La Fuerza toma muchos caminos para conseguir acólitos… o integrantes del lado oscuro. Y toca elegir uno incluso para el análisis de Star Wars Pinball.

Hemos visto juegos de Star Wars de todo tipo. ¡Si hasta estamos esperando uno nuevo que esta por caer! Eso nos demuestra que el mundo creado por George Lucas tiene mucho que ofrecer, incluso si únicamente añade elementos de la franquicia a juegos clásicos. Decimos esto, más que nada, por el análisis de Star Wars Pinball que os vamos a presentar a continuación. Y es que en esa bola, la Fuerza es muy poderosa.

Análisis de Star Wars Pinball

Star Wars por todos lados

Zen estudios son los encargados de realizar este curioso juego que nos ofrece hasta 19 tableros diferentes en los que jugar. Su especialidad son los juegos de este tipo, por lo que se nota desde el principio la soltura creando todos estos escenarios. Y es que cada uno de ellos tiene una cantidad de detalles enorme, que te hace recordar la película o serie que quieren emular.

Ya no sólo por los fondos con imágenes de los personajes, que realmente lo único que hacen es bonito de fondo, sino por lor objetos a los que golpear, la música distintiva o el material que predomina en cada mesa. Por ejemplo, aquella que recrea la batalla en la que los Ewoks echaron una mano tiene numerosas incrustaciones de madera, en otras vemos como tenemos que echar una mano a Leia para eliminar algunos soldados haciendo que la bola entre en un conducto u otro.

LEER MÁS:  Amplify Creations revela la fecha de lanzamiento de Decay of Logos

Análisis de Star Wars Pinball

En general, pese a la simpleza que pueda parecer tener el pinball, cada mesa se siente diferente por estos pequeños detalles, pese a que únicamente estemos dándole a la bola. ¿Puedes cansarte de esto? Mira, puedes cansarte de cualquier cosa, pero el juego sabe mantener el interés con distintos modos de juego. Que sí, que hay diversidad.

¿Apoyarás a los Jedi o a los Sith?

Por ejemplo, si te cansas de tener únicamente tres bolas para intentar aumentar la puntuación, siempre puedes probar el modo carrera. En él encontramos desafíos variados, desde aguantar 5 minutos consiguiendo la mayor puntuación posible con un número infinito de bolas, hasta tener un número limitado de movimientos para los controles. Ir a lo loco ya no es una opción, y conocer al detalle cada rincón de la mesa será primordial si quieres que tu bando gane siempre.

Si, habéis leído bien, bandos. Al empezar a jugar eliges si apoyar al lado oscuro o al luminoso, y toda la puntuación que consigas desde ese momento va para un lado u otro. Por supuesto, puedes cambiar de bando en cualquier momento desde el menú, en tus manos queda. Esto le da una vertiente más interesante al juego, pues para sentirte parte de una comunidad ya no tendrás únicamente que jugar a los modos de torneo o campeonato. Bastará con elegir al principio y hala, ya puedes jugar a tu antojo.

LEER MÁS:  El vídeo de Blasphemous nos asegura su lanzamiento este mismo año

Pero no sólo de estas mesas vive el juego. Un curioso extra son las fases especiales, en las cuáles podemos manejar cazas para derribar a naves enemigas al estilo de un Space Invaders simple, u otros en los que debemos ganar un duelo son espadas láser contra el mismísimo Darth Vader. Son pequeños detalles que saben darle el toque de aire fresco que el juego necesita.

Otro elemento que podemos destacar, y lo cierto es que vemos la mar de útil, es el añadido de los poderes de la fuerza. Estas son habilidades, que se pueden decidir si activar o no, que ayudarán en la mesa de distintas maneras, ya sea multiplicando puntos o similares. Una pequeña ayudita nunca viene mal, en especial cuando estás empezando o eres tan lento de reflejos como la que escribe este análisis. Pero todo se pasa con la práctica, ¿verdad? ¿VERDAD?

Tusa no entender

Y es que toca comentar los puntos negativos, y uno de los que veo más acuciantes es que… la bola, a veces, se pierde de vista con demasiada facilidad. Los cambios de vista que ofrece el juego no los vemos realmente útiles. Si te alejas mucho, en cuanto pestañees puedes perderla de vista. Si pones la vista principal centrada en la bola, puede que no te de tiempo a reaccionar al usar los gatillos.

LEER MÁS:  Toca volver a dirigir al pueblo con el recién anunciado Citizens of Space

El modo vertical, pese a que es la mar de interesante para Switch, recreando fielmente una máquina de Pinball, tiene este mismo problema, y realmente parece estorbar más que otra cosa, al menos, hasta que los ojos se te acostumbren a ello y al movimiento de la bola.

Echamos también bastante de menos algunos tableros dedicados a ciertas películas. Sí, está bien que personajes como Boba Fett o Darth Vader tengan mesa temática propia, pero se echa en falta más variedad al respecto de la segunda trilogía. Las que vienen siendo el I-II-III, vaya.

Conclusiones del análisis de Star Wars Pinball

Si sois fans de la saga Star Wars en todos sus aspectos, y os gusta sentiros como parte de su universo, rememorar escenas, tomar parte en ellas, mientras os arropa la música de la saga, y los pium pium constantes, enhorabuena, este Pinball es para vosotros. Su contenido puede satisfacer al fan más pintado.

Si lo que buscas, por el contrario, es simplemente un juego de este estilo, sin importar la temática, quizás te atraiga un poco menos, pero los modos que ofrece, y sus diversas maneras de conseguir puntos sabrán ganarse tu corazón “pinbalero”.

análisis de Star Wars Pinball
Nos gusta
La temática tan bien representada
Variedad de mesas y estilos de juego
Puede mejorar
A veces nos cuesta acostumbrar la vista a ciertas mesas
Echamos en falta cosas de los capítulos I-III
7