En GuiltyBit te traemos el análisis The Count Lucanor para PlayStation 4

Oscuras mazmorras, horrorosas criaturas, perturbadores secretos y exploración al estilo clásico. Todo esto y más nos espera en el análisis The Count Lucanor.

The Count Lucanor se lanzó originalmente para PC en marzo de 2016. Tras su gran acogida, Baroque Decay Games, el estudio indie tras este título, ha decidido lanzarlo en PlayStation 4. El próximo día 15 se pondrá a la venta para la consola de Sony. Así que, sin más dilación, vamos con el análisis de The Count Lucanor en GuiltyBit.

Baroque Decay Games nos trae una intrigante historia que, a pesar de su aparente simpleza, nos cautivará por completo en cuanto nos pongamos a los mandos. El Conde Lucanor es un simpático título de aventuras y mazmorreo en dos dimensiones. Pero, tras su apariencia infantil y alegre se esconde una trama llena de oscuros misterios y aterradores sucesos.

análisis de The Count Lucanor

Todo empieza con una pataleta de niño pequeño…

Una “inocente” aventura

La historia nos pone en la piel de Hans, un humilde niño de diez años que vive junto a su madre. La aventura comienza justo el día en el que nuestro protagonista cumple años y, como todo niño, espera un regalo. Pero esto no va a poder ser. La madre de Hans le explica que la pobreza en la que viven no les permite gastar dinero en caprichos. Tras una breve discusión, Hans se enfada con su madre y decide que se va de casa, a vivir aventuras por sí mismo. Como veis, esta aventura comienza con la infantil pataleta de un crío, pero lo que nos espera a partir de aquí no tiene nada de infantil.

Durante los primeros minutos de la aventura todo parecerá normal. Caminaremos por coloridos bosques, interactuaremos con pintorescos personajes y animalillos, y poco más. Algunos de ellos nos pedirán pequeños favores, y en nuestra mano estará ayudarles o no. Pero llegado cierto punto todo empezará a cambiar y a distorsionarse, y el mundo se volverá oscuro, siniestro y peligroso. Recorreremos el mismo bosque, desandando el camino de vuelta a casa, pero esta vez estará plagado de escenas grotescas y perturbadoras criaturas. No os mentimos cuando decimos que, desde comienza esta aventura, el mundo parece mandarle un claro mensaje a Hans: “Quédate en casa”. En las imágenes que veréis a continuación os quedará claro porque pensamos esto.

El misterioso castillo del conde

A partir de este punto comenzará realmente la aventura del pequeño Hans, y sus pasos le llevarán al castillo del Conde Lucanor. Una vez dentro se nos planteará una misión aparentemente simple. Solo tendremos que demostrar nuestra valía para heredar la gran fortuna del Conde, y para ello basta con adivinar el nombre de su duende y sirviente. Parece fácil, ¿verdad?

Una vez dentro del castillo empezará lo realmente interesante del juego. Tendremos que buscar la manera de averiguar el nombre del duendecillo, y para ello podremos tomar diferentes caminos y alternativas. Tendremos que explorar habitaciones llenas de trampas, evitar a los aterradores seres que deambulan por el castillo, y resolver pequeños acertijos. Todo sea por hacer fortuna… y por salir con vida.

El castillo del conde se divide en numerosas habitaciones y estancias, todas selladas inicialmente. Junto a cada puerta encontraremos banderas de distintos colores, que nos indicarán el color de la llave que tendremos que encontrar. De este modo, la exploración del castillo estará condicionada por la obtención de llaves y otros objetos, que nos permitan encontrar las llaves.

análisis de The Count Lucanor

Este duendecillo nos encomendará la misión principal del juego.

Una intrigante historia

La narrativa y la forma en la que el juego nos va contando la historia es realmente exquisita. Los diálogos de los personajes, así como las oscuras motivaciones de algunos de ellos, nos dejarán muy intrigados desde que comencemos a explorar el castillo. Además, encontraremos una serie de cartas que nos contarán algunos de los oscuros secretos del conde.

Las decisiones y alternativas a la hora de proceder en la aventura son uno de los puntos más brillantes de este título. Prácticamente desde el principio de la aventura nos encontraremos con diferentes personajes que nos encomendarán misiones o nos darán consejos sobre cómo afrontar nuestros objetivos. En función de lo que decidamos hacer los acontecimientos se desarrollarán de una u otra manera, pudiendo desembocar en uno de los cinco finales disponibles. La duración de cada aventura no será especialmente larga, podría llevarnos entre 5 y 8 horas, dependiendo de las decisiones que tomemos, y de nuestra habilidad.

análisis de The Count Lucanor

El castillo estará plagado de escalofriantes secretos

Objetos y más objetos

Las velas serán uno de nuestros mayores aliados, ya que la oscuridad reina en, prácticamente, todos los rincones del castillo. Podremos llevarlas en la mano, o utilizarlas para iluminar zonas concretas, dejándolas en el suelo. La comida también será uno de nuestros quebraderos de cabeza, pues de ella depende nuestra salud. El pequeño Hans no tendrá forma de defenderse de los horrores del castillo, así que nuestra mejor opción es evitarlos. Para agravar aún más nuestra situación, los enemigos se moverán libremente por el castillo, y pueden aparecer en cualquier parte. Las velas que hayamos dejado por el camino podrán prevenir, en gran medida, estos disgustos, ya que, si todo está bien iluminado, podremos ver lo que nos espera a la vuelta de la esquina.

A medida que registramos cofres y muebles, encontraremos multitud de objetos que nos ayudarán a resolver el misterio del castillo. Desde anillos encantados a simples cubos, todo lo que encontremos tendrá una utilidad. Eso sí, no todos los objetos son de uso obligatorio, y recurrir a algunos de ellos conllevará que nuestra aventura tome un cauce u otro. ¿Por qué? Pues porque estos objetos nos permitirán interactuar con los personajes que nos pedirán favores por todo el castillo y, muchas veces, colaborar con alguno significará perjudicar a otros.

El oro es fundamental en la aventura, y tendremos que decidir con cabeza como emplearlo. Como es de suponer, las monedas nos permitirán comprar objetos, pero esta no es su única utilidad. Para guardar nuestra partida tendremos que utilizar estas monedas, y depositarlas en una fuente vigilada por un siniestro cuervo. A cambio de la moneda, el ave nos promete “guardar nuestra alma”.

análisis de The Count Lucanor

La aventura nos llevará a las oscuras mazmorras del castillo

Sabor a clásico

La jugabilidad, al igual que el aspecto visual, tiene un conseguido sabor a clásico. Esa magia que muchos títulos indie actuales intentan revivir, pero que solo unos pocos consiguen realmente. The Count Lucanor logra este aspecto de manera natural, en todos los sentidos, y sin que chirríe en ningún momento. Con una perspectiva cenital, al estilo de los Zelda clásicos, y unos controles sencillos pero eficientes, The Count Lucanor consigue hacernos sentir de nuevo como cuando experimentábamos nuestras primeras aventuras a los mandos de una Super Nintendo. Nos hace sentirnos una vez más como chiquillos maravillados ante una aventura de castillos y príncipes. Puede que eso se deba a que, algunos en GuiltyBit somos ya unos viejetes, pero es indiscutible que The Count Lucanor es una aventura maravillosa.

Por otro lado, tanto el apartado visual como el sonoro, cumplen su función a la perfección. Encajan de maravilla, y tienen un tufo a clasiquete que tira para atrás, pero en el buen sentido. Entre sus coloridos gráficos pixelados y sus melodías, consiguen meternos en la historia y transportarnos a los pasadizos del castillo.

análisis de The Count Lucanor

Los enemigos nos perseguirán por todo el castillo

Por desgracia, a pesar de lo maravillosa que es esta aventura, no todo es bueno. En la versión de PS4 nos hemos encontrado algunos problemas a tener en cuenta que ensombrecen la valoración final. En diferentes ocasiones el juego se cuelga, obligándonos a cerrarlo y volver a empezar. Lo peor es que cada vez que esto ocurre las partidas guardadas más recientes se corrompen, por lo que perderemos parte de nuestro avance. Esperemos que Baroque solucione esto pronto con algún parche. Dejando esto a un lado, nos encontramos ante un título exquisito, que demuestra el gran potencial de los títulos indie.

Análisis de The Count Lucanor para PlayStation 4
Lo mejorLa historia y la narrativa son maravillosasEl sabor a clasiquete es innegableLa posibilidad de alterar la aventura mediante nuestras decisionesLa jugabilidad es simple pero muy adictiva
Lo peorSe hace cortoLa velocidad de movimiento del personajeLos crasheos esporádicos
8Una macabra y maravillosa aventura
Gráficos7
Sonido8
Diversión9
Historia9
Puntuación de los lectores 3 Votos
8.4