¿Tienes ganas de infiltración? El Agente 47 vuelve con su peculiar sigilo. En el análisis de Hitman 2 os contamos sus bondades y ñardaditas.

El Agente 47 una vez más llega a la presente generación de consolas (PS4 y Xbox One) y PC Master Race. Hitman 2 es un juegovídeo de sigilo en el que pasar desapercibido es lo máximo. ¿Podemos liarnos a pegar tiros? Pues si, pero lo bello de los Hitman es disfrazarse, esconderse y evitar matar al menor número de gente. Solo debemos ir a por los objetivos que van desde uno a cuatro por misión.

Es la primera vez que juego en profundidad a un Hitman. Aunque antes de pasarme Hitman 2, me he paseado por el Hitman por episodios que salió en 2016. Me parece muy poco acertado eso de venderlo por episodios.

Cuando uno juega a los dos juegos del tirón, se da cuenta que IO Interactive lo que ha hecho es un vil DLC grandote. Hitman 2 es divertido, con muy buenas ideas, pero podrían haber vendido el juego como una expansión del primer Hitman (2016).

El patrón en las misiones es siempre lo mismo. Tenemos un objetivo y debemos aniquilarlo. Lo bueno viene a la hora de rejugar la misión de turno. Podemos pasarnos las fases de varias formas diferentes y de esa forma conseguir más puntuación para desbloquear contenido en el juego.

Es algo que me encanta del Hitman y Hitman 2, pues te invitan a jugar una y otra vez a las misiones hasta que se te caigan los ojos de tanto jugar.

Además dentro de las misiones tendremos diferentes mini historias que podemos seguir. Y pese a que el Agente 47 es un personaje muy frío, hay momentos en los que el juegovídeo tiene su propio humor. Hemos matado a un narco haciendo que se le caiga una estatua encima. ¡Ay! Pero mientras, el Agente 47 puede ver el asesinato (todo planeado por nosotros) desde un lugar privilegiado tocando una buena cumbia perrona.

Las ñardadas de Hitman 2

Lo que me molesta de Hitman 2 es que IO Interactive parece que no confía en su IP. Ya lo he dicho, pero me repito. El juego tiene muy buenas ideas, pero lo lastran cosas que dices “¿por qué?”.

La primera de ellas es la IA de los enemigos y NPC’s. Siendo un juegovídeo en el que debemos engañar algunas veces a los guardias, la inteligencia artificial nos puede jugar malas pasadas.

No son pocas las veces que he entrado con el calvo asesino en un baño. No para hacer mis cosas, si no para ponerlo todo perdido de agua para que el guardia de fuera venga a ver que ocurre. Pues bien, es gracioso ver (o no) como el tipo que hace guardia no se inmuta. Y a doscientos metros un botones, que además está en otra planta del edificio, se acerca a ver que ocurre.

Esto no solo ocurre en los cuartos de baño. También lo he sufrido utilizando otros métodos de distracción. Podemos poner en marcha un despertador, televisión u otros aparatos. He llegado hasta tocar una guitarra eléctrica.

Los enemigos tampoco buscan como es debido. Si hacemos algo mal, por ejemplo matar a alguien y que nos pillen, los enemigos irán a por nosotros. Deshacerse de ellos es tan fácil como entrar en una habitación y allí tendremos el armario de turno para escondernos. A los guardias, policías y demás pocas veces se les ocurrirá mirar en el armario.

Después tenemos los “crasheos” del juego. Igual esto es algo puntual que ocurrió en mi partida, pero tropecé en un punto del juego que al coger una granada este se cerraba y me mandaba al menú de PlayStation 4.

Ya para rematar tenemos la historia. Si esperáis una gran historia en Hitman 2 os vais a dar un buena hostia. Encima en comparación con Hitman de 2016, IO Interactive se ha ahorrado las cinemáticas y ofrece entre misión y misión una imagen estática con zoom que explica el pasado del protagonista.

También para lo poco que hablan, podrían haber doblado el juego al castellano. Los subtítulos se pueden hacer más grandes o pequeños. Pero es que hay veces que aparecen abajo o arriba. Al estar atentos a tanta cosa en pantalla, por ejemplo a los NPC que nos pueden pillar, estar leyendo nos puede meter en un lío. Otro apartado es la música, que aunque cumple su función, más genérica y repetitiva no puede ser.

Conclusión

Hitman 2, y meto en el saco también Hitman de 2016, es un juego de sigilo que tiene muy buenas ideas. Su sigilo es diferente al visto en otros juegos y engancha. Además Hitman 2 es rejugable a más no poder, pues una vez pasada una misión, podremos completarla de muchas formas diferentes.

Una lástima que IO Interactive no apueste más fuerte por las aventuras del Agente 47. Gráficamente no es un juego que destaque, y más todavía cuando tiene serios fallos en la IA. Además de las misiones principales tenemos otros modos de juego (el Ghost Mode, poder jugar los niveles en varias dificultades, ranking online), como por ejemplo los de ser un Sniper o terminar con la vida de El Inmortal.

Pero aún así, los que hayáis jugado primero a Hitman, este Hitman 2 os dará la sensación que podría haber sido más bien una expansión y no un nuevo juegovídeo.

Análisis de Hitman 2 para PlayStation 4
LO GÜENOEl sigilo de Hitman 2 molaMuchas formas de pasarse las misionesDespués las misiones principales, tenemos otros modos de juego. Ser Sniper, ir a por un objetivo durante ciertos días...
LO MALOTEIO Interactive podría exprimir mucho más al Agente 47. Tiene buenas ideas, pero hay momentos que el juego roza el MEHLa IA de los personajes algunas veces es malísima. Juega malas pasadas.El juego podría haber pasado por una expansión del Hitman de 2016.
7.3Agente 47
GRAFICAZORLS7
JUGABILIDAD8
DIVERSIÓN8
SONIDO6
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of