Netflix no es tonta. Si se lanzaron a la piscina con su película más cara de la historia claramene la iban a rentabilizar. Ya han hecho oficial el anuncio de Bright 2.

Orcos, elfos, humanos, hadas y centauros. Podría parecer que hablo de Narnia o la Tierra Media pero no. Hablo de Los Angeles y, más concretamente, de la gran película de Netflix en 2017: Bright. Y es que ha gustado tanto que Netflix acaba de hacer el anuncio de Bright 2. Así, sin medias tintas.

A través de la cuenta oficial de Twitter de Estados Unidos, Netflix ha colgado un vídeo bastante gracioso de varios orcos haciendo el casting para la secuela. Por otro lado, según leo en Variety, ya se ha confirmado también parte del equipo. David Ayer volverá como director y guionista para esta secuela. Los dos protagonistas de esta buddy movie volverán a ser Will Smith y Joel Edgerton. Los productores serán Eric Newman y Bryan Unkeles.

Supongo que lo que ha llevado a Netflix a anunciar esta secuela es que lo ha petado. No sé si será porque realmente ha gustado mucho (a los críticos no) o por la enorme campaña de marketing. Pero la cosa es que, según la consultora de audiencias Nielsen, en solamente tres días cerca de 11 millones de personas vieron la película. Supongo que en los cálculos propios que haga Netflix eso ya ha rentabilizado los cerca de 90 millones de dólares que les ha costado hacer. Oficialmente, Netflix solo ha confirmado que Bright ha sido la película más vista de su historia en su semana de estreno y que ha sido ‘número uno’ en todos los países en los que se ha estrenado.

El guionista de Bright, acusado de acoso sexual

No he leído ningun comunicado oficial al respecto, pero parece claro por qué David Ayer ahora es el guionista. Max Landis fue el encargado del guion de la primera parte. Sin embargo, en las últimas semanas varias actrices y profesionales audiovisuales de Hollywod le acusaron de acoso sexual.

Netflix ya reaccionó confirmando que Kevin Spacey no iba a volver a participar en House of Cards después de que un actor contara cómo, cuando era un adolescente, Spacey le acosó sexualmente. Spongo que la reacción, aunque menos mediática, ha sido la misma en este caso.