Gráficos extremadamente poligonales, una mansión peculiar y un misterio por resolver. No, no hemos vuelto a 1992 ni esto es un retroanálisis de un juego de Infogrames. Esto es el análisis de The Padre, una aventura gráfica muy old school.

Para alguien entradito en años, el planteamiento inicial de este título de Shotgun With Glitters es como un retorno al pasado. Antes de Kojima y sus nuevos géneros, los jugadores no teníamos mucho donde elegir. Las aventuras gráficas eran de lo más común si jugabas con el ordenador y los primeros mundos en 3D hacían su aparición. No importaba demasiado el aspecto técnico, aunque para nosotros todo era alucinante en aquel momento. Veamos en este análisis de The Padre si consigue tocarnos la fibra nostálgica o algo más.

análisis de The Padre para PC inicio

Sinceramente, la primera impresión no puede ser mejor. Una jugabilidad sencilla, point & click de toda la vida. Unos gráficos que tienen mucho más de lo que aparentan. Un sentido del humor de los de antes. La verdad, pinta muy bien. Y, además, es divertido. Juega perfectamente con la dificultad, dejándote avanzar, pero manteniendo el reto para que no te aburras. Pero claro, no hay que perder de vista qué tipo de juego es. Realmente cualquiera podría pasarse una aventura gráfica a base de probar cada objeto del juego en cada interacción posible hasta dar con la combinación correcta.

La gracia está en descubrirlo mediante las pocas pistas que te dan. Porque hasta en eso se ha mantenido el espíritu retro. Nada de ayudas o atajos. De hecho, al ser un juego “minoritario”, tampoco os va a servir de mucho buscar la solución en internet, por que no la hay [insertar risa maléfica.wav]. Pero bueno, tampoco os asustéis, con un poco de paciencia y bastante atención, encontraréis la manera de seguir adelante.

LEER MÁS:  Análisis Star Ocean: First Departure R para PlayStation 4

¿Quién es The Padre?

Nuestro nuevo querido protagonista es el Padre Alexander, un cura cazademonios. Su oscuro sentido del humor y su disposición al enfrentamiento lo alejan bastante del típico hombre de Dios, pero a nosotros ya nos gusta. ¿Nuestra misión? Encontrar a nuestro viejo y odiado mentor. Casualmente, durante el viaje nos veremos forzados a pasar la noche en una casa poco atractiva. ¿Suerte o cosas del destino? La cuestión es que la mansión ya da mal rollito desde el primer momento, pero ¿qué le vamos a hacer?

Análisis de The Padre para PC balcón

Pero enseguida nos damos cuenta que estamos en el lugar adecuado en el momento adecuado y ahí empieza de verdad la misión. A partir de este momento, toca recorrer la mansión, recoger todo objeto posible y encontrar la mejor solución a cada misterio. No hay ningún puzzle demasiado difícil ni una cantidad abrumadora de enemigos, pero sí lo suficiente de todo para que no sea un paseo. Al menos, no es un juego para pasarse de una sentada a la primera.

Pero como comentaba al principio, es evidente que Shotgun With Glitters quiere jugar la baza de la nostalgia. ¿Lo consigue? Pues sí, la verdad. La sensación de haber vuelto un par de décadas atrás está ahí. Otra cosa es que sea suficiente para convertirse en un nuevo clásico, y a eso creo que no llega. Aunque tenga todos los elementos que recordamos de aquellos juegos, el resultado no es tan redondo. O, sencillamente, puede que pocos aguantáramos ahora mismo una partida a alguno de aquellos títulos que recordamos. La nostalgia no siempre es buena consejera en estos casos.

LEER MÁS:  Ghost of Tsushima se muestra en el State of Play de Sony

Míratelo bien

De todas maneras, el apartado técnico es mejor de lo que puede parecer. El juego de luces y sombras, los detalles en todas las habitaciones, le dan un aspecto interesante. Lo que quizás no esté a la altura es el tema sonoro. Sí que creo que la voz del padre Alexander tiene carisma y le pega al personaje, pero el resto queda muy por debajo de lo que parecía en un principio. Si a eso le sumamos que el juego se vuelve un poco atropellado en la segunda mitad, pues nos queda un conjunto algo pocho. Digamos que todo el interés que se crea al empezar la historia, enseguida queda diluido por las prisas.

Análisis de The Padre para PC pasillo

Normalmente, estamos acostumbrados a la típica estructura de introducción, nudo y desenlace, pero en el caso de The Padre, no hay nudo. Una vez conocemos la misión y nos encontramos en posición de empezar a investigar, ya estamos encarados hacia el final. Y como que sabe a poco. Sobre todo porque Shotgun With Glitters ha conseguido un protagonista carismático, una historia interesante y una mecánica de muerte bastante interesante. Aunque no del todo aprovechada. No quisiera terminar este análisis de The Padre sin hablar de esto último.

LEER MÁS:  Análisis de Earth Defense Force 5 para PC

La idea es sencilla pero interesante. Cada vez que mueres se llena un poco la botella de lágrimas de ángel. En caso de que se llenara del todo, la muerte sería definitiva y tendríamos que volver a empezar. ¿El fallo? Que es relativamente sencillo poder vaciarla y no tener que preocuparse demasiado por ella. No estaría de más poder desactivar esta función de vaciado o limitarla mucho más. Añadiría mucha tensión al juego, sobre todo en su parte final.

Conclusiones

The Padre parte de una idea interesante que no está tampoco mal desarrollada. El problema supongo que está en el poco presupuesto disponible que hace que elementos como los sonidos o el guión no hayan recibido todo el cariño necesario. Aun así, el juego es más que recomendable aunque no cumpla del todo. Yo soy de los que piensa que la nota final es sólo un número y las sensaciones son muy difíciles de contabilizar. Así que, a pesar de lo que ponga aquí debajo, merece la pena echarle un ojo y unas manos a este título.

GRÁFICOS
7
SONIDO
6
HISTORIA
6
JUGABILIDAD
7
Nota de lectores0 Votos
POSITIVOS
A pesar de los "malos gráficos" la ambientación está muy conseguida
Es una aventura gráfica retro, con todo lo bueno que eso significa
NEGATIVOS
Aunque empieza muy bien, al final la historia se desinfla un poco
La voz del protagonista es muy buena, pero el resto del sonido se queda algo justo
6.5