Cyberpunk, puzles, gráficos llamativos, punto de partida interesante, buena ambientación… todo apuntaba a un placentero y plácido análisis de Tales of The Neon Sea y al final el tren descarrila.

Ya está bien. Creo que empieza a convertirse en una costumbre inaceptable. Por muy buenos que sean los juegos y se ponga todo el cuidado del mundo en ellos, no puede ser que todo se entregue por fascículos. Me gustaría empezar un juego y poder ver el final sin tener que esperar meses. Y a pesar de las cosas que me han gustado, este aspecto va a penalizar todo el análisis de Tales Of The Neon Sea. Porque llega un momento que me parece una tomadura de pelo para el consumidor. Y, aunque puedo entender los motivos, no creo que sean correctos.

Análisis de Tales Of The Neon Sea casa

Invito a cualquier desarrollador a convencerme de lo contrario, pero este movimiento de monetizar la mitad del trabajo para poder hacer el resto no me parece ético. Ni siquiera en este caso, en el que la intención de Zodiac Interactive es lanzar el resto de capítulos de forma gratuita. Básicamente porque esa intención es demasiado ambigua. El objetivo es lanzar el resto del juego durante el otoño, pero no hay garantías de nada. Además, para entonces poco me voy a acordar de este título como para retomarlo.

Otra filosofía adoptada que tampoco me parece razonable es la de modificar un juego una vez lanzado. Me explico. Está muy bien que los desarrolladores hagan caso del feedback de los usuarios y corrijan los errores que se encuentren. Lo que no es normal es que se cambie la jugabilidad o incluso el diseño de puzles y niveles por las críticas de los jugadores. No hablamos de un early access, sino de un título publicado como completo. Y no sólo no lo puedo jugar de principio a fin, es que puede que de aquí a dos meses algo de lo que ya jugué sea diferente. Incomprensible.

Lo peor es que podría ser un gran juego

En este análisis de Tales Of The Neon Sea he querido desahogarme y poner sobre la mesa algo que ya pensaba hace tiempo. Eso no quita que haya reconocer un buen trabajo en el apartado artístico del juego. Gráficamente me ha parecido muy interesante. La ambientación “a lo Blade Runner” de la ciudad es espectacular teniendo en cuenta cómo está hecho. Los detalles y las animaciones también son más que correctas y llaman la atención todo el rato. La música y los efectos de sonido pueden resultar algo más repetitivos, pero aún así, complementan muy bien la acción.

Análisis de Tales Of The Neon Sea ciudad

Poco puedo decir de la historia, ya no por los spoilers, sino porque tampoco hay demasiada por el momento. Sabemos que estamos en la piel de Rex, un policia diferente, un detective privado mitad humano, mitad robot con muchos años de servicio a sus espaldas. Que vamos a investigar un crimen que descubrimos por casualidad porque la policía “no da pa’ más” y ya está. Podemos intuir alguna cosa más a lo largo del juego, pero nada que te mantenga pegado a la silla. Hay indicios de que podría ser muy interesante e incluir muchos personajes complejos y tener una gran trama, pero no. Nada de eso por ahora.

Y lo peor de todo es eso. Cuando parece que has avanzado lo suficiente como para empezar a recibir explicaciones. Continuará… De golpe y sin preliminares. Nueve horas de juego con algunos puzles en los que te puedes dejar los sesos para nada. Al menos hasta otoño, si es que llega el resto. Y seamos francos, que sagas como Harry Potter, Los Vengadores o Los Juegos Del Hambre dividan su desenlace en dos mitades se puede aceptar, pero no todas las obras se lo pueden permitir.

Punto y final

Sinceramente, si este título se hubiera presentado como una trilogía o como una sucesión de juegos cada uno con su final pues vale. Pero cortar un juego en su punto más álgido y apelar a la fe de los jugadores para que retomen la historia de aquí a seis meses es mucho pedir. Puede que Tales Of The Neon Sea merezca la pena una vez terminado, ya que el punto de partida es interesante, pero el cómo a veces también es importante. Y en este caso arruina toda la experiencia y te quita las ganas de ver nada más.

Análisis de Tales Of The Neon Sea gato

Análisis de Tales of The Neon Sea para PC, la viva imagen del quedarse a medias
POSITIVOSSin ser un gran fan del pixel art, la ambientación es maravillosaBuena variación en los puzzles para que no se haga repetitivo
NEGATIVOSInaceptable que todo quede en un "Continuará..."Aunque el juego sea divertido, parece estar hecho de ideas poco relacionadas entre ellas
5.5Nota Final
GRÁFICOS8
SONIDO7
HISTORIA1
JUGABILIDAD6
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of