El apocalipsis de la adolescencia llega con una versión mejorada pero, ¿será suficiente? Descúbrelo en nuestro análisis de The Caligula Effect: Overdose.

FuRyu es un estudio más bien pequeño que nos ha traído buenos juegos de rol, aunque siempre se han quedado en la retaguardia. Algo que sí se puede extraer de ellos es que, de alguna forma u otra, han intentado innovar. No hace ni dos años que The Caligula Effect llegó a PS Vita y tuvo críticas realmente negativas. Sin embargo, la desarrolladora sabía que algo bueno había en él y no dudo en volver a intentarlo. Finalmente, aquí tenemos la necesaria sobredosis que tenía el juego y os traemos el análisis de The Caligula Effect: Overdose.

Durante el inicio del nuevo curso escolar, nuestro protagonista descubre que está atrapado en Mobius, un mundo virtual controlado por la vocaloid-idol Myu la cual, gracias al poder de la música, ha creado un paraíso en el que se vive en un ciclo interminable de vida escolar y se puede huir de los traumas y problemas de la vida real. Un grupo de estudiantes, el Go-Home Club, buscan la forma de salir de allí pero aquellos que quieren quedarse para escapar de su vida de adulto no se lo pondrán nada fácil.

La idea de The Caligula Effect es interesante, sobre todo si te gustan los anime. Además, este rollo adolescente te puede sonar de algo y no estarías equivocado ya que el escritor es ni más ni menos que Takashi Satomi, que nos trajo los tres primeros Persona. Conocer esto no es algo bueno, ya que el nivel de Caligula no es tan alto como el de los anteriores. A pesar que tiene conceptos interesantes de auto-negación y traumas adolescentes en ambos bandos, muchos se quedan en la superficie y nos muestra algunos momentos bastante machistas que no pegan con las temáticas adultas que vimos en Persona 2: Eternal Punishment. Para mayor vergüenza, la única escena animada que vemos tras 8 horas de juego es cuando las protagonistas femeninas entran en una sauna. Obviamente.

analisis de the caligula effect overdose 2

Qué jodida es la adolescencia

Uno de los puntos de los que Caligula se enorgullece más es de su “Causality Link”. Al vivir en un eterno ciclo de instituto, habrá un montón de personajes con los que interactuar aparte de los protagonistas. Y cuando digo un montón, quiero decir UN MONTÓN. Más de 300 personajes estarán disponibles para hablar con ellos y realizar sus “Trauma Quest” que, normalmente, consisten en ponerlos en el grupo (sí, también pueden unirse al grupo en combate) y buscar un objeto o equiparles algún estigma. Al completarlas, nos darán un efecto pasivo para nuestro protagonista, como subir la vida, ataque, etc.

Sin embargo, completar esto es algo totalmente opcional en esta versión “Overdose” si queréis completarlo en la dificultad normal. Durante toda la aventura los combates son realmente fáciles y tan sólo tendremos que estar pendientes de si los enemigos usan la barrera para usar un ataque para romperlas. Pero realmente, los combates pueden terminarse manteniendo pulsado el botón A. Es una verdadera pena que para poder disfrutar del sistema de combate (que es realmente interesante) sea casi obligatorio tener que jugarlo en difícil.

El sistema de combate presenta dos diferencias con respecto a la versión original. En primer lugar tendremos el área de batalla. Mientras que en Vita los combates sucedían en el mismo lugar que hemos encontrado a nuestro enemigo, en Overdose también ocurrirán en el mismo lugar, sin embargo, el escenario se abrirá de forma virtual hasta formar un círculo que permite una mayor movilidad en el combate. La segunda novedad es la barra para poder usar nuestro ataque especial. Este ataque cortará cualquier otra acción enemiga cuando haya cargado teniendo un 100% de probabilidad de acierto.

analisis de the caligula effect overdose 3

¡A digievolucionar!

Hasta cuatro personajes podremos llevar en combates del amplio plantel que tendremos a nuestra disposición (sin contar el montón de personajes opcionales) y cada uno de ellos tiene un sistema de combate diferente. Algunos se especializan en mantener combos aéreos mientras otros prefieren hacer golpes para romper las defensas del enemigo. Hay que tener en cuenta que cada ataque que realizamos se pondrá en una barra que tendremos que esperar a que se realicen y los enemigos podrán cancelar nuestras acciones con un golpe bien dado.

Además, no hay que tener miedo de usar todas nuestras habilidades ya que al final de cada combate recuperaremos la vida y los puntos especiales. Pero realmente no es algo que nos vaya a preocupar mucho ya que, si jugáis en normal, no tendréis problema en acabar con todos los combates. Sólo una vez he visto la pantalla de Game Over porque me peleé con un enemigo que me sacaba 30 niveles y mis ataques no acertaban. Sin duda, fue arriesgado por mi parte pero en muchas ocasiones he conseguido ganar a enemigos de más de 10 niveles sin problema.

El ritmo del juego es bastante parecido al de juegos como Persona, en el que tendremos que recorrer una mazmorra, descubriremos el poder de algún compañero, derrotaremos a un boss, veremos algunas escenas con nuestros compañeros y de camino a la siguiente mazmorra. La campaña principal nos llevará de 30 a 35 horas, pero si queréis conseguir todo (y es una tarea titánica), el número de horas puede subir a las 3 cifras, sobre todo, los bastante complicadillos jefes finales.

analisis de the caligula effect overdose 4

Musicalmente brillante, visualmente borroso

Uno de los mejores apartados del juego es, como no, su música. Era claro que, en un juego donde este apartado es un elemento de su narrativa, ésta iba a ser de una calidad muy alta. SIn embargo, tal como aparece en el juego puede acabar resultando algo repetitiva. Durante las mazmorras escucharemos continuamente el mismo track instrumental que se repite en cuestión de minutos. Pero cada vez que entremos en un combate, se añade la pista vocal de Myu, ejerciendo su influencia en los Digiheads que nos atacan.

Es un agradable cambio pero, dada la baja dificultad, en pocos segundos acabaremos con el combate, volviendo a la pista instrumental. Y repito, es una gran banda sonora, pero el repetir el mismo durante las 2 horas que podemos estar en cada mazmorra, consigue cansarnos. Por otra parte, el doblaje original japonés es un arma de doble filo. Las voces profundas o sorprendemente agudas de algunos de los personajes casan a la perfección con cada uno de los miembros que forman el elenco principal del juego. Los efectos de sonido, por otra parte, pasan totalmente desapercibidos, en parte por lo sobrecargas que pueden estar algunos de los combates.

Visualmente, Overdose muestra perfectamente la vida escolar con escenarios muy conocidos como un centro comercial o un instituto. Por desgracia, y a pesar que el framerate es mucho mejor que en su versión original, en algunas de las mazmorras, sobre todo las que tienen escenarios abiertos, los fps están en una constante caída. Choca ver como los personajes se ven borrosos jugando tanto en modo portátil como en televisión. Algo que se presenta como una contradicción con el diseño de los personajes.

Por un lado, tenemos a los miembros del Go-Home Club, toda una tropa de estereotipos del anime con patas que, a medida que vamos conociendo sus traumas, nos irán pareciendo ligeramente más cercanos. Cada uno tiene una “forma de combate” distinta y única, aparte que cada personaje está representado por una flor que les da un toque de color a su uniforme blanco y negro. En segundo lugar, tenemos a los Ostinato, el grupo rival. Otro grupo de clichés andantes que sacan todos los estereotipos de los malvados del anime durante los últimos años para no decirnos nada estéticamente hablando. Y si estáis pensando en la clásica psicópata de pelo rosa, daros una palmadita en el hombro. Finalmente, los digiheads no muestran ninguna variedad aunque de lejos son fácilmente reconocibles al verles el tipo de arma que pueden llevar.

CONCLUSIONES DEL ANÁLISIS DE THE CALIGULA EFFECT: OVERDOSE

The Caligula Effect: Overdose es una versión que, sin dudas, supera al original aunque no sea decir algo meritorio. Es un juego mucho más accesible y con un sistema de combate mejorado, aparte de tener una ruta en la que podemos unirnos a los Ostinato y ver el juego desde otra perspectiva así como la posibilidad de poder jugar la historia con un personaje femenino. Además, tiene un buen contenido para aquellos que estén buscando un JRPG al que echarle horas. Por desgracia, el apartado técnico del juego deja mucho que desear y la dificultad no supondrá un reto para nadie. Cuesta decirlo pero, a pesar de ser un buen juego, en cualquier plataforma hay opciones mucho mejores.

Análisis de The Caligula Effect: Overdose
POSITIVOSUn buen montón de contenidoBuena banda sonora aunque repetitiva
NEGATIVOSGráficamente es bastante limitadoDemasiado sencillo
6Nota Final
Diversión7
Jugabilidad/Sistema de combate7
Sonido7
Gráficos5
Puntuación de los lectores 1 Voto
7.0

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of