Miyazaki, el Lobo de un solo brazo, Nathan Drake y el Príncipe de Persia, juntos pero no revueltos en nuestro análisis de Star Wars: Jedi Fallen Order

Creo no equivocarme demasiado si resalto, que muchos sufrimos unas pequeñas decepciones con las dos recientes entregas de Battlefront. Pero ahora EA consigue redimirse, con el que va a ser posiblemente el mejor videojuego sobre la saga galáctica creada por George Lucas. Con el permiso de El Poder de la Fuerza, nunca la sensación de empuñar un sable láser estuvo tan bien recreada. Además, como veréis en nuestro análisis de Star Wars: Jedi Fallen Order, esto no es su único punto a favor.

Respawn Entertaiment, creadores de Titanfall y Apex Legends, son los encargados de traernos esta nueva aventura en una galaxia muy, muy lejana. Para ello, han optado por acercarse más a lo que pudimos disfrutar con las dos entregas de el aprendiz de Darth Vader. Y no sólo eso, ya que han aprovechado para mejorar la fórmula cogiendo un poquito de Uncharted, Sekiro, Prince of Persia y la saga Souls. Este batiburrillo podría haber sido perjudicial al tratar de abarcar demasiado, pero por suerte la mezcla ha resultado ser sobresaliente, aún con sus pequeños defectos.

análisis de Star Wars: Jedi Fallen Order

Comienza una nueva aventura de Star Wars

Hace mucho tiempo…

Habitualmente, el argumento en un título sobre la guerra de las galaxias, es una de las cosas en las que primero nos fijamos los fans. Sobre todo, tras el rechazo de Disney a que el universo expandido fuese canon. Menos mal que este no es el caso, ya que la historia que se narra, forma parte de la cronología oficial de Star Wars. Es verdad que lo que se nos cuenta, no es especialmente original y tira en varias ocasiones de tópicos. Aún así resulta bastante entretenido, gracias sobre todo a profundizar un poco más en lo que significa ser un Caballero Jedi.

Os sitúo. El jóven Cal Kestis es un antiguo Padawan que sobrevivió a la terrible Orden 66 por los pelos, perdiendo a su maestro por el camino. Unos cinco años más tarde, lo encontramos trabajando como chatarrero tratando de no llamar la atención del Imperio, el cual sigue buscando gente sensible a la Fuerza para exterminarlos. Como no podía ser de otro modo, por culpa de un accidente debemos hacer uso de nuestros poderes y somos descubiertos.

Al final somos encontrados por una inquisidora Sith conocida como la Segunda Hermana. Esta ha sido entrenada por el mismísimo Darth Vader, y está dando caza a los Caballeros supervivientes. Menos mal que gracias a Cere Junda y Greez Dritus, conseguimos escapar de su ataque y volver a la clandestinidad. Pronto descubrimos que el objetivo de nuestros salvadores, es encontrar un holocrón el cual posee las identidades de personas sensibles a la Fuerza. Con ello pretenden volver a fundar la Orden Jedi, por lo que al final decidimos ayudarles.

análisis de Star Wars: Jedi Fallen Order

Cere Junda y Greez Dritus necesitan nuestra ayuda

Forjando a un caballero

Como veis no es que sus creadores estén reinventando la rueda en cuanto a su argumento, pero aún así hay algunos momentos que nos pueden llegar a sorprender. Sobre todo en la parte final del juego. Aunque durante el transcurso de la aventura descubriremos más sobre el pasado de Cal y la relación con su maestro. Esto lejos de ser sólo un añadido en la trama, juega un papel importante en la jugabilidad, pues nos muestra porque nuestro protagonista no posee todos su poderes desde el comienzo.

LEER MÁS:  EA presenta el tráiler de lanzamiento de Star Wars Jedi: Fallen Order

Así pues, deberemos ir recuperando paulatinamente nuestras habilidades olvidadas. Cada vez que lo logremos, se nos mostrará un antiguo recuerdo, en el que el maestro nos entrenaba en su uso. Una original manera de conocer más de la infancia del personaje. Además, la estructura del juego es la de un Metroidvania. Esto significa que los dones que nos otorga la Fuerza, nos serán útiles más allá del combate. Gracias al doble salto o la atracción de objetos por ejemplo, podremos acceder a nuevas áreas de los escenarios, antes bloqueadas.

Y no os creáis que hablamos de simples habitaciones con algún coleccionable. La mayoría serán nuevas porciones de mapas de dimensiones considerables. Algunas forman parte del argumento y nos tocará recorrerlas sí o sí, pero otras no tendremos la obligación de visitarlas. Aunque es muy recomendable, ya que a parte de poder localizar algún objeto interesante y recorrer nuevas plataformas, estas pueden contener incluso jefes opcionales.

Todo esto nos vendrá muy bien para mejorar a Cal, ya que lo que encontremos y cada enemigo que derrotemos, nos otorgará experiencia. Con esta, conseguiremos puntos de habilidad que se podrán utilizar para desbloquear más destrezas. Así tendremos la posibilidad de aumentar nuestra barra de vida o fuerza, ejecutar nuevos combos o causar mayor daño con nuestro sable láser. Eso sí, como en los Souls, si morimos perderemos la que llevemos acumulada hasta el momento, debiendo volver a por el rival que nos finiquitó.

Pese a contar con algunos tópicos del género, el argumento resulta interesante

Variedad ambiental y jugable

Otra cosa sacada de las obras de Miyazaki, es el genial diseño de escenarios que nos encontraremos en los 5 planetas disponibles. En todos tendremos múltiples rutas alternativas, atajos, conexiones entre las distintas zonas y por supuesto muchos secretos por descubrir. Además cada uno de ellos tendrá una ambientación muy distinta de los anteriores, e incluso encontraremos variedad dentro del mismo mundo.

LEER MÁS:  EA nos muestra el segundo tráiler de Star Wars: Jedi Fallen Order

Para movernos por estos niveles Respawn ha optado por imitar lo conseguido en las sagas de Uncharted y Prince of Persia. Así avanzaremos de saliente en saliente, correremos por las paredes, nos balancearemos por cuerdas y cables, o haremos todo a la vez. La verdad es que la versatilidad de nuestro joven Padawan hará que no nos aburramos en ningún momento. A eso debemos sumarle unos puzles pensados de manera muy inteligente, que nos harán usar el coco en alguna ocasión.

Destacamos aquí al pequeño robot BD-1. Este nos acompañará durante casi toda la aventura permitiéndonos abrir nuevos caminos, hackear a algunos enemigos, resolver puzles y sobre todo proporcionándonos curación con sus estimulantes. Vamos, lo que viene a ser como los frascos de Estus de los Souls. Y al igual que aquellos, contaremos con un número limitado, pero se recargarán cada vez que meditemos en los puntos de control. Por supuesto esto hará que también reaparezcan los enemigos.

análisis de Star Wars: Jedi Fallen Order

Los escenarios son espectaculares y con un gran diseño

Sé un Jedi

En cuanto al combate, ya sabemos que es otro punto importante en un título de la Guerra de las Galaxias. Aquí sus creadores han creado una mezcla casi perfecta de lo visto en Sekiro y el Poder de la Fuerza. Al igual que en la aventura del Lobo de un sólo Brazo, tendremos una barra de guardia que se irá agotando, al cubrirnos de los golpes y disparos. Cuando esta llegue a su final, quedaremos expuestos durante unos instantes, siendo vulnerables a cualquier golpe. Esto sucederá tanto a nosotros como a nuestros rivales, Eso sí, si nos conseguimos cubrir en el momento perfecto, romperemos la postura del rival pudiendo efectuar un contraataque.

Por otro lado, del juego sobre el secreto aprendiz de Darth Vader, Galen Marek, coge todo lo referente a los poderes Jedi. Así a parte de nuestra espada, contaremos con las distintas habilidades de la Fuerza, pudiendo  ralentizar a los enemigos, empujarles al vacío o atraerlos hasta nosotros para asestarles el golpe final. Gracias a esta mezcla, conseguimos unas luchas más ágiles y rápidas que en otros Soulsvanias, con algo menos de táctica. Aún así con la suficiente para no estar ante un machaca botones.

LEER MÁS:  EA nos muestra el segundo tráiler de Star Wars: Jedi Fallen Order

Mención aparte para los jefes finales, en los cuales deberemos aplicar todo lo aprendido. Son muy diferentes entre sí y con patrones de ataque muy diferentes. No llegan al nivel de dificultad o complejidad visto en los títulos de Miyazaki, pero nos pondrán las cosas difíciles. Recalcar que algunos de ellos serán opcionales y sólo los encontraremos explorando a fondo los escenarios.

Cere Junda y Greez Dritus

El combate bebe de Sekiro pero más ágil y menos táctico

Gráficos y sonido

Quizá la parte más floja, que no mala, la encontramos en su apartado gráfico. Pese a tener unos escenarios amplios, variados y con una genial ambientación, muchas texturas son algo pobres o tardan algunos segundos en cargar. Tampoco el modelado de los personajes es reseñable, pero sobre todo lo peor lo encontramos en las animaciones, las cuales a veces pueden resultan un tanto ortopédicas, sobre todo al ver correr a Cal Kestis. Aún así no es nada que moleste o influya en la jugabilidad.

Por otra parte, la banda sonora como no podía ser menos cuenta con algunos temas sacados de las películas, y otros inspiradas por las geniales partituras de John Williams. Por supuesto lo mismo ocurre con el resto de sonidos como blasters, naves espaciales, o nuestra espada láser. Además la edición española cuenta con un doblaje a la altura, e incluso podremos reconocer las voces que escuchamos en el cine y la televisión de los personajes conocidos.

Tendremos algunos cameos y contarán con sus actores de doblaje habituales de nuestro país

En conjunto nos encontramos con el que posiblemente es el mejor título basado en Star Wars. Quizá no a nivel argumental, ya que otros como Knights of the Old Republic están mucho más trabajados en este aspecto, pero sí en cuanto a jugabilidad. Nunca en un videojuego habíamos tenido una sensación tan cercana a ser un Jedi. Y eso ya es mucho. A eso hay que sumarle espectacular diseño de escenarios, la gran variedad de situaciones que nos encontraremos, y un combate ágil pero con algo de exigencia para que no estemos ante un machaca botones cualquiera. Un imprescindible de la generación y que debería haber sido candidato a GOTY.

Allons-y!

La Fuerza es poderosa en Respawn
El Lobo de un sólo brazo, Nathan Drake y el Príncipe de Persia, viajan a una galaxia muy lejana. La mezcla de géneros, termina resultando en la experiencia más cercana en un videojuego a ser un Jedi. Imprescindible.
Nos gusta
Genial diseño de escenarios
Profundizar un poco más en lo que significa ser un Jedi
Una buena mezcla de géneros
A mejorar
La animación de correr del protagonista
Algunas texturas son pobres
El argumento cuenta con mucho tópicos
9.1
Análisis de Star Wars: Jedi Fallen Order