Angry Birds Sonic Dash Epic. No, no es una lista random de nombres relacionados con el videojuego que me haya inventado, es la enésima intentona de seguir intentando convertir a Sonic en Poochie, y esta vez no viene solo, sino que llega con otros que también están de capa caída, los Angry Birds.

Imagina a un SEGUERO que haya estado en coma desde 1996. De repente se despierta, se entera de que han pasado casi 20 años, y quiere saber qué ha sido de su querida mascota empresarial. El pobre, una vez asimilados todos los datos, volverá a sufrir un colapso, y esperemos que dentro de otros 20 años, cuando vuelva a despertar, a Sonic le vayan las cosas mejor.

No me malentendáis, yo soy fiel seguidor del puercoespín desde antes de que muchos incluso nacierais, y por eso me da tanta penica. Mira Mario, por ejemplo, a él todavía no le han hecho hacer mucho el ridículo.

Bilis y disgustos aparte, os contaré qué es esta loca y ¿divertida? unión de franquicias, o crossover, como se dice ahora. Resulta que, durante tres semanas, tres de los más famosos Angry Birds se irán de paseo a los niveles de Sonic Dash, donde, para jugar con ellos, deberás desbloquear sus tokens, o directamente soltar pasta y comprarlos. A lo loco.

El caso es que en todo esto el raro debo ser yo, porque Sonic Dash ya ha superado los 100 millones de descargas, y fijo que con la tontería de los Angry Birds, se lleva otras tantas. Me voy a jugar al Sonic 2 y a leer Super Juegos viejas, hombre ya.

Más vídeos de GuiltyBit: