Análisis de LocoRoco 2 Remastered para PlayStation 4

Hoy con nuestro análisis de LocoRoco 2 Remastered volvemos a visitar uno de los plataformas más clásicos y carismáticos de PSP. ¿Cómo le habrá sentado el salto a nuestros televisores?

A diferencia de la PlayStation Experience de este año, Sony vino cargada de novedades para la edición de 2016. En ella hubo hueco no solamente para mirar hacia el futuro, sino también para traer de vuelta algunas sagas clásicas de la marca, como son PaRappa the Rapper o LocoRoco. Siguiendo esta línea, nos toca mirar hoy hacia nuestro análisis de LocoRoco 2 Remastered, la secuela del original plataformas de PSP.

Controlando el terreno

Cuando uno echa la vista atrás y recuerda PSP se encuentra con que Sony nutrió la portátil de bastantes nuevas sagas, entre ellas LocoRoco. Así, nos encontramos un plataformas donde no controlamos al protagonista en sí, sino al mundo que le rodea. De esta manera, mediante los botones L y R podíamos inclinar el escenario para que nuestro redondo amigo avanzara y saltara por el escenario. Simple, pero eficaz.

Como era de esperar, dicho esquema de control se ha adaptado a PlayStation 4 de forma idéntica. Por desgracia, al jugarse en una televisión y no en una consola que tenemos en nuestras manos se pierde bastante la sensación de estar moviendo el mundo del juego. Sí, podemos usar el giroscopio del mando para intentar solucionar eso, pero resulta bastante más impreciso que usar los botones L1 y R1.

análisis de LocoRoco 2 Remastered

A parte de esta peculiaridad, hay que destacar el control de los LocoRoco. Y sí, hablo en plural porque manejamos a varios de estos seres a la vez. Así, conforme avanzamos en cada nivel iremos encontrando más compañeros que se unan a nosotros. Y esto lo digo literalmente, ya que los LocoRoco se fusionan para crear uno más grande. Además, con solamente pulsar círculo podemos variar entre esta fusión o dividir los LocoRoco. Obviamente, el juego nos pondrá diversas trabas y desafíos que solamente podemos superar variando entre ambos estados.

 

Un mundo lleno de color

No todo en LocoRoco 2 es su particular sistema de control, ni mucho menos. Ya con echarle un vistazo a cualquier imagen del juego se puede destacar su aspecto visual. Así, tenemos un mundo lleno de colores planos y seres a cada cual más raro y original.

Ya en PSP el juego lucía realmente colorido y bien, pero en PS4 la cosa mantiene realmente bien el nivel. Más allá del aumento de resolución, el que los gráficos sean colores de un único tono ayuda a que aguanten genial el paso del tiempo. Por desgracia, las escenas no están remasterizadas, bajando en ellas las resolución notablemente. Una auténtica pena, sin duda.

En el apartado sonoro la cosa no se queda tampoco atrás. Gran parte de la banda sonora del juego está compuesta por cánticos de niños, algo que pega con todo el estilo del juego. Así, el conjunto audiovisual logra darle a LocoRoco 2 una estética infantil sensacional. Eso sí, a pesar de lo carismática que puede ser la banda sonora resulta bastante repetitiva.

Conclusiones

LocoRoco 2 es el resultado de volcar la imaginación de un niño en un videojuego. Pero ojo, que no por ello estamos ante un juego que no podamos disfrutar los más mayores. Su estética tan bien lograda y sus mecánicas junto a su duración más que considerable hacen de este juego una buena opción para jugar entre rato y rato en nuestras PlayStation 4.

Análisis de LocoRoco 2 Remastered para PlayStation 4
7.7Nota Final
Gráficos7.8
Sonido8.8
Jugabilidad7
Diversión7
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0
No Hay Más Artículos