Hay que ver los entresijos que un inocente juego para cagar como Plants vs. Zombies 2 puede encerrar tras su simpática apariencia. Según parece, el título de PopCap games era el oscuro objeto de deseo de los dos mastodontes de la telefonía, Apple y Android, y los de Cupertino fueron los que finalmente se llevaron el gato al agua, de manera ¿limpia?.

Plants vs Zombies 2

Pues no nos queda muy claro, porque el presidente de EA, Frank Gibeau ha dicho en una reunión lo siguiente, y se ha desatado una polémica QTC -que te cagas-.

Apple nos dio un tráiler lleno de dinero para retrasar la versión Android de PVZ2.

No sabemos si el tío lo ha dicho en broma o en serio, pero la frasecita se ha filtrado por todos sitios, y la respuesta de Apple no se ha hecho esperar, y como no podía ser de otra manera, han dicho que ellos no le han dado dinero a EA para retrasar el juego en Android. A todo esto PopCap se lava las manos diciendo que de reuniones privadas no hablan.

Nosotros no sabemos qué paso o dejó de pasar, pero nos lo pasamos bomba viendo cómo a los gigantes se le ponen pies de barro por la bocachancla de un pez gordo. Tampoco pasa nada por pagar por una exclusividad temporal, ¿no? Todos lo hacen. Sentaos a esperar el siguiente capítulo, que no se hará mucho de rogar.

Fuente GiantBomb

Artículos relacionados

4
Leave a Reply

Please Login to comment
4 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
PablodemaJuan Carlos Alguaciltico11ticothe_burguet Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
the_burguet
Member
the_burguet

Buena noticia, aunque te da que pensar si entonces la compañía del juego lo retrasó para futuros contratos con apple!!

tico11tico
Member
tico11tico

Appel es una compañía demasiado rastrera. No hace falta ser tan despreciable.

Juan Carlos Alguacil
Member

El hampa de la manzana amigos, así es la realidad, esto está peor que la mafia amish.

Pablodema
Member
Pablodema

Menuda mafia que es Apple xd Me recuerda a Microsoft, cuando compraba cualquier empresa que pudiese rivalizar y la destruía por completo para mantener el monopolio.