análisis XIII Remake 1

Análisis XIII Remake para PlayStation 4. Vuelve el agente especial

El clásico shooter estilo comic vuelve con nosotros. Os traemos el análisis XIII Remake en su versión de PlayStation 4.

Lo cierto es que XIII es uno de los shooters clásicos mejor recordados. Su estilo cómic y su tono general hizo que muchos, allá por 2003, disfrutaran como nada de esta obra tan particular. Hoy, en pleno 2020 vuelve a nosotros, y os contamos qué nos ha parecido en este análisis XIII Remake.

El juego nos llega de la mano de PlayMagic, que decidió revivir este clásico para sacarlo en los sistemas actuales y así dar a conocer una obra que, en su día, dejó muy buen sabor de boca. Algo que tristemente no podemos decir lo mismo a día de hoy.

Una historia de agentes y espías

El juego nos pone en la piel de XIII, un agente especial que está amnésico perdido y al cual lo acusan de haber asesinado al presidente de los Estados Unidos. La trama nos llevará por localizaciones muy distintas, en las que iremos desenmarañando una trama repleta de secretismo y sorpresas, todo con el fin de limpiar nuestro nombre.

Por el camino iremos recuperando la memoria de ciertos momentos, y es que, con una narración que huye de las cinemáticas para narrar en tiempo real, ahondaremos en la trama. Todo esto aderezado con un estilo cómic que… no termina de lucir del todo bien. También se notan las costuras, por supuesto, dado que el género ha avanzado mucho en este aspecto y XIII Remake se queda anclado en la narrativa de su tiempo. Tiene algún momento interesante, algún momento gracioso… pero ya.

 

análisis XIII Remake 2
Nuestro protagonista, el agente XIII

Demasiado sabor añejo

Tristemente el título tiene demasiadas carencias en prácticamente todos sus apartados, y este no iba a ser menos. Vamos a ser directos: jugar a XIII Remake no es agradable en la mayoría de los sentidos. Y no lo es en gran parte por un gunplay del todo insatisfactorio.

A nuestra disposición tendremos varios tipos de armas: pistolas automáticas, revólveres, fusiles de asalto, fusiles francotirador, ametralladoras, escopetas, RPGs o incluso una ballesta. Todas las armas cumplen una función y son mejores para un acercamiento u otro. O bueno, lo serían si estuviésemos ante una buena IA, pero ese apartado que hace aguas por todas partes lo trataremos más adelante.

El problema del gunplay es la falta total de sensación de disparo. Disparar una ametralladora no se siente como tal, porque ni el sonido, ni el retroceso, ni tan siquiera los impactos se sienten como tal. Lo mismo ocurre con un fusil francotirador, una ballesta o un revólver. No sienta bien disparar, se dispara mal y empaña de sobremanera la jugabilidad. Muchas armas, por cierto, cuentan con un tipo de disparo secundario. Ya sea una ráfaga de disparo rápido con el revólver o una granada con el fusil de asalto, lo cierto es que está bien pero… sin más, otra vez.

También podremos hacer uso de cuchillos arrojadizos si optamos por el sigilo o granadas, si queremos ir a lo loco. El problema es que para usar estos elementos deberemos tenerlos equipados. Es decir, no hay un botón secundario que nos permita lanzar una granada en mitad de un tiroteo. Para ello, tendremos que parar la acción metiéndonos en el selector circular de armas, elegir la granada y esperar la eterna animación del cambio de arma. Y lo mismo ocurre con cualquier cambio de arma. No es rápido, deja vendido al jugador, y al final no tiene demasiado sentido.

análisis XIII Remake 3
El uso de la ballesta para el sigilo es lo mejor

Pero bueno, también podemos optar por el sigilo. Tendremos algunos niveles enfocados para utilizar este acercamiento gracias a la ballesta o a una pistola con silenciador. Lo bueno y gracioso de este modo es que, al estar agachados, podremos ver los pasos y la posición de nuestros enemigos gracias a las onomatopeyas de sus movimientos. Una solución muy curiosa que encaja perfectamente con los gráficos estilo cómic.

El problema del sigilo y del combate en general, es una IA desastrosa. Tiene numerosos fallos del tipo de no moverse del sitio, actuar de manera errática o, uno bastante común, no hacer caso a los tiroteos que ocurren a 5 metros de ellos. Los enemigos podrán detectarnos desde una distancia más o menos lógica, también podrán ver a sus compañeros muertos y ponerse a investigar o, incluso, activar una alarma. Pero es que todo esto da igual porque el combate es tan poco desafiante en su nivel normal que no nos supondrá demasiado problema ponernos frente a 5 enemigos y disparar a quemarropa para matarlos.

Entre otros aspectos jugables, encontramos el (también insatisfactorio) uso del cuerpo a cuerpo, con la posibilidad de coger objetos del entorno y utilizarlos. Podremos noquear a los enemigos por la espalda o incluso tomarlos como rehenes, facilitando mucho el desplazamiento por algunas zonas. Tendremos también algunos objetos como el gancho o la tirolina que nos servirán para avanzar por el escenario en determinados puntos.

análisis XIII Remake 4
De esta manera podemos localizar a los enemigos

Contaremos con un medidor de salud, sólo regenerativa cuando cae por debajo de 20 puntos y una barra de armadura al más puro estilo Wolfenstein. Por el escenario iremos encontrando botiquines y piezas de armadura con las que curarnos y protegernos más.

Como apunte final, destacar que durante la aventura tendremos algún enfrentamiento contra un jefe final, estando estos realmente mal resueltos y siendo terriblemente fáciles, traduciéndose en una esponja de balas que se mueve y defiende de forma muy muy regular

Un cómic interactivo

Lo más característico de XIII era su estilo visual que aquí…pierde un poco su esencia. Sigue siendo característico, eso es cierto, pero no tanto como antes. Ha perdido gracia y solo despunta cuando en pantalla aparecen pequeñas viñetas mostrando acciones concretas, ya sea una ejecución limpia o una pequeña cinemática.

El apartado sonoro no está mal del todo. El juego viene completamente doblado al castellano con un nivel normalucho, pero aceptable. Esto ayuda, ya que al tener una narrativa casi siempre en tiempo real facilita mucho poder seguir la trama aún en mitad de la acción.

análisis XIII Remake 5
El juego deja alguna estampa bonita

Pero sin duda lo peor lo encontramos en el rendimiento. Ha sido jugado en una PlayStation 4 original y no puede ir peor el juego. Muchos tirones, pequeños congelamientos, cada vez que entramos en acción, fps muy irregulares… es bastante desastroso. Esperemos que los parches ya anunciados mejoren un poco la experiencia, porque entre el pésimo rendimiento, la IA desastrosa y las carencias jugables, nos encontramos frente a un título difícilmente disfrutable.

análisis XIII Remake 1
Análisis XIII Remake para PlayStation 4. Vuelve el agente especial
CONCLUSIÓN
El lanzamiento de XIII Remake es una verdadera lástima, pues no cumple en prácticamente ninguno de sus apartados. Un desastre técnico con serios problemas en la IA y en el gunplay, hace que sea una mala idea conocer el clásico a través de su remake… o rememorarlo. Se echa en falta más innovación en su jugabilidad para que se adapte mejor a los tiempos actuales y le hace falta un serio trabajo de pulido para que a la ya cuestionable experiencia jugable, no se le sumen otros problemas.
Historia
7
Jugabilidad
4
Diversión
4
Gráficos y Sonido
3
Nota de lectores0 Votos
0
TA BIEN
El estilo cómic, a veces, tiene su puntazo
La variedad de niveles hace la experiencia algo agradable
TA MAL
Gunplay insatisfactorio y malo
Mecánicas demasiado viejas y nada de innovación
Terribles problemas técnicos y de IA
Simplemente no es disfrutable la mayor parte del tiempo
4.5
XIII