Mario Kart 8 DLC y 200cc - Análisis Wii U

El segundo DLC de Mario Kart 8 ya está al alcance de todos, y viene cargadito de cosas. Desde el jueves ya se puede descargar y en la redacción ya tuvimos tiempo de jugar a fondo, analizar todos los detalles, echar unas partiditas y cagarnos en la puta y tirarnos los mandos a la cabeza dialogar pacíficamente sobre nuestros resultados,. Ahora bien, Nintendo nos da un poquito de todo. Está el DLC de pago, el que trae un montón de contenido nuevo, y el que nos permite jugar al nuevo modo de 200cc. y desbloquear más trajes de Amiibos (si alguno no tiene este que corra a descargarlo que invita GuiltyBit).

DLC_Animal_Crossing_Mario Kart_8

Vamos a separar un poquillo las cosas, primero hablemos de la parte a la que invita la casa, los 200cc. Y sí, hay que frenar, parece mentira que haya que hacerlo en Mario Kart 8 pero es verdad. Si al igual que un esclavo de esta cueva humilde servidor pensabais que lo de frenar era solo por acojonar y que seguiríais sin sacarle el polvo al botón b ya podéis olvidar eso. Lo de derrapar solo ya no funciona y ahora hay que calcular todo mucho mejor y, sinceramente, mola un huevo. Es un soplo de aire fresco al juego que os aportará muchas horas de diversión. Es genial tener que “aprenderse” otra vez los circuitos ya que todo lo que sabíamos no sirve de mucho.

Ahora ya no se trata solo de coger el vehículo más rápido y dejar a los otros atrás, hay que tener mucha habilidad y calcular todo muy bien. Tener en cuenta que vamos a mucha más velocidad y las vueltas en los circuitos duran mucho menos, por lo que no os durmáis en los laureles e intentar poneros en cabeza lo antes posible. Y si cogéis un champiñón dorado en el Parque Bebé, pues disfrutar queridos culpables. Además tendréis que tener oro en todas las categorías anteriores para poder jugar, así que poneros a viciar en cuanto acabéis de leer este análisis.

La otra novedad es la inclusión de nuevos trajes para los Mii usando nuevos Amiibos, algunos como el de Pac-Man molan mucho, pero aparte de estilo no os aportarán nada más.

Amiibo_Mario Kart_8

Estos son todos los modelitos que podemos conseguir.

Ahora vamos con la parte de pago, que por si vivís en la cueva más profunda de Mordor y no os habéis enterado, trae 4 personajes,  4 vehículos y 8 circuitos.

Y sí, habéis leído bien, 4 personajes, no me equivoqué. Porque vamos a ver, si Toad y Toadette son dos personajes diferentes no veo por qué el Aldeano y la Aldeana tienen que ser menos. Dicho esto, tenemos a los dos Aldeanos, a Canela (posiblemente la asistente más pelota del mundo) y Bowsitos (Bowser después de unos meses de dieta). Dos personajes de peso medio, uno ligero y otro pesado. Los tres pertenecientes a la saga de Animal Crossing cuentan con efectos de sonidos y otros visuales de su propia saga, como flores de felicidad alrededor de su cara al ganar una carrera, que les da un toque de personalidad bastante genial. Bowsitos por su parte, pues sobra decir que es Bowser pero en huesos,  ya sabéis el rollo que se trae, pero es un personaje con un visual molón y seguro que echáis una cuantas partidas con él.

DLC_Animal_Crossing_Mario Kart_8

Le voy a estrellar esta caparazón a Bowsitos en la cara en cuanto saque la foto.

Los nuevos vehículos de Mario Kart 8 son dos motos y dos karts. Por parte de motos tenemos la Cicloneta, que parece la típica vespa roja que se ve por Italia en las películas de amor. Es equilibrada y con un manejo cómodo, aunque para eso ya sabéis que también hay que tener en cuenta las ruedas. La otra es la Trimoto Calavera, más pesada y un poco más difícil de manejar, pero con más velocidad y el toque extraño de las dos ruedas detrás y una delante, la verdad es que su diseño mola mucho.

Por la parte de los karts tenemos el Bólido P, con un diseño muy deportivo solo al alcance de los ricachones del Reino Champiñón que buscan velocidad y estilo. Por último el Insecturbo, el más molón de todos los nuevos vehículos. No es solo por su forma, si no por un detalle que tiene muy curioso. Cuando entramos en zonas de antigravedad o de planeo, el Insecturbo abre su parte trasera, simulando el vuelo de un escarabajo, y eso es un detalle genial. Además de estos 4 vehículos también se incluyen las ruedas Leaf con el simbolito del Animal Crossing y un Ala de Papel bastante chillona procedente de la misma saga.

DLC_Animal_Crossing_Mario Kart_8

Si me rayas el coche te meto un “meco” que te reviento.

Y por último toca lo gordo, los circuitos. Los cuatro de otras entregas son Ciudad Koopa de 3DS, Parque Bebé de GameCube y Tierra de Queso y Ruta del Lazo de Game Boy Advance, pero sinceramente, estos dos últimos podrían contar como nuevos sin ningún problema ya que poco se parecen a sus versiones originales (el paso de los años sienta mejor en estos casos).

Ciudad Koopa no sorprende mucho, además si jugasteis a Mario Kart 7 ya sabéis más o menos como es. Una ciudad que parece el hogar de cientos de esbirros de Bowser, con pantallas en las que sale el ídolo de la city por todas partes y hasta una Bow-señal simulando la Bat-señal de Batman, una urbe moderna con alguna que otra curvilla jodida. Parque Bebé gana mucho en decorado, pero sigue siendo el mismo circuito redondo, solo que ahora está inclinado por lo que se corre en modo antigravedad. 7 vueltas que aseguran un gran caos, sobre todo en 200cc (pero no es lo mismo sin los Chomps Cadenas de Double Dash).

Tierra de Queso sigue con sus curiosos agujeritos por el medio de la pista y con molestos Chomps Cadenas. También sigue contando con unos cuantos atajos y más os vale descubrirlos todos, así, podréis robarle la victoria al tío del online que os cae mal en el último momento si lo hacéis bien. Ruta del Lazo sin dudad es la gran beneficiada del lavado de cara, no es que Quesolandia no quedara bonita con el paso a HD, pero es que esta pista tiene tantos elementos, tantos colores, tanto mimo puesto que es imposible que no guste, es sin duda, la más atractiva de estas cuatro pistas.

Ruta_Lazo_Mario Kart_8

En cuanto a los nuevos circuitos de Mario Kart 8, en general, todos siguen la estética del resto. Cuidados hasta el mínimo detalle para que sean un placer visual, con obstáculos, atajos y alguna que otra zona que pondrá a prueba nuestra capacidad como pilotos y unas melodías que ambientan perfectamente las partidas. Pero vamos a comentar un poquillo de cada una por separado.

La más llamativa es la de Animal Crossing, pero a la vez, en mi opinión, también es la que más decepciona. Es la más llamativa ya que pasa por las 4 estaciones, con lo que tenemos 4 versiones de esta pista. Pero la parte decepcionante es que las estaciones solo cambian el circuito a nivel visual, no tienen una mayor repercusión a nivel de jugabilidad (lo máximo que cambia es la aparición de muñecos de nieve en invierno) y sinceramente, esperaba algo más de esto, aún así sigue siendo un circuito muy divertido.

Otra circuito es el Bosque Mágico, un lugar en donde hay chalets de verano para Shy Guys y Toads y nosotros decidimos correr por ahí para fastidiarles el descanso. Es un circuito normal, no tiene nada que destaque sobre el resto, pero eso no significa que sea aburrido. Tiene su tramos con agua que finaliza con aceleradores que nos darán un buen impulso para sortear el agua, pero ojo que se mueven y os la pueden liar.

DLC_Animal_Crossing_Mario Kart_8

Pasamos ahora a la Estación Tilín-Tolón, el metro del Reino Champiñón en el que parece que puede acceder cualquier vehículo. Habrá diferentes rutas a tomar y podremos aprovecharnos de los trenes para sorprender a nuestros rivales. Un consejo es que os pongáis esta pista en el modo contrarreloj y la disfrutéis sin prisa, tiene un montón de detalles muy curiosos y que seguro dieron mucho curro, prueba de que Nintendo mima este título muchísimo. Si veis el mapa de la ciudad y luego jugáis en la Senda Arco Iris de Nintendo 64, descubriréis que hay muchas más pistas conectadas de las que pensabais (y quién sabe si esto quiere decir algo más…especulad culpables míos, especulad).

Y vamos con la joya de la corona, el que para mí es el mejor circuito de este DLC y uno de los mejores de Mario Kart 8, Big Blue. Un circuito de recorrido único, con una música que pone los pelos de punta y ese ambiente futurista que encaja tan bien en esta entrega de la saga. Cuenta con varias zonas bien diferenciadas y cada una con sus ventajas y desventajas tales como agua o cintas que te hacen avanzar o retroceder, sin duda un gran homenaje a una saga desaparecida hace tiempo.

Big_Blue_Mario Kart_8

En conclusión culpables, este DLC vale mucho la pena (al igual que el primero). Si me leéis de vez en cuando sabéis que no estoy a favor de los DLC, pero en casos como este no me importa pagarlos. Es mucho contenido de gran calidad y a un buen precio. Así que si sois de los que se niegan a comprar esta clase de contenidos pero os lo estáis pensando con Mario Kart 8…hacerlo, no os vais a arrepentir en absoluto.