Análisis de Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas para Nintendo Switch

¿Homenaje o copiada descarada? ¡Qué más da! Si te gusta The Legend of Zelda, ten por seguro que te interesa nuestro análisis de Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas.

Bienvenido al análisis de Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas para Nintendo Switch. Acabas de toparte con un videojuego que claramente encontró su inspiración en The Legend of Zelda. Es por eso que servidor ha disfrutado cada momento de la aventura y la acción que evocan los pasos de nuestro amigo Link. Si nos adelantamos a las conclusiones, podemos afirmar que nos encontramos ante un Zelda un poco descafeinado, que va a satisfacer muy mucho a los fans de la franquicia.

Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas nació en 2013 para iOS, el sistema operativo para dispositivos móviles de Apple. Su creador es un pequeño estudio independiente llamado Cornfox & Bros. y que tras su éxito, tuvo que portar su juego a PC, PlayStation 4, Xbox One, PS Vita y – lo que ahora mismo nos atañe – Nintendo Switch.

Análisis de Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas para Nintendo Switch

The Wind Waker, te noto algo cambiado…

Debido a su concepción inicial, su apartado gráfico ha sido el que menos impacto me ha producido. Luce bonito y colorido, sin necesidad de grandes alardes técnicos que siempre me recuerdan que estoy ante un juego de móvil. Sus mecánicas y puzles es la parte que complace y produce esa sensación de vicio por la que no puedes apagar la consola.

Un niño con zapatos de varias tallas de más

Imaginaros el típico crío de diez años que jugando se pone el calzado de su padre. Creo que esta sería la mejor manera de comparar Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas con el primer The Legend of Zelda que se te venga a la cabeza. El hecho de estar dividido en islas y navegar de una otra en un barquito, recuerda indudablemente a The Wind Waker, aunque personalmente pienso que su jugabilidad tiene más parecidos a la obra maestra de Super Nintendo, A Link to the Past.

Su argumento es tan simple como efectivo. Despertamos de la siesta para descubrir que nuestro padre ha partido para enfrentarse al demonio Oceanhorn. Sin dudarlo, nuestro protagonista se embarca en su búsqueda tras conseguir una espada y un escudo. Un largo viaje nos espera, donde vamos a explorar intrincadas mazmorras que nos obligan a aniquilar a sus jefes finales.

Análisis de Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas para Nintendo Switch

¿Es un Zelda o no?

Hablemos de por qué Oceanhorn: Monster of Uncharted Seas es un homenaje a la saga The Legend of Zelda. Partimos de que nuestro objetivo es conseguir tres emblemas para llegar al enemigo final. Entre nuestro arsenal contamos con un arco, bombas, una espada que permite un ataque giratorio y posteriormente un escudo que refleja los rayos enemigos. Levantar vasijas, tirar piedras, encontrar piezas de corazón, llaves dentro de mazmorras, … NO CABE DUDA, ES UN ZELDA.

Dicho lo cual, de original poco. No obstante, incluye otros elementos de RPG como su sistema evolutivo para mejorar nuestras características en base a la experiencia ganada. También se cuenta con varios hechizos que aprendemos conforme se avance en la historia. Estas magias permiten, a cambio de una modesta cantidad de mana, presionar interruptores que no están accesibles o descongelar zonas heladas.

Y sí, mucho hablar con este y con aquel pavo, y mucho ir para aquí y para allá, pero lo que quieres saber es si las mazmorras están a la altura del clásico. Pues seamos claros, no. La sencillez de sus puzles y su linealidad son muy disfrutables pero aquí no hay comparación que valga. Los rompecabezas van desde ordenar unas cajas empujando hacia una dirección, hasta pisar baldosas que abren caminos. Considero a la saga de Link con mucha más profundidad en este aspecto.

En la siguiente página te digo la nota que le he puesto… o no.

1 2