Si hay algo que decir en este análisis de Octopath Traveler es que Square Enix nos ha vuelto a enamorar. Pese a sus pequeños fallos, el juego es toda una oda a la antigua escuela de los JRPG.

Veníamos ya de un Bravely Default que nos dejó a todos con la boca abierta en su momento. Por eso, este nuevo juego de los mismos desarrolladores estaba en nuestro punto de mira. Desde el primer momento nos enamoró su estética. Y ahora que os podemos traer el análisis de Octopath Traveler os decimos que no solo es eso lo que brilla en el título.

Jugabilidad, banda sonora, personajes, mapeado… todo se une en este juego para que disfrutemos horas y horas con ese sabor a añejo mezclado con los nuevos elementos que le mete Square Enix.

Y sí. Tiene algún fallo y alguna carencia. Pero las bondades de este Octopath Traveler consigue anularlas muy bien.

Una historia de ocho viajes

Octopath Traveler no es una historia “al uso” que vemos en los JRPG. No tenemos un mundo en peligro ni una amenaza extraterrestre. No hay una historia épica con giros argumentales bestiales o con malos escondidos en las sombras.

analisis de octopath mision 2

Octopath Traveler es un juego que nos cuenta ocho historias distintas. Cada una centrada en uno de los protagonistas y en sus aspiraciones personales. Y muchas de ellas no tienen que ser precisamente épicas ni locas. Simplemente, son los sueños de cada uno de ellos.

El “problema” es que al haber tantas historias de por medio, estas se cuentan al final de una forma algo más sencilla. No son enrevesadas y, muchas de ellas, tampoco nos sorprenderán. Son más cotidianas y solo sirven para guiarnos a través del enorme mapeado de Octopath Traveler.

En este sentido, el juego se desmarca de títulos como Bravely Default o Bravely Second, donde la historia es el principal motor de enganche. Aquí, y os lo digo ya, este no será el elemento que os enamore. Ya os podéis ir olvidando de él.analisis de octopath traveler mision

Sí, tiene momentos muy tiernos, épicos y bonitos. Pero no son su fuerte. Su verdadera fuerza está en otros sitios.

Un mundo enorme que recorrer

Octopath Traveler es un juego de viajar. Y eso es lo que vamos a hacer todo el tiempo. Iremos de un lado a otro buscando nuevas ciudades, nuevos pueblos y nuevos misterios. Y ya os advierto que el mapa está lleno de todo eso.

Nos vamos a encontrar con escenarios muy distintos entre ellos. Visitaremos localidades ubicadas en escenarios muy diferentes. Tanto como lo puede ser un páramo helado de un desierto. Y cada uno de ellos tiene su propia estética y sus peculiaridades.

Habrá zonas más abiertas y otras más pasilleras. Con más o con menos enemigos. Y por supuesto, con muchos, pero que muchos secretos y cofres que ir recolectando.

analisis de octopath viaje 2

Además, estos escenarios no son escenarios vacíos. Están llenos de vida. Hay gente a punta pala en el juego. Y todos y cada uno tiene su historia y su función. Para que nos demos cuenta, el juego nos irá retando a superar distintas misiones secundarias que harán que tengamos que preguntar, indagar o robar a todo bicho viviente del mundo. Quizás alguien busque a un ladrón en un pueblo del sur. Pero ese ladrón no tiene por qué estar allí. De hecho, lo vais a encontrar en una zona mucho pero que mucho más alejada.

Esta profundidad en el mundo, en sus gentes, en sus pequeñas historias es lo que le da vida a Octopath Traveler. No es una gran historia. Es una historia de todos. De un día a día, a veces, o de un problema, en otras ocasiones.

Sea como sea, esto ayuda a que nos metamos en el mundo y a que conozcamos a sus gentes. Y os aseguro que lo consiguen.

Ese trabajo lo quiero para mi

El otro elemento que engancha en Octopath Traveler es, sin duda, su sistema de combate. Viene heredado directamente de la saga Bravely ya que los aumentos son muy característicos de ellos. Pero ahora le meten más elementos.

Para empezar, cada personaje tiene una habilidad única que solo él o ella puede tener. A partir de aquí, podremos hacerlo evolucionar en su trabajo inicial a base de puntos de habilidad. Y si encontramos determinados templos por el mundo, podremos hacer que tenga un segundo trabajo que aprender y que le dará nuevas habilidades.

Lo más interesante de esto es poder mezclar las pasivas para hacer a nuestro jugador perfecto. Por ejemplo, tener a un erudito con la habilidad del ladrón de robar puntos de magia o la de la bailarina de regenerar maná es lo mejor que ha parido madre. Hechizos sin fin.

Lo que no podremos nunca es heredar la habilidad exclusiva de ese trabajo. Así, por mucho que tengamos un segundo boticario, solo el original podrá mezclar ingredientes y usarlos en combate. Y solo el ladrón podrá abrir los cofres cerrados.

analisis de octopath combate

Si a esto le sumamos el sistema de puntos débiles de los enemigos y las roturas, tenemos un combate por turnos muy sólido y entretenido. Usar las habilidades de nuestros personajes, como el robo o la caza, para usarlo posteriormente en nuestro favor harán que queramos conocer toda la fauna del reino.

Sin embargo, sí que es cierto que el sistema de trabajos (o jobs) no es tan profundo como en otros juegos. No es ni tan variado ni tan intenso como en los Bravely. Pero desde luego, teniendo a estos ocho personajes con sus habilidades mezcladas es más que suficiente para tenernos entretenidos hasta el final.

Los problemas del juego

Todo lo que os he dicho hasta ahora hace que el juego luzca espectacular. Vais a disfrutar como enanos si os gustan los JRPG. Combates, escenarios, misiones secundarias, exploración, mazmorreo… Pero hay cosas que no son las que uno podría esperar en este tipo de juegos.

Por ejemplo, el principal fallo que veo es que los personajes son independientes del resto. Van a hacer todo lo que tienen que hacer sin interactuar con el resto. Así, el ladrón podrá robar siempre sin problemas, aunque estemos en casa de los padres de la comerciante y vayamos con ella. No hay penalización.

Tampoco interactuarán en las misiones de historia de cada uno de ellos. Somos meros espectadores de lo que ocurre con los protagonistas de las historias. Y solamente a base de pequeñas charlas durante el recorrido podremos ver algo de relación entre ellos.

analisis de octopath mazmorra

Esto hace que el juego pierda un poco de esencia ya que, al tratarse de una historia con ocho personajes, esperábamos ver la relación entre ellos. Y esto no ocurre realmente hasta el final del juego. Lo que podríamos llamar el post-juego.

Tampoco es digno de alabar la trama de algunas historias. Algunas son muy simples y previsibles, y hacen que le cojamos un poco de tirria a ellas. Por ejemplo, la de Oberic a mi no me gustó nada. Por simple y por plasta.

La dificultad tampoco es la ideal para alguien que busca un reto. Al menos hasta el final. No podremos cambiar al personaje principal en ningún momento (el que elijamos como primer viajero). Y esto hace que el equipo esté muy desequilibrado.

Las misiones van aumentando de nivel conforme avanzamos. Pero llega un momento en el que, al no poder cambiar al personaje principal, este se dopa de forma exponencial. Así, para cumplir una misión de historia de nivel 27, si es la última de las que tocan de nuestros viajeros, puede que lleguemos con un protagonista de nivel 36 sin problema.

Pero qué cosa más bonica, madre

No me puedo despedir de este análisis sin mencionar el apartado artístico. Tanto el diseño gráfico como la banda sonora sobresalen por sí mismas. Octopath Traveler es un regalo para la vista y para el oído en todos los sentidos.

Nos encontramos con un modelado pixelado que mezcla un estilo en dos dimensiones y en tres dimensiones que consigue darle un estilo propio. Lo notaremos en las ciudades, en los viajes, en los contrastes entre el fondo y el primer plano. Y si sois de los míos, los combates os recordarán mucho (gráficamente) a los de los Golden Sun originales (el tercero nunca ocurrió).

analisis de octopath mapeado

En cuanto a la banda sonora, cada región del mapa tiene la suya propia. Y todas son una maravilla. Además, conforme avancemos, también iremos notando cómo cambian las melodías de batalla. Así que no se nos harán para nada pesadas.

Sí que se repiten algunos temas en las mazmorras y demás, pero como suelen ser cortitas y muy bien ambientadas, no es que nos preocupe mucho.

Conclusiones del análisis de Octopath Traveler

Como podréis adivinar por la nota y por lo que os he contado, Octopath Traveler es una verdadera maravilla. Sus pequeños fallso en cuanto a historia o desarrollo se ven completamente eclipsados por todo lo que ofrece.

Eso sí, no busques un Final Fantasy VI o un Tales of. Es un juego distinto. De hecho, casi podríamos decir que es el punto opuesto a la saga Bravely. Si esa saga se centraba en la historia y en los cuatro protagonistas como grupo, esta se centra en el mundo que nos rodea y en la personalidad individual de cada uno.

analisis de octopath combate 2

Sabiendo esto y teniendo muchas ganas de interactuar con el mundo, ya sea combatiendo, robando, guiando, cotilleando o explorando, vas a tener horas y horas de juego. Y cuando termines, ojo, que empieza un verdadero reto.

Artículos relacionados

Análisis de Octopath Traveler para Nintendo Switch
Un apartado artístico sin igualEl sistema de batalla está muy logrado y no aburreEl mundo es enorme y ofrece muchos tipos de interacción
La dificultad se resiente al no poder cambiar al protagonistaLas historias a veces son muy sosas
8.9Nota Final
Apartado Gráfico9.5
Banda Sonora9.5
Historia7.5
Jugabilidad9
Puntuación de los lectores 3 Votos
8.7

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of