Crítica de Attack on Titan 2x07

Attack on Titan 2×07 es, sin duda alguna, el mejor capítulo de lo que llevamos de temporada. Mantiene la tensión y nos mete de lleno en la ira de Eren.

Tras las revelaciones que tuvimos la semana pasada, este Attack on Titan 2×07 ha cumplido con todas las expectativas. Nos ha traído acción, emoción y suspense a partes iguales. Y además lo hace con una animación y una ambientación brutales.

Y es que no podía ser de otra forma. La pelea entre Eren y los titanes Acorazado y Colosal tenía que ser épica. Tenía que darnos ese toque de brutalidad, de suspense y de emoción que estábamos deseando. Y lo ha conseguido. Además, con creces.

Hemos visto a un Eren completamente desquiciado, loco de ira y con ganas de cargárselo todo. Pero también le hemos visto con la cabeza lo suficientemente fría como para hacer una táctica para derrotar a alguien que es mucho más fuerte que él.

Este Attack on Titan 2×07 ha conseguido tenerme en vilo en todo momento. Los acontecimientos han mantenido un ritmo lo suficientemente constante y acertado como para mantener un suspense constante. Y lo peor de todo es que nos han dejado en el momento más crucial posible, aunque con vistas a lo que va a pasar la semana que viene.

Aquí no ha pasado “nada”

Nos llevamos quejando toda la temporada del ritmo que llevan los capítulos. Y sin embargo, este Attack on Titan 2×07 ha conseguido enamorarnos pese a que no desvela nada de trama. Absolutamente nada. Eso sí, la tensión que había en el ambiente ha superado con creces todo lo que hemos visto hasta el momento.

Hay que agradecer este cambio en el tipo de “suspense”. Episodio tras episodio hemos ido viendo cómo, una detrás de otra, llegaban más preguntas. A un ritmo u otro, pero llegaban. Esta semana nos hemos olvidado de esas preguntas y solo queríamos que Eren le partiese la cara al titán Acorazado. Solo queríamos que Mikasa le rompiese las piernas.

Y hemos tenido todo eso y más. Pero mucho me temo que, de cara a la semana que viene, las cosas no van a ser tan bonitas. Al menos es la sensación que queda tras ver el avance. Sin haber leído el manga (y siendo muy feliz por ello) ¿no os da la sensación de que algo malo va a pasar?

En fin, dejémonos de especulaciones porque es mejor disfrutar de esa tensión que nos han traído este fin de semana con Attack on Titan.