Análisis de Spider-Man: Miles Morales para PlayStation 5 – El novato

Peter Parker se toma unos días libres pero deja la ciudad a buen recaudo, como os mostramos en nuestro análisis de Spider-Man: Miles Morales.

Hemos tardado un poco más de lo que nos gustaría, pero al fin os podemos traer un completo análisis de Spider-Man: Miles Morales. Uno de los títulos que junto a Demon’s Souls Remake, trata de mostrar lo que podemos esperar  de esta nueva generación en la consola de Sony. Eso sí, al ser un juego crossgen teniendo que lidiar con su versión de PS4, se nota que no ha alcanzado todo su potencial. Menos mal que esto es sólo el principio.

Los chicos de Insomniac Games nos dejaron hace un par de años uno de los mejores exclusivos de PlayStation 4 y de toda la generación. Tras algunas aventuras del trepamuros que no lograban dar con la tecla, los creadores de Ratchet & Clank tomaron prestados algunos elementos de la saga Arkham y de los mejores juegos de Spider-Man para crear el título definitivo sobre el héroe. Ahora con las nuevas consolas, llega también el relevo generacional del personaje arácnido.

análisis de Spider-Man: Miles Morales
Estoy cubriendo la baja de Spider-Man. ¿En qué puedo ayudarle?

El otro Spider-Man

Es posible que de primeras a muchos no les guste que Peter Parker ceda el protagonismo a un chavalín. Quizá algunos piensen que es una especie de companion a lo Robin y no le den la importancia que se merece, pero lo primero que hay que decir es que no pueden estar más equivocados. El joven derrocha personalidad y carisma desde el minuto uno, ganándose el título de Spider-Man por derecho propio.

Y es que el argumento nos sitúa un tiempo después del final de la anterior entrega. El trepamuros se encuentra haciendo de maestro de Miles Morales, quién posee sus mismos poderes e incluso otros nuevos como veremos más adelante. Ambos siguen protegiendo la ciudad, mientras el adolescente trata de asimilar sus nuevos dones y se cuestiona si está preparado para ellos.

Por suerte o por desgracia no le va a quedar más remedio que asumir más responsabilidad, ya que Peter se tiene que ausentar por un tiempo dejándole al cargo de la seguridad de Nueva York. Como no podía ser de otra manera, varios acontecimientos se suceden por lo que al chaval no le queda más remedio que hacer de tripas corazón y ponerse el traje. ¿Estará a la altura?

análisis de Spider-Man: Miles Morales
Maestro y alumno

Mismas habilidades con nuevos poderes

Lo primero que hay que destacar, es que la genial base jugable se mantiene intacta de la anterior aventura. El fluido balanceo del superhéroe, la agilidad de las peleas, el esquema de misiones, la gigantesca ciudad… Todo sigue ahí, pero no por ello penséis que estamos ante un copia pega con una nueva skin, ni mucho menos. Miles comparte poderes arácnidos con Peter, pero también posee los suyos propios. Estos, más allá de añadir nuevas animaciones al personaje, consiguen cambiar algunas de las mecánicas haciendo la experiencia algo diferente.

A lo largo de las 10-15 horas de juego, el muchacho descubrirá dos nuevas habilidades que le diferencian del Spider-Man original. Por un lado tendremos la picadura de veneno y por otro la invisibilidad. La primera nos servirá en combate, al desplazarnos, e incluso para resolver algunos puzles. Gracias a ella podremos realizar golpes de área o derrumbar a los enemigos más fuertes, a la par que movernos a mayor velocidad entre los rascacielos de Nueva York.

Por otra parte, el poder de la invisibilidad es bastante obvio y resulta la mar de útil para pasar desapercibidos. Lo malo es que esto tiene una pequeña pega, ya que facilita enormemente las peleas. En la entrega anterior también podíamos hacer uso del sigilo, pero cuando éramos descubiertos ya no había marcha atrás. Ahora si aguantamos hasta que se recargue la barra de la habilidad, podremos volver a utilizarla. De esta manera, los enemigos volverán a perdernos de vista y eso nos permitirá eliminarlos de nuevo de manera encubierta.

análisis de Spider-Man: Miles Morales
Los nuevos poderes son también parte importante del argumento

La base jugable se mantiene casi intacta

En cuanto al resto de la aventura, el esquema de misiones sigue la estela de lo visto anteriormente. La historia principal se entremezcla con encargos secundarios, delitos aleatorios, guaridas de enemigos, o entrenamientos dejados por Peter Parker para que sigamos mejorando nuestras habilidades. Gracias a todos estos trabajos, conseguiremos experiencia y materiales que nos permitirán desbloquear nuevos trajes o mejorar nuestros artilugios.

Por otro lado, mucha gente recalca la escasa duración del juego en comparación con el original. Si bien es cierto que puede dar la impresión de encontrarnos con una expansión autojugable más que ante un título completo, sus ya citadas 10-15 horas son más que suficientes. De hecho esto consigue que Spider-Man: Miles Morales no se nos haga pesado en ningún momento. Además hay un traje y un par de movimientos que se desbloquean en la Nueva Partida +, por lo cual los que busquen el 100% conseguirán otro buen puñado de horas.

Mención aparte para las bondades del cacareado DualSense. Si bien sus virtudes no alcanzan las genialidades que hemos podido comprobar en Astro’s Playroom, desde Insomniac Games han tenido a bien implementar un par de cositas para mejorar la experiencia. Por ejemplo al lanzar telarañas podremos notar una pequeña descarga que recorre el mando, o cuando cargamos un Golpe de veneno sentimos el crepitar de la bioelectricidad. Todo esto y más elevan bastante el nivel de inmersión.

análisis de Spider-Man: Miles Morales
Misiones secundarias, encargos entrenamientos y hasta resolver puzles con el poder de veneno. Hay bastante variedad.

Gráficos y sonido

Como sabéis esta entrega es crossgen, por lo que se ha lanzado una versión para ambas plataformas. En PS4 luce de maravilla e incluso algo mejor que el anterior Spider-Man, pero donde da el Do de pecho es en la nueva generación. Tanto si optáis por el modo rendimiento con unos estables 60 Fps, como si preferís tener unos gráficos de escándalo sacrificando fluidez, la experiencia es inmejorable. Por mi parte soy más fan de la primera opción sin dudarlo

El mapeado es exactamente el de la primera entrega, pero ha recibido un lavado de cara. La distancia de dibujado o la cantidad de elementos en pantalla se hacen notar, pero hay una cosa que me ha llamado más la atención. En este caso hablo de la integración de los interiores y exteriores. Ya no existe tiempo de carga entre ellos, entrando y saliendo de manera instantánea con una pequeña cinemática. Y lo mismo ocurre si viajamos entre estaciones de metro. Todo sucede de manera muy orgánica.

análisis de Spider-Man: Miles Morales
El apartado gráfico luce a gran nivel, aunque quizá no despliegue todo su potencial

También el apartado sonoro ha ganado enteros, especialmente si utilizamos auriculares. Incluso con unos estéreo normalitos el nuevo Audio 3D se percibe de manera espectacular. No sólo escucharemos los sonidos a izquierda o derecha, si no también a nuestras espaldas o a diferentes alturas. Es una auténtica gozada el balancearnos entre los coches, por ejemplo. No quiero ni imaginar lo que se puede lograr con unas cascos más preparados para ello.

Por lo demás el resto sigue rayando a gran altura. El sonido de las telarañas, el gentío, los golpes o el tráfico, están realmente conseguidos. Además el doblaje al castellano es impecable, pese a que en ocasiones quede algo raro cuando sueltan algunas palabras en inglés a propósito.

análisis de Spider-Man: Miles Morales
Balancearse entre los edificios sigue siendo una auténtica gozada

Conclusiones

Un gran primer acercamiento a la nueva generación, con un protagonista que derrocha carisma y se ha ganado su nombre a pulso. Por otra parte, debido a su duración da la impresión de ser una expansión autojugable como Uncharted: El Legado Perdido, pero incluye novedades jugables y gráficas como para que merezca la pena. Eso sí, tras su cliffhanger final nos queda la duda. ¿Quizá un futuro Marvel’s Spider-Man 2 con la posibilidad de jugar en cooperativo controlando a ambos héroes? Ojalá.

Allons-y!

Análisis de Spider-Man: Miles Morales para PlayStation 5 – El novato
Conclusiones
De nuevo otra gran aventura del trepamuros, ahora bajo la piel del joven Miles Morales. Nuevos poderes, mejoras gráficas o un sutil uso del DualSense, son sus cartas de presentación. Quizá su condición de título crossgen le ha pasado algo de factura, pero no podéis dejar escapar este título.
Nos gusta
Miles derrocha carisma por todos los lados
Los nuevos poderes del otro Spider-Man
El Audio 3D se hace notar con auriculares
A mejorar
Más corto de lo que nos gustaría
No despliega todo su potencial técnico
El DualSense no está tan aprovechado como en Astro's Playroom
8.8
El Spider-Man del barrio