Soñar con cosas de colores que caen y se apilan no es normal. No, nada de Tetris, hablamos de lo que nos ha provocado el análisis de Puyo Puyo Champions.

Cuando no se quieren juegos con historias largas y enrevesadas, siempre se puede apostar por los títulos de enfoque más clásico. No, por mucho que me encante no hablo de Snake. Hablo de algo más al estilo de Tetris. Pero que tampoco es Tetris, porque lo suyo es tener el formato, pero darle un toque propio. Un toque propio lleno de color y estilo chibi anime. Y eso es lo que nos ha dejado el análisis de Puyo Puyo Champions.

El hombre contra la máquina

Aquí no hay historia, así que olvidad eso de usar los puyos para descubrir el mundo o lo que sea, aquí sólo vamos a una cosa: masacrar a nuestros rivales. O que ellos nos masacren a nosotros, que es lo más probable. Lo cierto es que Puyo Puyo Champions es bastante exigente en lo que a habilidad se refiere, al menos, en las partidas que son contra la IA. Es el comienzo de la rebelión de las máquinas, estoy segura.

Da igual que sea en su modo Puyo Puyo 2 o en Fiebre Puyo, la IA está descontrolada. Pero hay que echarle valor, y con constancia todo se puede. Estos dos modos guardan muchas similitudes, y pocas diferencias, pero son las suficientes para que modifiques ligeramente tu estilo de juego. En el primero, el cometido será con un estilo Tetris más clásico: simplemente juega y envía puyos a tu rival para fastidiarle las cosas. El segundo, por su parte, requiere un poco más de estrategia, dado que puedes cancelar los ataques de tu rival y contrarrestarlos. En tus manos queda si guardarlos hasta que ataque o lanzarse con toda la artillería en el mejor momento.

Análisis de Puyo Puyo Champions

Dentro de estos dos modos de juego, encontramos a su vez el tipo de partida que queremos, de Batalla, en el que tendremos un único enfrentamiento y ya está, o de Resistencia, en el que como se deduce, tocará aguantar contra todo tipo de rivales, hasta que caigamos rendidos. En lo personal, y para aquellos novatos que quieran aventurarse por primera vez, recomiendo encarecidamente seleccionar los enfrentamientos de Resistencia. Normalmente, los primeros combates son bastante más asequibles, por lo que puedes ir preparándote y agudizando los sentidos para los otros modos.

Porque, tengo que reconocerlo una vez más: en el modo Batalla la máquina me ha apalizado sin piedad. El mandarme seis filas de puyos de golpe, a los pocos segundos, está fuera de mi capacidad de juego. Al menos, por el momento, que todo es práctica. Pero queda constantemente claro que el Champions de este  título quiere sí o sí a los mejores, y no se anda con chiquitas.

El hombre contra el hombre

Puedo sonar un poco oportunista, pero qué carajos, prefiero enfrentarme a una persona. Puede tener sus fallos y, por lo general, quieras que no te encuentras a alguien de tu nivel. Puyo Puyo Champions no se olvida de las personas, por supuesto, y cuenta con distintos modos para traer la discordia a casa… o fuera de ella.

Bueno, básicamente lo que trae es el modo multijugador y el modo online. Y dentro de este, los mismos modos arriba mostrados. Pero la oportunidad de jugar a tu aire en cualquier lugar junto a tu amigo o pareja, o chinchar a tu hermano pequeño siendo el Joy-Con 2, no tiene precio. Las partidas suelen ser tan rápidas y frenéticas que pegan en cualquier lugar.

Análisis de Puyo Puyo Champions

Las partidas online siguen el mismo patrón, pero tienen más chicha que ofrecer. En ellas encontramos partidas clasificatorias en las que mejorar nuestra posición en el ranking, partidas libres en las que practicar con gente, pudiendo seleccionar modo y nuestra experiencia, y las salas para jugar con amigos mediante código. También, si sois de los que les gusta fardar, cuenta con un modo para subir las mejores jugadas, y que todo el mundo las vea. En general, podría decirse que el modo multijugador hace mucho por el título.

Colores por aquí, colores por allá

Visualmente sólo puedo decir que Puyo Puyo Champions es muy llamativo. Como todos los juegos de la franquicia, básicamente. Tenemos personajes variados, de estilo anime, con colores sólidos de una gama cromática muy dispar, al igual que la variedad de fondos. Muy al estilo dibujo 2D clásico, no es que destaquen por ser excesivamente complejos, pero funcionan ya que, a fin de cuentas, los vamos a ver en segundo plano o cuando lancemos una cadena bastante generosa de puyos.

Y de los puyos justamente toca hablar. Los reyes del juego van a ser los protagonistas, está claro, pues a fin de cuentas son a los que le vamos a echar cuenta en pantalla. Las opciones de personalización de los mismos son bastante variadas en ese título, por lo que se pueden adaptar a nuestros gustos, lo cuál es un acierto. Sin embargo, pese a que algunas modificaciones, como las de Sonic, son maravillosas visualmente, otras guardan colores demasiado parecidos, lo que confunde bastante a la hora de jugar, por lo que difícilmente se usarán.

Análisis de Puyo Puyo Champions

¿Y qué necesita un juego de apariencia alegre y partidas rápidas? Pues una música acorde. Puyo Puyo Champions trae una variedad nada desdeñable de temas musicales, que saben darle el toque especial a cada partida. Son, como digo, alegres y amenos, por lo que amenizan bastante bien las partidas, evitando caer en la repetición de escuchar una y otra vez la misma cancioncilla. Si a eso le sumamos las voces en japonés o inglés, el juego queda bastante cohesionado, sin que genere una sensación de vacío o repetitividad, lo cual parece hasta sorprendente teniendo en cuenta el tipo de título con el que nos encontramos.

Si bien queda decir que las actuaciones de los actores de doblaje no es que sean especialmente flamantes. Aunque, bueno, poco se puede esperar de alguien que tiene que decir apenas dos frases, de las cuáles una es un grito de sorpresa.

Conclusiones del análisis de Puyo Puyo Champions

Nos encontramos, básicamente con un juego simple que va a lo que va: ofrecernos enfrentamientos para ganar y mejorar. Uno de esos títulos que se juegan por el simple placer de desconectar y dejar que la mente fluya. Y lo consigue, sí, a pesar de que a los más novatos les va a costar bastante adecuarse al nivel de exigencia requerido por la máquina, si bien el modo multi y el online pueden suplir eso.

Sabe acompañar para que cada momento sea frenético, con suficientes alicientes visuales para hacer cada partida única, sin llegar a cansar por pesadez de repetición de contenido. Por el precio que tiene es más que recomendable.

Análisis de Puyo Puyo Champions- La locura viene en forma de puyos
Visualmente llamativoUna buena forma de jugar de cara a mejorar competitivamente
Demasiado exigente en algunos aspectos para los nuevos jugadoresAlgunos estilos de puyos molestan más que ayudan
7.3Nota Final
Diversión8
Jugabilidad7
Gráficos7
Sonido7
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of