Análisis de Spacebase Startopia sondas

Análisis de Spacebase Startopia para PC

Llega la hora de crear nuestro lugar idílico en las estrellas con el análisis de Spacebase Startopia. No estamos solos para lograrlo.

No mientas, todos hemos soñado con el espacio exterior. Ya sea para emular épicos combates con espadas láser o para conseguir seis objetos preciosos ultrapoderosos, ese gran desconocido nos llama. En este caso atendemos su petición, la de crear el resort más impresionante de todas las galaxias con este análisis de Spacebase Startopia. Que se preparen las formas de vida desconocidas.

Primera norma del comandante: no ir a lo loco

Pues mira, os cuento. Lo primero que hice al iniciar el juego fue, simplemente, empezar una partida personalizada sin saber apenas nada. Lo sé, decisión cuestionable la mía. ¿Qué podía salir mal? Los menús de opciones de la partida son muy similares a muchos títulos de estrategia actuales, como Stellaris sin ir más lejos. «Esto lo domino yo», me dije. Nada más lejos de la realidad.

En cuanto se inicia la partida, me veo en un mundo nuevo para mí, buscando desesperadamente algún indicio de cómo jugar y construir. Los visitantes entraban mientras nada había para complacerles. Resultado: un completo fiasco. Esto me pasa por ir de guay.

Así pues, Spacebase Startopia ofrece un modo campaña en el cual iremos descubriendo cómo funciona la base, así como los recursos, construcciones y funcionalidades de las cubiertas. Por supuesto, todo mientras se desarrolla una historia con muchísimos toques de humor. Y es que la inteligencia artificial, VAL, es de lo mejorcito del título.

Ya desde que accedemos al juego y estamos en el menú principal nos empieza a soltar joyas literarias que ni el duelo Góngora – Quevedo. Si no entendéis la referencia buscad por internet. Lo cierto es que a mí personalmente me ha recordado al personaje de Bender de Futurama. Y como toda persona culta que se precie debe saber, esa comparación siempre es positiva.

Como iba comentando, durante la campaña aprenderemos a gestionar la base, así como a suministrar de atenciones y diversiones a todos los visitantes que vengan. Muy importante este punto, ya que es una de las piedras angulares para seguir avanzando en nuestro camino de convertir nuestra estación espacial en destino turístico referente en el universo.

Segunda norma del comandante: si te atacan, masacras

Pero, ¿de verdad creíais que todo iba a ser tan pacífico y sencillo como diseñar un resort de lujo? Hasta en el frío espacio existen amenazas para nuestro comercio (y en menor medida para los visitantes). De esta manera, una de las partes que tenemos que tener vigiladas es la defensa de nuestra estación, para hacer frente a este tipo de peligros que, os aseguro, tendréis que combatir.

Por otro lado, esta parte de la jugabilidad del título es importante para el tema multijugador, ya que podéis amargar la existencia del resto de jugadores atacando sus bases. Algo plenamente recomendable, ya que como todo el mundo sabe la violencia lo arregla todo. Excepto un corazón roto por ella.

Así pues, la parte jugable de Spacebase Startopia es maravillosa en todos sus aspectos. Combina a la perfección, en cuanto a gestión se trata, las funciones de las tres cubiertas, las cuales están focalizadas en distintas funciones. Llevar mal una de ellas puede acabar en catástrofe para nuestras aspiraciones.

Además, la cantidad de posibilidades que ofrece el juego a la hora de construir las facilidades en la base consiguen que cada partida sea completamente diferente a la anterior. Y es que no es sólo la parte puramente de construcción, sino que hay que añadir el factor social a esta ecuación. Comerciar, atacar, defenderse y, en definitiva, convivir con el resto de jugadores o amenazas es otro reto enorme.

Cada uno de los visitantes extraterrestres que se dignan a aparecer tiene información específica, a la cual podemos acceder para saber qué es lo que necesita. Si Kevin quiere descansar, habrá que preparar un sitio para ello, a parte de construir dentro las cápsulas de descanso correspondientes. Cuando Kevin esté contento y se deje los dineros podemos darle la patada al frío exterior.

Tercera norma del comandante: que se vea bonito todo

Ya sea Kevin, Paco o Charmander José, si nuestra base no atrae por fuera poco podemos hacer. Y en eso Kalypso lo ha hecho bastante bien, ya que la parte gráfica del título es bastante llamativa por lo colorida que es. Además, la imaginería de todas las construcciones, escenarios y entornos es estupenda, tanto los detalles como el acabado general.

Por otro lado, hay una cantidad respetable de razas alienígenas que nos visitan. Ya sean individuos con muchos brazos, pocos o ninguno, todos son bienvenidos. Aparte, las animaciones de las instalaciones están muy bien adaptadas, no apreciando ningún tipo de ralentizaciones a la hora de desplazarse por la base.

Spacebase Startopia nos llega en perfecto castellano. Además, el juego está doblado a nuestro idioma, por lo que podremos deleitarnos de todos los cortes que nos hace VAL durante nuestra gestión. Eso sí, la voz de la IA es artificial a más no poder. Básicamente la que podéis escuchar cuando lanzáis alguna carta o algo a vuestro streamer favorito con un mensajito. Pero sigue siendo VAL.

Cuarta norma del comandante: divertirse mientras la lías con tu base

No lo había mencionado, pero este Spacebase Startopia es una readaptación del clásico de 2001, que regresa con energías renovadas, aparte del lavado de cara y demás obviamente. Estamos ante un título de gestión cuidado, bien elaborado y con una jugabilidad equilibrada y entretenida. Además, con un humor que hace que quieras seguir jugando para saber con qué te va a salir la IA.

Esta obra trae diferentes modos de juego, para aquellos lobos solitarios, o para los más sociales. Incluso para los jugadores competitivos (sí, esos que te caen mal porque sueltan cada dos por tres que son muy buenos y que quedaron terceros en un torneo regional de petanca que a nadie le importa).

Podéis haceros una idea al leer este análisis de Spacebase Startopia, pero a mí que una máquina me suelte burradas como las que he mencionado me encanta. Por supuesto, si el juego acompaña en el resto de apartados, a mí me gana. Un título que, en un género tan poblado como el de gestión estratégica, consigue hacerse un huequito con su sello personal.

Análisis de Spacebase Startopia sondas
Análisis de Spacebase Startopia para PC
Nos gusta
El humor de la IA de la base, muy Bender.
La cantidad de posibilidades para customizar cada una de las cubiertas.
Buen equilibrio entre las funciones de las cubiertas.
Puede mejorar
El aspecto gráfico, aunque pulido, es mejorable.
La construcción puede confundir un poco al jugador.
8.3