Dos escenas filtradas muestran el aspecto del misterioso V en Devil May Cry 5, además de otros muchos personajes conocidos y por conocer.

La maldición de las filtraciones pesa sobre Devil May Cry 5. Desde hace meses hemos tenido muchísima información sobre el juegovídeo de Capcom. Filtraciones que poco a poco se han ido confirmando.

Pero es que ahora tenemos dos escenas que filtran la apariencia del misterioso V en Devil May Cry 5. Si vuestro deseo es llegar vírgenes a Devil May Cry 5, os recomiendo dejar de leer a partir de… ¡YA!

Vale. Si eres de los que quieren continuar, las imágenes muestran además varios personajes conocidos. Tenemos la aparición de Dante Sparda y su transformación en demonio. El cazador de demonios lucha contra el mismo Rey del Infierno. ¿Mundus? Pues no. Parece ser que en el Infierno están todo el rato de batalla, y tenemos un nuevo enemigo llamado Urizen.

La cosa no se queda ahí. Vemos a Dante atacar a Urizen sin éxito. Su espada Rebellion se rompe en mil pedazos (¿es por eso que en algunas imágenes aparece con la Sparda?), y también vemos a Trish y Lady por los suelos.

Aunque Capcom dijo que desvelaría cosillas sobre “V” en el Tokyo Game Show 2018, parece que se les han adelantado. Tenemos por fin el aspecto del personaje. Ahora falta saber si será jugable y, ¿el cuervo?

El que no aparece, pero dejan caer que se trata de él es Vergil. La otra escena muestra a Nico y Nero en un taller, cuando son atacados por un misterioso encapuchado. La mano de Nero reacciona ante su presencia, se la arranca y aparece la espada (katana) Yamato.

Devil May Cry 5 llegará a PlayStation 4, Xbox One y PC Master Race el 9 de marzo de 2019.

Artículos relacionados

1
Leave a Reply

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Noctis Bennington Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Noctis Bennington
Guest
Noctis Bennington

Uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuf. Itsuno te quiero.