Análisis de Uncharted: El legado perdido, no se echa en falta a Nathan

Aunque muchos habréis cambiado este verano la consola por un bañador y una toalla, los que nos hemos quedado cerca de PlayStation 4 hemos podido disfrutar de un nuevo capítulo de Uncharted. Un capítulo de verdad.

Es una de las dudas que surgen a la hora de comenzar a jugar. ¿Estará realmente a la altura de una entrega numerada? La respuesta más rápida es que sí, aunque luego veremos que hay algún que otro matiz. Pero el juego protagonizado por Chloe Frazer es sin duda una más que pasable aventura. Lo vamos a contar en el análisis de Uncharted: El legado perdido, nombre que recibe este DLC venido a más.

La idea original de Naughty Dog era esa en realidad: diseñar una expansión de Uncharted 4. La protagonista iba a ser efectivamente Chloe, personaje que no aparece en la cuarta entrega, pero ocurrió que no supieron parar en el desarrollo y se convirtió en una obra con una dimensión mucho mayor que la que puede tener un contenido descargable normal. Por lo que decidieron descubrirlo finalmente como un juego independiente.

No les ha salido mal la jugada, ya sea que lo tuvieran previsto o que de verdad el desarrollo creció sin contemplaciones. El juego recuerda perfectamente a un Uncharted y no se echa en falta en ningún momento la ausencia del protagonista principal, aunque al bueno de Nathan le mencionan en más de una ocasión. Chloe y él, como bien sabéis los que habéis jugado a la saga, fueron en su día más que amigos.

Análisis de Uncharted: El legado perdido, la historia

Análisis de Uncharted: El legado perdido

Este nuevo capítulo de Uncharted entra de lleno en la historia de uno de los personajes que menos conocemos de la serie, Chloe Frazer. Nos la encontramos en la India, buscando en legendario cuerno de Ganesha, y durante el modo historia aflora parte del pasado de la protagonista. Eso sí, en ningún momento el juego nos lleva hacia atrás realmente, cuando Chloe era niña, sino que todo se vive a través de escenas CGI y conversaciones. Los momentos de Nathan Drake como crío no se repiten en El legado perdido con Chloe.

En parte es algo lógico teniendo en cuenta la concepción del juego como DLC o expansión independiente. Cuenta con un enorme mapa para la mayor parte del mismo, el cual se podrá recorrer con total libertad. Ya sea a pie o a bordo de un cuatro por cuatro que nos será la mar de útil (incluso para hacer el cabra por el escenario tirando de freno de mano).

El truco para alargar la duración del juego es precisamente la libertad de movimientos y un amplio mapa. Si el juego hubiera sido más lineal, se nos acabaría en apenas 3 o 4 horas. La idea de convertir gran parte del desarrollo de El legado perdido en un mundo abierto (limitado) amplía la duración considerablemente. En mi caso han sido aproximadamente 10 horas para acabarlo, aunque se puede hacer en bastante menos si vas al grano.

Análisis de Uncharted: El legado perdido, Chloe iguala a Nathan

Análisis de Uncharted: El legado perdido

Para recorrer el terreno, Chloe no está sola. Junto a ella se encuentra Nadine Ross, una de las antagonistas de Uncharted 4: El desenlace del ladrón. La relación entre ambos personajes es uno de los motores de la historia. El protagonista absoluto es Nathan Drake, pero en esta ocasión han decidido dar las riendas de la situación a dos mujeres. Tan solo por eso hay que aplaudir a Naughty Dog, pero además han decidido crear una historia que junta y aleja a ambas a partes iguales.

Por supuesto no puede faltar el sarcasmo y las frases ácidas de todo Uncharted que se precie. La elección de Chloe permite que así sea por su carácter. Muy similar al de Drake. De hecho, los tira y afloja que mantienen las dos chicas se deben, entre otras cosas, a la relación que mantiene Chloe con él. No creo que haga falta recordar que Nadine iba en contra de los intereses de los Drake en Uncharted 4.

Análisis de Uncharted: El legado perdido, decir sin hablar

La relación entre Chloe y Nadine además está tan conseguida que puede esconder muchos otros detalles. Hay ciertos momentos durante el juego que se ve como nace la amistad entre ellas. Naughty Dog juega además con los, por otro lado magníficos, rostros para decir mucho sin mediar palabra. Los desarrolladores demuestran con ello una maestría categórica. Los personajes son tan espectaculares que puedes leerles la mente.

La campaña se basa en ir acudiendo a cada punto de interés y resolver un puzle (bastante sencillos todos), recoger un objeto y acabar con la horda de enemigos que vayan saliendo. Además de las fases de exploración o los niveles de más acción de cara al final del juego. Técnicamente no hay mucho que decir. Se trata del mismo motor de Uncharted 4 con unas mejoras aquí y allá. Chloe y Nadine usarán también la cuerda con gancho de su juego matriz.

Análisis de Uncharted: El legado perdido

Lo que se echa de menos no obstante es un poco más de vida en la banda sonora. El tema principal de la franquicia parece destinado a las aventuras de Nathan, y aquí brilla por su ausencia tristemente. La música que acompaña en la aventura no tiene mala calidad, pero tampoco se queda en la memoria. Pierde bastante fuerza con respecto a las entregas numeradas.

Análisis de Uncharted: El legado perdido, conclusiones

En definitiva, Uncharted: El legado perdido es un espectacular título con las carencias que toda expansión de un juego principal puede tener. Se conoce más de la protagonista, pero tampoco se ahonda tanto en su pasado y sí más en la relación que mantiene con los que la rodean en el presente. Que Nathan Drake no sea el protagonista de esta aventura es lo de menos. Chloe es más que válida para realizar todas sus piruetas y escaladas y competiría con él en ver quién habla más debajo del agua. No obstante, Nathan no deja de estar presente en el juego aunque no aparezca físicamente. Chloe, eso sí, tiene una velocidad menor a la de Nathan. Es lo único a lo que el jugador tiene que acostumbrarse.

Uncharted: El legado perdido se completa con el modo multijugador, aunque no hemos sido capaces de encontrar una sola partida. Es bastante probable que los servidores no estén activos hasta el lanzamiento, o que simplemente hayamos tenido muy mala suerte. Sin embargo, el online será básicamente el mismo que en Uncharted 4. De hecho, va a ser compartido entre ambos títulos.

Análisis de Uncharted: El legado perdido
Aunque no es como las aventuras numeradas, es un Uncharted 100%La relación que nace entre Chloe y NadineChloe hace olvidar a Nathan con su inteligencia
La banda sonora pierde muchos enteros con respecto al resto de la serieEl villano en cuestión tiene cero carismaEs un DLC estirado para que dure más, aunque tampoco nos importa demasiado
8.2Nota Final
Gráficos9.2
Banda sonora7
Jugabilidad8.8
Modos de juego7.8
Puntuación de los lectores 3 Votos
7.0