que todo lo aprendido en esos trabajos, les ha servido para mejorar. Puede que GreedFall no sea perfecto, pero sí que es su mejor obra hasta el momento.

análisis de GreedFall

Nos espera un largo viaje

Un buen exponente del género

El argumento nos sitúa en una ficticia Europa del siglo XVII. Nuestro protagonista junto a otros colonos, mercenarios y buscadores de tesoros, se embarca en un viaje hasta una misteriosa isla. Los rumores apuntan a que está llena de riquezas y secretos. Pero el verdadero objetivo que nos mueve, es el encontrar una cura con la que salvar a nuestro continente de una extraña y resistente enfermedad. Lo malo es que a los nativos del lugar, no les hace mucha gracia nuestra presencia. Bueno, ni a ellos ni a las enormes y peligrosas criaturas mágicas que allí habitan.

Si bien esta historia no llama especialmente la atención, según avanzamos en el juego va cogiendo mayor interés. De este modo nos encontramos con un título de rol y acción en mundo semiabierto con mucha exploración, que puede recordar ligeramente a Dragon Age: Inquisition. Los puntos principales en común por los que afirmo esto son primero la estructura de sus mapas, y segundo la importancia de la relación con nuestros compañeros de viaje.

análisis de GreedFall

A los nativos del lugar no acabamos de gustarles

Teer Fradee

Al igual que en la última entrega de Bioware, no tenemos un gigantesco mapa por el que movernos, si no varias localizaciones de tamaño considerable. En ellas podremos ir donde queramos y explorarlas a nuestro gusto. Pero siempre que nos movamos hacia otra región, existirá un pequeño tiempo de carga. Lo bueno es que habrá bastantes cosas que descubrir en cada lugar como cofres, enemigos, materiales e incluso puntos de habilidad. Así que aunque podemos volver a ellas cuando queramos, lo mejor será inspeccionarlas a fondo antes de irnos.

  Análisis de Truberbrook para Nintendo Switch

Además estas serán bastante variadas. Habrá ciudades, bosques, pantanos, montañas o cavernas por las que movernos. Y todas ellas con un gran nivel de detalle y de bella factura. La verdad es que gráficamente el título luce de maravilla, dando cada vez mejor uso a su propio motor, el Silk Engine. Quizá donde flojee un poco es en los modelados de los personajes secundarios, pero en líneas generales aprueba con nota.

Y esto también a la hora de hablar del rendimiento, el cual es bueno. Se nota que el retraso sufrido ha merecido la pena y el título está muy bien optimizado, sin popping o carga tardía de texturas. Nada que ver con mi anterior análisis, el de Decay of Logos. Ese si que necesita una puesta a punto.

análisis de GreedFall

Tendremos entornos bastante variados

Más que compañeros

El segundo punto al que hacía alusión antes es el de nuestros compañeros de aventura. Siempre iremos mínimo con dos activos más a parte del protagonista. Estos tendrán sus propias características y lucharán a nuestro lado. Además podremos equiparlos a nuestro antojo con las armas y objetos que vayamos encontrando a lo largo del viaje. También y al igual que sucedía por ejemplo en Mass Effect, podremos ayudarles con su propia misión secundaria, lo que mejorará nuestra relación con ellos.

  Aquí puedes ver la presentación de Xbox en la Gamescom 2019

Y hablando de personajes, por supuesto podremos crear al nuestro como queramos. Tras escoger entre uno de los cuatro niveles de dificultad, elegiremos tanto el género como el aspecto, en un editor bastante competente. Además también decidiremos su clase entre las tres disponibles que son Guerrera, Técnica o Mágica. Lógicamente el tipo de habilidades y armas que podremos utilizar serán diferentes en función de la que decidamos.

Durante la aventura podremos mejorar a nuestro avatar sumándole puntos a sus atributos, talentos o habilidades. Esto lo lograremos con la experiencia al eliminar rivales o completar misiones. Obviamente dependiendo del estilo de lucha seleccionado nos vendrán mejor unas que otras. Tampoco hay que olvidar que los diferentes encargos se podrán solucionar de varias maneras como la diplomacia o el sigilo. Así que deberemos tener todo en cuenta a la hora de evolucionar al protagonista.

Combate variado

En cuanto a las batallas, nos encontramos con un juego de combate directo en el que podemos usar una pausa táctica para realizar diferentes acciones. Poner trampas, tomar pociones o lanzar hechizos serán algunas de las múltiples opciones. También podremos asignar cualquiera de ellas a un atajo en la cruceta, para poder ejecutarlas de manera instantánea. Del mismo modo durante la pelea, iremos generando nuestras barras de furia. Cuando tengamos alguna de estas al completo, podremos usar un ataque mucho más fuerte de lo normal que restará bastante vida a los enemigos.

Además y aunque quizá no sea lo que más utilicemos, tendremos la opción del sigilo. Siempre que nuestros rivales no nos detecten, podremos acercarnos por su espalda y realizar un ataque furtivo. Contra los humanos lo más probable es que signifique su muerte instantánea, mientras que muchas de las diferentes bestias que pueblan la isla de Teer Fradee aguantarán el golpe. Eso sí, les haremos gran cantidad de daño.

análisis de GreedFall

El sigilo resultará útil en algunas ocasiones

Apartado sonoro

Por último en una obra de estas características suele destacar su banda sonora, y en está ocasión no iba a ser menos. La partitura que mezcla momentos épicos con otros de tensión e incluso elementos tribales, la misma corre a cargo de Olivier Deriviere. La misma mente que se encargó de la de A Plague Tale: Innoccence. Si bien no llega a las cotas de calidad de aquella aunque raya a buen nivel.

  La transformación de los clásicos juegos de casinos a la era moderna

En cuanto al resto del apartado sonoro tampoco desmerece. El sonido ambiente, el chocar de las espadas o el rugido de las diferentes bestias nos meten de lleno en su mundo. Recalcar que llega con voces en inglés aunque con subtítulos en perfecto castellano.

análisis de GreedFall

Repartidos por los mapas podremos encontrar puntos de habilidad

GreedFall está disponible desde hoy mismo para PlayStation 4, Xbox One y PC, y los que seáis fans de Dragon Age lo encontraréis más que interesante. También los que gusten de juegos de rol y acción encontrarán en la propuesta de Spiders Games un título a tener en cuenta.

Allons-y!

8.4
Título a tener en cuenta
Análisis de GreedFall para PlayStation 4
El camino a seguir
A los fans de los juegos de rol y sobre todo los de Bioware les encantará. Además, mejora con mucho sus anteriores obras como Bound by Flame o The Technomancer. Opción más que interesante.
Nos gusta
Un diseño artístico sobresaliente
Gran variedad a la hora de configurar nuestro personaje
Apartado técnico muy sólido
A mejorar
"Sólo" dura unas 30 horas
El argumento pese a que mejora es bastante normalito
Los tiempos de carga al cambiar entre localizaciones