Análisis de One Punch Man: A Hero Nobody Knows para PlayStation 4

Creamos nuestro propio superhéroe y luchamos junto a Saitama, Genos y compañía en nuestro Análisis de One Punch Man: A ero Nobody Knows.

Era de suponer que uno de los mangas más originales de los últimos tiempos, tarde o temprano, recibiese su propia adaptación a videojuego. Primero apareció Road to Hero, uno exclusivo para smartphones. Ahora, por fin tenemos en consolas y compatibles un auténtico triple A, protagonizado por estos peculiares personajes. ¿Conseguirán replicar las sensaciones de la serie? Lo vemos en nuestro análisis de One Punch Man: A hero Nobody Knows.

Bandai Namco se ha convertido prácticamente, en la principal distribuidora de videojuegos basados en historias sacadas de mangas y animes. En esta ocasión, el desarrollo corre a cargo de Spike Chunsoft, quienes han tenido la difícil tarea de crear un título de lucha en el que el protagonista vence a todos sus enemigos de un sólo golpe. ¿Y cómo han solucionado tan terrible papeleta? Pues haciendo que el personaje principal seamos nosotros mismos, o más bien nuestro avatar.

Saitama nos necesita. Bueno, realmente no

El aburrimiento del héroe

Para el que no conozca nada sobre este shonen, nos encontramos en un mundo repleto de monstruos que no dejan de atacar a la civilización. Por ello los humanos crean una Asociación de Héroes, que agrupa personas con poderes o habilidades especiales para que protejan la paz en la tierra. Esta entidad divide a sus miembros según su nivel de poder, desde el rango mayor que es el S, hasta el más bajo que es el grado C. Nuestro protagonista se encuentra en este último escalafón. ¿Y quién es?

Pues hablamos de Saitama, un joven que se convierte en héroe por simple afición, pero que tiene un enorme poder. Según él, gracias a un férreo entrenamiento, consiguió una fuerza tan descomunal que de un solo golpe, es capaz de derrotar a todos sus enemigos. Esto, que podría parecer una bendición, le causa mucha frustración, ya que hace su vida aburrida y sin ningún tipo de emoción.

Así pues, controlar a este personaje en el juego no tendría mucho sentido, puesto que nos pasaría como a él y no tendríamos reto alguno. Por ello, el modo de juego por defecto será en el que nos crearemos a nuestro propio superhéroe. Desde el principio se nos pedirá que editemos el avatar como queramos, dentro de las escasas opciones que tendremos al principio. Escogeremos tanto su aspecto físico, como su estilo de lucha entre los 5 iniciales.

análisis de One Punch Man: A hero Nobody Knows

Esta vez el protagonista no es Saitama, sino nuestro propio avatar

El trabajo del héroe

Una vez hecho esto comenzará nuestra carrera por ascender en la Asociación de Héroes. Obviamente comenzaremos en lo más bajo del grado C, para poco a poco escalar puestos hasta llegar a la clase S. Para lograr esto, nos tocará realizar muchas misiones de varios tipos. Estas pueden ser de la historia principal, secundarias, encargos de ciudadanos, o para ayudar a otros héroes.

Estos trabajos los encontraremos por la pequeña ciudad en la que nos moveremos, que está compuesta por varios distritos, los cuales se irán desbloqueando según avancemos en la historia. Además, en esta urbe también encontraremos varios comercios que nos venderán objetos variados. Mejoras temporales para los combates, elementos estéticos, muebles para nuestra habitación, o libros que aumentan nuestros atributos. Todo esto lo podremos adquirir gracias al dinero conseguido al realizar los distintos tipos de misiones.

Como ya hemos comentado, las hay de diferentes variedades. Las hay que nos encargan los ciudadanos, que son casi todas meros trámites de recadero de llevar algo del punto A hasta el B. En otras nos tocará enzarzarnos en combate, pero suelen ser bastante sencillos. Luego están aquellas en las que otro conocido héroe del manga nos pide ayuda. Normalmente son combates con algo más de dificultad, y como recompensa aparte de dinero y experiencia desbloquearemos nuevas técnicas para nuestro personaje.

Por otro lado tenemos trabajos secundarios que nos ofrecerá la sucursal de Héroes, que son batallas de mayor dificultad aún, e incluso pueden ser contra más de un oponente. Y ya por último encontramos la historia principal, en la que nuestro avatar se meterá de lleno en los acontecimientos de la serie, ayudando o dejándose ayudar por Saitama, Genos o Mumen Raider entre otros. Esta suele ser la parte de más interés, y la que sobre todo gustará a los fans.

Nos moveremos por la ciudad desbloqueando distritos y aceptando misiones

Los combates del héroe

Pero como es lógico en un título de estas características, hay vida más allá del modo de juego base. Así pues, podremos partirnos el lomo en combates versus contra otros jugadores o la CPU, en local u online. En ellos tendremos que escoger hasta a tres personajes, que previamente habremos desbloqueado en la historia principal.

Antes nos tocará configurar las opciones del combate escogiendo entre dos modalidades. La primera de ellas, nos permite tener a todos los luchadores desde el comienzo, pudiendo cambiar entre ellos en cualquier momento. En la segunda, en cambio, estos irán apareciendo en el escenario al cabo de un tiempo en el orden que hayamos elegido previamente. Si encadenamos combos o golpeamos a los rivales con técnicas especiales, restaremos segundos al cronómetro haciendo que estos compañeros lleguen antes.

Mención especial al uso de Saitama, ya que este siempre será el último en aparecer y lo hará tras varios minutos. Eso sí, si conseguimos aguantar hasta que eso suceda, tendremos el combate ganado con seguridad. Como el nombre de la serie indica, de un sólo puñetazo terminará con cualquier rival. Además, es gracioso observar cómo los contrarios ejecutan poderosos ataques sobre él, sin que este apenas se inmute.

análisis de One Punch Man: A hero Nobody Knows

Aparte de la historia principal, podremos jugar combates con los personajes de la serie y nuestra creación

La recompensa del héroe

Todas las misiones que realicemos nos otorgarán varias recompensas como dinero, objetos, contribución a la ciudad, experiencia para el personaje y otra para el tipo de lucha. Esta última es específica para para el estilo de combate que tengamos. Puede llegar hasta el nivel 5, y desbloquea mejoras como ranuras para más técnicas o nuevos combos. Quizá es un poco tedioso, ya que cada variedad comenzará desde cero y tocará subirla al máximo de nuevo. Al menos se mantendrán los atributos generales del personaje, por lo que no será como volver a empezar.

Hablando de los cuales tenemos Salud, Ataque, Atractivo, Técnicas Especiales y la velocidad de regeneración de estas. El primero como es obvio, indica la cantidad de vida que poseemos, mientras que el segundo marca la fuerza de nuestros golpes normales. Luego el tercero señala la probabilidad de que recibamos ayuda de otros héroes en combate. Los dos últimos sirven para subir la potencia de nuestras habilidades singulares, y lo rápido que podamos recargarlas.

análisis de One Punch Man: A hero Nobody Knows

Con la experiencia conseguida en las diferentes misiones mejoraremos los atributos de nuestro héroe

La diversión de la simpleza

Todo lo explicado anteriormente nos lleva a la base de este trabajo, su jugabilidad. Dada la naturaleza del manga, la elección más lógica era la de hacer un título de lucha. Y eso es precisamente lo que tenemos aquí, aunque es probablemente la parte más floja de One Punch Man: A hero Nobody Knows.

Normalmente en este tipo de juegos, las desarrolladoras tienen que escoger entre crear un combate profundo que pueda competir contra otros grandes exponentes del género, o algo más simple para que cualquier fan de la franquicia pueda disfrutarlo sin problemas. En este caso como en tantos otros se ha optado por esta segunda opción.

Así pues, nos encontramos con un sistema de combate excesivamente simple. Tenemos un par de botones para golpear, otro para el salto, el que sirve para cubrirse o esquivar, uno para correr por el escenario y el que nos servirá para ejecutar las Técnicas especiales y recargarlas. Básicamente en las luchas sólo habrá que preocuparse de evitar los envites del rival, y escoger el momento adecuado para lanzarle nuestros mejores golpes.

Menos mal que durante las batallas, pueden suceder diferentes eventos aleatorios que afectarán a ambos luchadores. Por ejemplo en ocasiones caerán meteoritos o rayos, podrán aparecer drones con mejoras temporales, o quizá aparezcan otros héroes en nuestra ayuda. Cuando esto último suceda, el personaje se mantendrá en la reserva y podremos cambiar entre él y nuestro avatar en cualquier momento. Del mismo modo, también podrán llegar nuevos rivales. Todo esto otorga más variedad al título, haciendo que los combates terminen por resultar divertidos pese a su simpleza.

análisis de One Punch Man: A hero Nobody Knows

Los combates son simples pero divertidos

Gráficos y sonido

En cuanto al apartado gráfico, los modelados de los personajes son muy buenos así como sus animaciones, aunque estas en algunos casos parecen un tanto robóticas. Los combates y las técnicas especiales son bastante espectaculares, pero los escenarios pecan de ser demasiado simples y tampoco hay mucha variedad de ellos. Pero quizá lo peor de todo, son las caídas de frames que sufrimos en pequeño su mundo abierto, o el que algunos de los personajes tarden unos segundos en aparecer. Aún así no es nada que estropee la experiencia más allá de ser algo molesto.

Por otra parte, su apartado sonoro cuenta con doblaje en inglés y en japonés. El primero no me ha convencido mucho, quizá porque el anime lo he visionado siempre en el idioma asiático. Y precisamente por ello para mí el japonés es mejor, gracias sobre todo a contar con las voces al originales de la serie. En ambos casos, contaremos con subtítulos localizados en castellano. A destacar también las distintas melodías que recogen a la perfección la personalidad del shonen.

análisis de One Punch Man: A hero Nobody Knows

Gráficamente no es la bomba, pero algunos momentos son espectaculares

En definitiva y como habréis podido comprobar en este análisis de One Punch Man: A hero Nobody Knows, si sois fans del manga y el anime, os encantará el juego. Disfrutaréis creando vuestro propio superhéroe, hacerlo escalar en la Asociación y participar en los mejores momentos de la serie. Por el contrario si lo que buscáis es un buen juego de lucha, tenéis opciones más profundas en otros títulos como Mortal Kombat 11 o Street Fighter V.

Allons-y!

Análisis de One Punch Man: A Hero Nobody Knows para PlayStation 4
Conclusiones
Los chicos de Spike Chunsoft, se han atrevido a llevar al videojuego a un personaje excesivamente poderoso, con la dificultad que ello conlleva. A pesar de eso han sabido salir airosos, gracias a cedernos el protagonismo a nosotros. Eso sí, es un título más pensado para los fans de la serie que para los amantes del género de la lucha.
Nos gusta
Crear nuestro propio héroe
Vivir los mejores momentos del anime de primera mano
Muchos personajes y guiños a la serie
A mejorar
Su sistema de combate es bastante simple
Algunos bajones de frames en la ciudad
Algo repetitivo
6.9
El héroe hastiado