Análisis Kill It With Fire! para PC

¿Odias las arañas? ¿Las exterminarías a todas? Pues entonces, culpable, la premisa de este análisis de Kill It With Fire te va a encantar.

En el mundo existen muchos seres horripilantes, algunos llamados insectos o artrópodos, que hacen de la vida de algunos pobres humanos una auténtica pesadilla. Supongo que de estas fobias partieron los chicos de TinyBuildGames para dar vida a su nuevo hijo. Con este análisis de Kill It With Fire! solo puedo decirte que si tienes aracnofobia al fin podrás curar tus miedos… O no.

El fuego lo purifica todo

Estamos ante un juego que no se anda con rodeos, desde una perspectiva en primera persona tenemos que lidiar con todo objeto o agujero existente en la habitación buscando arañas. Estos diablillos se esconden en cualquier parte y tendremos que matar un número determinado para ir desbloqueando nuevas zonas dentro del nivel u objetos que nos hagan de la matanza una tarea más entretenida.

Claro está, como reza el título, el fuego es nuestro mejor aliado. Lo que es tener aprecio por nuestras cosas no lo tenemos mucho… Por lo que coger un spray con un mechero y dejar tu cama o biblioteca ardiendo hasta las cenizas va ser el pan de cada día.

De hecho hasta podemos usar la tabla de los objetivos pendientes como arma para espachurrar a las pobres arañitas que solo quieren esconderse. Yo es que de verdad, lo que me quedó claro de este juego es que el villano somos nosotros. Porque hasta las pobres arañitas chillan cuando les atizamos.

análisis de Kill It With Fire!
Hay muchas razas de araña. Las radiactivas resucitarán las que hayamos matado si pasan cerca de ellas.

Ni Terminator tiene tantas armas para combatir a Skynet, tú

Si el fuego nos parece poca cosa (o demasiado exagerado) para acabar con las arañas, el juego no dispensa un arsenal bastante jugoso con todo tipo de herramientas. Desde pistolas, bolas de queso que actúan como cebo, un cortasetos, explosivos plásticos… Hasta una sartén (que resulta ser de las armas más eficaces). Pero también hay espacio para armas que nos dejan volar la imaginación. Caso de los globos de helio, que nos permite suspender en el aire objetos para que caigan, con toda la fuerza de la gravedad que ello implica, sobre los artrópodos.

El quid principal para superar cada nivel consiste en matar un número determinado de arañas, pero eso no es lo único que tenemos que hacer. Hay una serie de objetivos bastante variados que, de cumplirlos todos, desbloquean la radio. Con ella activa, tendremos que cumplir un objetivo extra para conseguir el guante arácnido. Se trata de un coleccionable muy importante que nos servirá para post-game y así despejar cosillas interesantes del poco lore que trasciende a este juego.

Porque el tono del mismo es bastante desenfadado como ya os habréis figurado. El culto a la exageración rezuma por todas las esquinas, con algunos niveles (como el del supermecado) donde podemos apreciarlo perfectamente en los productos de las estanterías. Pasar por el lector de precios cosas como cianuro o balas mojadas en queroseno os sirve de ejemplo ultimador.00

Si completamos objetivos podremos abrir estancias especiales que contienen nuevas armas.

Aplasta, quema, dispara, corta…

En lo que se basa en mecánicas y tal… El juego es bastante cutroncete. No es que funcione mal ningún apartado de la kinestética pero si que es un poco tosco disparar un arma como una escopeta o el coger un objeto para lanzarlo después. Al final, entre la sartén y el spray lanzallamas daremos a basto con todo, pero es una pena que no se pueda explotar bien cosas como coger un libro y lanzarlo para aplastar un bicho a distancia. Que por poder se puede, pero las físicas no acompañan para que esto sea cómodo ni gratificante.

El juego tampoco es muy largo y aunque presenta un buen repertorio de niveles muy diferentes entre ellos (tanto en lo estético como en lo funcional de sus objetivos) sí que se hace super breve la experiencia si vamos a saco con el radar a por las bichiñas que se esconden tras las rocas o los libros. Como ya he dicho, las arañas no se defienden más allá de alguna especie que nos tira su red a la cara. No tenemos barra de salud y no podemos perder. Así que la guerra como que está ganada desde el segundo uno. Hubiese estado bien que las tipas nos diesen algo de conflicto, ya que la sensación de peligro se echa algo en falta. Sin embargo, entiendo que la intencionalidad no era crear un duelo entre el jugador y las arañas, sino una experiencia de limpieza placentera.

El uso del sonido me pareció inteligente, pudiendo guiarte por los soniditos de las arañas o el ruido de los objetos al moverse por estar ellas desplazándose entre las sombras. Aún así, tenemos un bonito radar -tributando al de la película de Alien- que podemos ir mejorando con chips para que nos marquen donde están las arañas escondidas e incluso quemarlas con un potente rayo láser.

No tiene muchas opciones gráficas con las que poder lidiar, pero se ajusta bien a cualquier máquina.

Seremos el Ashley Williams del mundo arácnido

A pesar de la brevedad de la experiencia, el título guarda ciertas trazas de rejugabilidad gracias a la mejora de nuestro personaje machacador de artrópodos. Si buscamos bien por los escenarios, podremos encontrar elementos que podemos equiparlos en los descansos entre nivel y nivel. Algunos nos permiten sprintar, lanzar objetos con más fuerza, impregnarle fuego a cualquier arma o incluso tener una visión de rayos X para que ningún bichín se esconda en nuestra cara.

La verdad es que la suma de sus virtudes hacen de Kill It With Fire un título bastante entretenido al fin de cuentas. Buscar arañas y eliminarlas con todo este arsenal tan creativo nos deja momentos bastante curiosos y divertidos. ¿Podía dar mucho más? Pues la verdad es que sí, pero se queda en una experiencia muy sencillita y agradable para pasar una tarde.

Análisis Kill It With Fire! para PC
Matando arañas de tranquis.
Kill It With Fire! consiste nada más y nada menos que en matar arañas que están tranquila en diferentes habitaciones. Intenta ser una experiencia terrorífica pero la verdad es que es más placentera y tranquila que comprar el pan.
Cunde
La gran cantidad de armas que podemos acaparar.
El tono tan exagerado que irradia para cualquier cosa.
El sistema de mejora está curioso y motiva a rejugar niveles.
No Cunde
Le falta un empujón de ambición para llegar a ofrecer lo que busca.
No le venía mal un poco de sensación de peligro al videojuego.
Una experiencia muy breve. En menos de una hora se completa si pasamos de los objetivos secundarios.
7.2
Curioso