Anita Sarkeesian habla de personajes femeninos positivos

La persona del año en esto de los videojuegos ha sido Anita Sarkeesian. Gracias a Feminist Frequency ha demostrado que existe otra forma de ver los videojuegos. Hasta la fecha, se había centrado exclusivamente en los estereotipos (tropos, como los llama ella) negativos de las mujeres en los juegos. Ahora acaba de iniciar una serie sobre ejemplos de personajes femeninos positivos.

El primer vídeo comenta el papel de Scythian, la protagonista de Sword & Sorcery EP. “[El juego] nos ofrece una protagonista femenina y nos anima a verla primero y ante todo como una heroína, una que da la casualidad que es una mujer”, dice Anita en el vídeo. No le falta razón aquí y es algo más que probado que los personajes más redondos no son los que se construyen en base al género, sino en base a lo que se quiere transmitir con el guión.

Me parece especialmente interesante el punto en el que explica que, al no incidir el juego en el género de la protagonista de Sword & Sorcery, muchos jugadores han asumido que es un hombre. A este respecto Anita dice en el vídeo: “Cuando los héroes fantásticos arquetípicos en los videojuegos  se retratan de forma abrumadora como hombres, se refuerza la idea de que las experiencias masculinas son universales y que las experiencias femeninas son de género, de forma que las mujeres deben ser capaces de empatizar con personajes masculinos pero los hombres no tienen por qué empatizar con personajes femeninos”. Saliéndonos un momento de los videojuegos, Anita da justo en el clavo con esa frase y ofrece una explicación brillante de por qué hay tantos hombres a los que les cuesta sumarse al feminismo o que directamente lo rechazan. No están acostumbrados a empatizar con  las mujeres y por eso no entienden, ni quieren entender a veces, lo que reclaman.

En los próximos vídeos de esta serie, como se puede apreciar en la cabecera, aparecerán Ellie (The Last of Us), Faith (Mirror’s Edge), Chell (Portal) o Nuna (Never Alone). Y no sé vosotros, pero después de ver este primer vídeo, ardo en deseos de que lleguen los siguientes.