Si sois fans de clásicos como Laser Squad, Incubation o Warhammer 40000: Squad Command, no os podéis perder nuestro análisis de Spaceland.

Es posible que si os hablámos de estrategia por turnos en el mundo del videojuego, el primer nombre que os venga a la cabeza sea el de la saga XCOM. Pero existen muchos títulos más, con temáticas bien diferenciadas. Mutant Year Zero, Xenonauts 2, Mordheim, Hard West o This Is The Police II, son buenos ejemplos de ello. Y hoy con el análisis de Spaceland, os presentamos a un nuevo exponente para este género que tantas buenas horas nos ha brindado a lo largo de los años.

El pequeño estudio Tortuga Team, son los encargados de crear esta aventura espacial táctica, inspirada por algunas de las obras anteriormente citadas. Claro que al tratarse de un trabajo independiente, su apartado técnico y ambición se quedan un peldaño por debajo. Pero eso no significa que estemos ante un título al que no merezca la pena jugar. Más bien al contrario. Pese a su aparente simpleza, los amantes de este tipo de juegos encontrarán en Spaceland, un reto que se eleva de manera progresiva según superamos niveles.

análisis de Spaceland

Combates tácticos por turnos al estilo XCOM

Historia básica

Comenzando por el principio, hemos de decir que el argumento es bastante genérico. Dos guardianes espaciales se encontraban de patrulla estelar, cuando reciben una señal de socorro de un planeta cercano. A causa de una tormenta eléctrica, se estrellan cuando trataban de aterrizar en el lugar del que provenía la llamada de auxilio. Poco después comprueban que existen unas instalaciones de la corporación Omega, las cuales están infestadas por unas extrañas criaturas. Así que nos tocará descubrir qué está pasando y quién pidió ayuda.

LEER MÁS:  Disfrutaremos de Fist of the North Star: Legends ReVIVE en Occidente

Como veis nada demasiado original pero que sin embargo según sus creadores, bebe de la edad de oro de la ciencia ficción. Según avancemos por los distintos niveles, iremos descubriendo más cosas sobre lo sucedido en la estación, a la par que nos encontraremos con nuevos personajes. De este modo nos embarcamos en una aventura espacial con toques de Alien o La Cosa, pero con un combate táctico por turnos.

análisis de Spaceland

Una base desierta en un planeta helado. Me suena de algo

Los siete magníficos

Y precisamente en estos, es donde se sustenta la base jugable del título. Tanto para explorar los diferentes escenarios, como para eliminar a las distintas criaturas que nos saldrán al paso, deberemos tener en cuenta los puntos de acción de nuestros protagonistas. Decimos esto en plural, ya que no controlaremos sólo a uno, si no hasta siete individuos. Cada uno con sus propias armas y habilidades que difieren de las del resto. No usaremos a todos en cada misión ya que como mucho hasta cuatro de ellos podrán compartir pantalla.

De esta manera escoger el grupo que participe en cada fase y saber combinar sus habilidades en función de la situación, se convertirá en parte importante de la estrategia. Por ejemplo Terra puede curar a cualquier miembro del grupo o usar granadas que congelan a los enemigos, Jim puede usar sus propulsores para moverse varias casillas sin coste adicional, o Marcus puede crear un escudo de energía que le proteja del daño. Pese a ser un trabajo de bajo presupuesto, tenemos una razonable variedad de acciones.

Cada personaje cuenta con sus propias armas y habilidades

Aprovecha tus puntos

Tanto para atacar con nuestras armas como para usar cada una de estas habilidades, debemos gastar una cantidad determinada de puntos de acción. Hay que tener en cuenta que estos también se usan para movernos por el escenario, por lo que hay que pensar muy bien lo que queremos hacer si no queremos quedarnos vendidos en el turno del rival. Por suerte podremos mejorar el equipamiento de los soldados que controlamos. Para hacerlo necesitaremos Chips y Monedas.

LEER MÁS:  PQube Games presenta el primer tráiler de Unsouled

Conseguir estas variará en función de cómo superemos las fases, ya que en ese momento se nos otorgará una puntuación. Para la suma final se tienen en cuenta diversas variables como los secretos que encontremos en los niveles, cuántos personaje sobrevivan o en qué cantidad de turnos finalicemos el mapa. De esta manera conseguiremos más o menos de estos recursos.

Con ellos, podremos mejorar el daño de las armas y la vida de nuestras armaduras, o subir el nivel de las diferentes habilidades. En el caso de las primeras, tendremos que tener en cuenta que algunas son comunes para más de un personaje y sólo uno de ellos podrá tenerla equipada. Así pues, es imprescindible que antes de entrar en cada misión, nos acordemos de revisar el equipamiento de cada individuo.

Gráficos y sonido

En cuanto a la parte técnica, no puede competir con otras producciones del género. Gráficamente cumple si más, con un diseño bastante simple y unos escenarios de proporciones pequeñas, aunque medianamente explorables. Tampoco los efectos visuales son especialmente llamativos, ni el diseño de las criaturas es original. Aún así su estilo que mezcla cartoon con minimalismo, respira personalidad propia.

LEER MÁS:  La llegada de Clannad en Nintendo Switch se confirma para Occidente

Del mismo modo su apartado sonoro tampoco destaca. Sus melodías son bastante sencillas y apenas nos daremos cuenta de su presencia. Además los efectos de armas, explosiones o habilidades cumplen sin más. Por ello este es el apartado más flojo sin duda de todo el título. Pese a ello a los que guste este tipo de juegos no se centrarán más en la estrategia y apenas echarán en falta una mejor partitura.

Los escenarios no son especialmente grandes, pero sí variados y explorables

Si tenemos en cuenta que hablamos de un estudio pequeño y un trabajo independiente, tampoco podemos pedir un triple A. Aún así los fans de la estrategia por turnos y de obras como XCOM o Mutant Year Zero, disfrutarán como enanos de este título.

Allons-y!

Conclusión
La estrategia táctica por turnos tiene un nuevo exponente, que nos llega desde el mercado independiente. Esto hace que su apartado técnico quizá no sea lo que más destaque. Pero si eso no os preocupa, disfrutaréis con un título divertido y exigente en las fases más avanzadas.
Nos gusta
Curva de dificultad progresiva
Suficiente cantidad de opciones y situaciones
Es la versión Indie de XCOM
A mejorar
El apartado sonoro es muy simple
Escenarios pequeños
Gráficamente básico
7.5
Análisis de Spaceland