Tras una larga disputa, ya tenemos el análisis de Mutant Football League. El fútbol americano nunca había sido tan violento.

Nunca he sido un gran aficionado a los juegos deportivos. La repetitividad intrínseca a su concepto me echaba para atrás y si le sumamos que el deporte nunca ha sido mi pasión, pues tenéis el combinado perfecto de la desidia. Sin embargo, juntad el género fantástico, el deporte y una re-imaginación de un título de Mega Drive y me tendréis el primero. Os contamos qué nos ha parecido esta versión del fútbol americano en nuestro análisis de Mutant Football League.

Ante todo, es posible que si sois fans del fútbol americano o de títulos como Madden, no os guste mucho esta versión. A pesar de que el gameplay constantemente nos pide elegir formaciones, atacar, defender o evitar que el equipo contrario llegue a nuestra meta, Mutant Football League es un juego totalmente exagerado.

Un wargame en tu consola

Con reminiscencias a wargames, concretamente a Blood Bowl, veremos a los detalladísimos miembros de nuestros equipos formados por monstruos de diferentes orígenes (esqueletos, orcos e incluso aliens) machacarse los unos a los otros de distintas formas hasta poder matarlos sin sufrir penalizaciones. Tal es el punto de exageración que una de las “tácticas sucias” (Dirty Tactics en el juego) que podemos usar es directamente sacar una escopeta y liarnos a tiros con el equipo enemigo causando el mayor número de bajas posible.

analisis de mutant football league 2

“Trocitos, trocitos, trocitos de miiiii…”

Y sí, nos sacará una carcajada. Y precisamente este es el punto más fuerte de Mutant Football League. A pesar de seguir las reglas del fútbol americano, su exageración hace que sea ideal para los no-amantes del deporte. No obstante, el juego requerirá mucha paciencia, ya que no es fácil aprender a jugar y, en muchas ocasiones, veremos perder nuestro turno una y otra vez hasta que consigamos adaptarnos a la acción y estrategia del juego. Por suerte, para no perdernos mucho, los miembros del grupo se ven reducidos a 7 para no resultar tan abrumador el acercamiento al juego.

Tómate las reglas por tu propia mano. O tu escopeta.

Eso sí, si las reglas os parecen demasiado abruptas, podéis conseguir ganar los partidos forzando al equipo contrario a retirarse eliminando a todos sus integrantes. El problema es que ellos también pueden eliminar los nuestros y ganar el partido de la misma manera, aunque la CPU suele optar por ganar de una forma más “legal”.

Pero no os preocupéis, porque Mutant Football League está preparado para ello. Cuenta con un tutorial bastante amplio y detallado (por desgracia, en su totalidad en inglés) y de diferentes modos de juego en los que probar lo aprendido. Desde el clásico partido “amistoso” hasta la posibilidad de jugar online o de triunfar en una liga. El juego no se queda corto en modos de juego o en equipos, teniendo hasta un total de 18 equipos parodiando a aquellos ya existentes en la NFL.

En el campo audiovisual, el juego de Digital Dreams Entertainment cumple de sobra. Los escenarios están lo suficientemente detallados y resultan diversos (teniendo en cuenta que siguen siendo campos de fútbol americano) pero lo que destaca por encima de todo es lo detallado que están los miembros de los equipos. Cada uno tiene alguna característica que lo define por encima de todo y esa estética cartoon hace que el juego resulte muy atractivo.

No recordaremos mucho de la banda sonora, aparte que está compuesta íntegramente por temas metaleros, pero las voces de los árbitros y jugadores están llenas de personalidad y nos recordarán continuamente esa chulería tan común de los jugadores.

CONCLUSIONES DEL ANÁLISIS DE MUTANT FOOTBALL LEAGUE

Mutant Football League no es un juego para todo el mundo pero sí para aquellos que quieran jugar a un juego de fútbol americano y se vean abrumados por sus reglas. Dicho esto, MFL no es un juego sencillo y tendremos que saber elegir correctamente las estrategias en cada turno y manejar correctamente a nuestros jugadores, por lo que la paciencia es un requisito indispensable.

Eso sí, si te gustan los wargames, Blood Bowl o has crecido jugando a este juego en la Mega Drive, vas a reencontrarte con un clásico que, seguramente, pasará sin pena ni gloria. Pero oye, ganar un partido a escopetazos le sienta bien a cualquiera.

Análisis de Mutant Football League para PlayStation 4: A escopetazos en el campo de juego
POSITIVOSHumor por cada uno de sus píxelesPersonajes muy detalladosUn acercamiento relativamente más amable al fútbol americano
NEGATIVOSA pesar de ser arcade, requiere conocer las reglasLa paciencia es un requisito indispensable
7Nota Final
Gráficos7
Sonido6.5
Jugabilidad7
Modos de juego7
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0