Análisis Zombie Army 4: Dead War – Nazi muerto, abono para mi huerto

El spin-off de Sniper Elite ha tenido sus más y sus menos, pero matar zombies mola y, si son nazis, mejor. Análisis de Zombie Army 4: Dead War.

Es cierto que el género de los juegos de zombies lleva trillado desde hace muchos años. Los hemos visto de todas formas y colores. Más enfocados a la acción o al drama, llevamos muchos años con juegos de zombies. La franquicia de Sniper Elite quería formar parte de esta moda, y de ahí nació la saga que hoy nos ocupa. Veamos cómo ha ido con este análisis de Zombie Army 4: Dead War.

Los chicos de Rebellion vuelven a la carga con este spin off de Sniper Elite 4, queriendo hacer mejor trabajo que entregas anteriores. Con la idea de plantear un juego cooperativo, pretenden sacar adelante una IP mucho más desenfadada que su saga madre, y los nazis convertidos en zombies son una excusa perfecta.

Una Europa cambiada

Army Zombie 4: Dead War tiene un punto de partida sencillo. Hitler ha muerto. Y Hitler zombie también, pero eso no ha sido suficiente para parar al ejército de zombies que asola Europa. Comenzaremos en una Italia desolada, post apocalíptica y tremendamente oscura, nada que ver con la Italia que conocemos.

Nuestro objetivo, como grupo de resistencia, es acabar con unas torres que parecen generar la aparición de los zombies. Para ello, recorreremos distintos puntos de Italia y de Europa, brindándonos escenarios de lo más variados. Y es que, en los primeros compases de historia, visitaremos localizaciones tan diferentes como una estación de tren, los canales de Venecia o un laboratorio, algo más cerrado, pero magistral.

De esta manera, la trama nos llevará por distintos mapas y países, aportando una variedad que se agradece. Eso sí, como cabría de esperar, la historia no es el punto fuerte del juego, y se sigue con poco o nulo interés.

Análisis Zombie Army 4 Dead War 1

Veremos una Europa desolada

Armamento contra zombies

Pero bueno, vayamos a lo importante y a lo que nos interesa del juego ¿Cómo se siente a los mandos? Pues lo cierto es que ridículamente bien. No hablamos de un juego con una jugabilidad que nos vuele la cabeza. Hablamos de un juego que, lo que hace, lo hace muy bien.

Antes de comenzar la campaña, deberemos elegir uno de los cuatro personajes iniciales. Cada personaje tendrá algún tipo de habilidad pasiva especial, por lo que nos conviene pensar bien el tipo de personaje que queremos llevar.

Por otro lado, tendremos 3 armas: una principal, una secundaria y una terciaria. El arma principal será siempre un fusil francotirador. Porque, os recordamos, esto es un spin-off de Sniper Elite. En el arma secundaria podremos equipar una escopeta o un subfusil. La tercera será siempre una pistola.

Paremos aquí un momento. El juego se encarga, de manera más o menos forzada pero muy efectiva, de hacer que uses estas poniéndote en situaciones propicias para ello. El fusil francotirador es el arma más lenta, pero también la más devastadora. La escopeta y el subfusil será útiles para hacer frente a las masas de zombies. La pistola será muy eficaz cuando no nos veamos sobrepasados por el número de zombies.

Análisis Zombie Army 4 Dead War 5

Los momentos Sniper Elite, están presentes

Dada la variedad de armas, sería fácil que nos acostumbrásemos a una. Por ello, el juego nos irá presentando a zombies de distintos tipos. Por ejemplo, conoceremos a unos que serán muy rápidos y avanzarán a ras de suelo, para los que será muy útil la velocidad en lugar de la precisión. Contra otros, será mejor guardar las distancias y acertarles en el punto exacto, ahorrando así munición. Es un sistema bien pensado. ¡Ah! Y por el escenario encontraremos armas pesadas, como lanzallamas o ametralladoras, que nos harán movernos más lento.

LEER MÁS:  Primeras impresiones de Zombie Army 4: Dead War

A estas hay que sumarles las granadas, las minas y los ataques cuerpo a cuerpo. Podremos llevar 4 granadas o minas, y las tenemos de todo tipo: las clásicas, las eléctricas, de fuego o sagradas, que nos curarán. En el cuerpo a cuerpo también podremos equipar distintas armas con efectos, que añadirán variedad a la partida.

Por el escenario encontraremos modificadores para nuestras armas, haciendo que estas disparen de manera especial y hagan más daño. Por ejemplo, un primer disparo eléctrico o de fuego puede salvarnos de muchas situaciones.

Un sólido gameplay

Explorada ya la faceta del “cómo” se juega, vayamos al “qué” se juega. El juego consta de nueve episodios divididos en capítulos. Cada episodio se desarrollará en una localización concreta que no variará mucho durante los capítulos. Así pues, estos últimos están marcados por nuestra entrada y salida en el refugio, único lugar seguro del juego y donde nos reabasteceremos de munición y botiquines. Aquí también podremos modificar nuestras armas y personajes.

Ese último punto es muy importante. Con el uso de las armas y con la experiencia ganada, iremos desbloqueando cosas interesantes. El juego cuenta con un sistema de ventajas, tanto para el jugador como para el armamento.

Para el jugador estas ventajas consistirán en pequeñas mejoras, pudiendo equipar hasta 5 a medida que subamos niveles. Por ejemplo, con una ventaja haremos más daño cuerpo a cuerpo o regeneraremos vida poco a poco. Otra, nos hará entrar en fase “segunda oportunidad” al más puro estilo Borderlands.

Para las armas, estas mejoras supondrán una mejora de daño, de puntería y demás. Pero ojo, muchas de estas habilidades son exclusivas de determinadas de ellas. También podremos personalizarlas eligiendo el color y alguna cosilla más, pero de manera muy básica.

Los combos de bajas son también muy importantes. Cada una de las tres armas tendrá una habilidad especial que se desbloquea al hacer un determinado número de bajas con esa arma. Por ejemplo, la escopeta nos pondrá en una especie de bullet time muy útil. La pistola, por el contrario, nos hará entrar en un modo tipo Dead Eye, que nos ayudará a acabar con tres enemigos de manera muy rápida.

Análisis Zombie Army 4 Dead War 8

Hay escenarios muy trabajados

Pero hay más. En Zombie Army 4: Dead War no iremos sobrados de vida. Tendremos un único botiquín por fase salvo que los zombies nos dropeen alguno al pisotearlos, lo cual es complicado. Entonces, la manera de recuperar vida sin gastar botiquines será haciendo ejecuciones. Para hacerlas, deberemos encadenar un combo de 10 muertes, que llena el indicador que nos permite hacer la ejecución y recuperar un poco de vida. Esto fomenta un riesgo-recompensa tremendamente equilibrado.

Explorar el escenario nos brindará algún que otro coleccionable y escenas a modo de easter eggs realmente divertidas. Por supuesto, también nos hará dar con cajas de munición y granadas, muy útiles, porque hay demasiados zombies para todas nuestras balas.

Como hemos dicho antes, los distintos tipos de zombies nos pondrán las cosas difíciles. Tendremos a los típicos que caerán de un disparo, otros que irán más protegidos y con armas, los típicos escupidores y suicidas, etc. Habrá algún zombie especial al que deberemos disparar al corazón y otros que llevarán armaduras que deberemos desmontar antes de poder matarlos. Se agradece la variedad. ¡Hay hasta francotiradores!

El juego nos pondrá en diversas situaciones que serán la excusa perfecta para que nos partamos la cara con los zombies-nazis. Ya sean las típicas de “mata a todos los zombies para poder avanzar”, como otras más originales que consistirá en matarlos dentro de un espacio concreto u otras que nos hará llevar una carga, limitando nuestro arsenal a la pistola.

Análisis Zombie Army 4 Dead War 12

Zombies nazis con lanzallamas. No digo más

En compañía, mejor

La campaña del juego es completamente jugable en cooperativo, lo que añade toneladas de diversión como os imaginaréis. Lo bueno es que se pueden seleccionar los episodios y capítulos para repetir, sin necesidad de pasarse el juego de nuevo. Es realmente bueno que hayan pensado en esto.

En cuanto al modo horda, podemos encontrar lo esperado. Tendremos varios mapas para elegir y podremos jugar hasta cuatro jugadores. Constará de 12 oleadas en las que tendremos que sobrevivir a ingentes cantidades de zombies de todo tipo, pues desfilarán todas las clases de enemigos que veremos en la campaña. Empezaremos con una pistola y, poco a poco, nos irán llegando suministros con armas, granadas y modificadores varios. Habrá cajas de munición que se irán moviendo por el escenario. Al superar las 12 oleadas, podremos huir de la horda o seguir peleando hasta que muramos, eso queda en nuestra mano.

Como ya sabéis, la recuperación de vida es muy limitada en el juego, y por supuesto el modo horda no iba a ser menos. Por suerte, al sobrevivir cada oleada, nuestra vida se recargará al máximo. Además, si jugamos acompañados, podréis reanimar a los otros jugadores. Si mueren, se convertirán en zombies, lo cual resulta muy curioso de ver. Al finalizar cada oleada, volverán a la vida.

LEER MÁS:  Primeras impresiones de Zombie Army 4: Dead War

Por otro lado, todas nuestras mejoras y progreso que consigamos en la campaña, se verán reflejadas en este modo, por lo que es aconsejable subir de nivel en la campaña antes de entrar en serio en las hordas. Esto está realmente bien, pues te permite crear un personaje único para todo. En general, el modo horda cumple, y las sesiones de juego se pasan rápido.

Análisis Zombie Army 4 Dead War 11

Si morimos en el Modo Horda, ¡nos convertiremos en zombies!

Gráficos y sonido

A nivel visual no estamos ante ningún portento técnico, pero eso no significa que no luzca bastante bien. Además y como era de esperar, la ambientación está muy lograda, y es la gran protagonista. Los escenarios son muy variados y llenos de detalles como cadáveres, mugre o destrucción. Los modelados de los enemigos tampoco desmerecen, sobre todo el de algunos como los tanques zombie o los tiburones en plena descomposición.

Del mismo modo, los efectos a la hora de acabar con ellos son bastante espectaculares y sobre todo muy gore. Los desmembramientos están a la orden del día. Mención específica para la ya mítica cámara de rayos X en las muertes especiales. Esta se activa también con otras armas, como minas o granadas, y no sólo con nuestro francotirador. Además el juego nos permite escoger entre rendimiento o fluidez, con lo que cada uno lo podrá poner a su gusto. En definitiva el título sin llegar al culmen de la generación, cumple sobradamente.

Por otro lado, el apartado sonoro se hace notar sobre todo en medio de la refriega. Instrumentalmente hablando, apenas tendremos música durante las partidas, pero no la echaremos de menos debido al fragor de la batalla. Ahí el juego se nota más trabajado, con un genial sonido ambiente en el que bombazos, balazos, lamentos o gruñidos, están a la orden del día. Y la verdad es que aprueban con nota.

Los disparos se sienten potentes, las explosiones estruendosas y los alaridos de los zombies amenazantes. Pero sobre todo el particular sonido cuando reventamos la cabeza, cualquier extremidad o incluso el cuerpo entero, de cualquier enemigo. Ese se queda grabado. En conjunto también el título aprueba, aunque se echen en falta algunas partituras más.

Análisis Zombie Army 4 Dead War f
Análisis Zombie Army 4: Dead War
CONCLUSIÓN
Zombie Army 4: Dead War es un juego tremendamente disfrutón. Si bien no es un canto a la innovación y al perfeccionismo, lo que hace lo hace bien, y funciona. Con partes más o menos interesantes, estamos ante un juego con una fórmula simple pero efectiva. Además, el componente cooperativo añade ese plus tan bueno que da el jugar con los colegas. ¡Ah! Y matar zombies-nazis es el plus de los pluses.
Historia
6.5
Jugabilidad
8.5
Gráficos y Sonido
7.5
Diversión
9.5
Nota de lectores0 Votos
Positivo
Muy, muy divertido
Variedad en escenarios y enemigos
Cierta profundidad en su gameplay
Campaña y Modo Horda, en cooperativo
Negativo
Movimientos en general, poco orgánicos
Alguna situación repetitiva
La historia, flojita
8
Nazi muerto