Attack on Titan Wings of Freedom, guía para conseguir las misiones epílogo

Una vez acabada la historia principal de Attack on Titan Wings of Freedom, es decir, el Attack Mode, el juego nos permite seguir jugando. Podemos realizar diversos encargos para los personajes del campamento, repetir misiones de la historia o ir haciendo misiones secundarias para liberar las diferentes zonas de más allá del muro. Las misiones de epílogo continúan la historia de la trama principal pero acceder a ellas no es tan fácil como acabarse la historia central, antes hay que hacer alguna que otra cosilla.

Para empezar deberemos acometer las misiones opcionales, que si bien es cierto que hay un montón, algunas se hacen en apenas 2 o 3 minutos. Si ya habéis hecho alguna que otra habréis comprobado que al terminar cada misión rellenamos un pequeño porcentaje de un barra. Al ir alcanzando objetivos, como si de un Kickstarter cualquiera se tratase, desbloqueamos elementos para la galería o nuevas misiones de la zona que estemos limpiando de titanes feos y grandes.

Así pues, necesitamos ir completando el porcentaje de cada zona, que se fija en el 80%, para ir haciendo misiones de epílogo. Sencillo, ¿no? Pues vamos a ello, que son sólo 5.

Misión de Epílogo 1: The Mysterious Abnormal
En esta misión encontraremos al titán bestial por primera vez. La forma de acceder a ella es bastante fácil. Lo primero es que tenemos que habernos pasado el modo historia, lo segundo es haber completado al menos el 80% de las misiones del área del sur o Southern, que es la primera zona de todas las que desbloqueamos. El objetivo es luchar contra esta suerte de hombre de las nieves colosal, que aparecerá rodeado de otros titanes menores. Lo mejor es despachar rápidamente a los pequeños para pasar a atacar al titán bestial que, cuando esté dañado, huirá dejando paso a una cinemática. Acabar esta misión nos dará nuevos modelos especiales para nuestro campamento.

Misión de Epílogo 2: Escape from Death’s Shadow
Los mismos requisitos de antes, salvo que es la zona de defensa interior o Interior Defensive Area la que tenemos que tener terminada al 80%. Esta vez estaremos en campo abierto, no hay mucho lugar donde engancharnos y balancearnos pero al menos tendremos caballo. Deberemos acabar con los titanes antes de que ellos acaben con nuestros refuerzos. Conforme vayamos acabando con los titanes normales, el titán bestial empezará a lanzar rocas a nuestra posición. No os preocupéis, nosotros a lo nuestro. Seguimos exterminando titanes y completando misiones de humo verde. Finalmente ajustaremos cuentas con nuestro querido yeti con un procedimiento exacto al de la primera misión. Mejor nos quitamos de en medio los molestos titanes menores y luego nos centramos en el peludo. Al dañarlo lo suficiente volverá a huir cual cobarde y nos desbloqueará el modelo del Titán Hembra. Tanta piedra tanta piedra…

Misión de Epílogo 3: Titan Encirclement
Una vez finiquitada la segunda misión y desbloqueado el 80% del perímetro de seguridad del muro o Wall Perimeter Secure Area, podremos acceder a la tercera misión. Para la ocasión contaremos con muchos más puntos donde poder balancearnos y pasar del caballo por un rato. La tarea es similar a la de siempre: limpiar la zona de titanes. Necesitamos acabar con los titanes normales que nos vayamos encontrando así como evitar que destruyan 4 torres repartidas por el poblado. Si al dirigirnos a cada torre eliminamos cada titán que nos encontremos, pronto haremos aparecer al titán bestial, que no se mostrará hasta que hayamos acabado con suficientes titanes. Una vez lo haga, rodeado de titanes excéntricos -o abnormal-, haremos lo mismo de siempre. Primero los otros titanes y luego el bestial. En esta ocasión el terreno nos puede jugar alguna mala pasada, ya que son calles estrechas, mi principal archienemigo del juego. Paciencia y duro con él. Lo de siempre, cuando le hayamos hecho pupita huirá veloz.

Misión de Epílogo 4: Battle at the Ruined City
Le tenéis ganas, ¿verdad? Es un cobarde peludo y lanzapiedras, no es para menos. Seguro que ya tenéis el 80% completado de la zona este o Eastern Region, requisito indispensable. Aquí habrá menos zonas donde enganchar el equipo de maniobras tridimensional, al que prefiero referirme como “cacharro”, pero contaremos de nuevo con nuestro fiel corcel. El objetivo es resistir 5 minutos hasta que vuestros refuerzos aparezcan y no, no importa si nos cargamos solitos a todos los titanes del mapa, seguirán apareciendo hasta que el marcador llegue a cero. En algún punto nuestro peludo amigo empezará a lanzarnos rocas mientras nosotros seguimos a lo nuestro. Una vez el tiempo se acabe deberemos alcanzar dos puntos del mapa y acabar con los titanes que allí encontremos. Esto eliminará la ruta de escapa del titán bestial y nos permitirá rajarlo de arriba a abajo de una vez por todas. Ya tocaba, así que vamos a por el repitiendo el mismo patrón de siempre hasta que la mala bestia caiga pero ¡sorpresa! ¿Quién acude en su ayuda? Nada más y nada menos que el Titán Blindado, que le intenta facilitar una huida al bestial interponiéndose entre él y nuestras cuchillas. Pues nada, ya sabéis lo que toca, darle cera al blindado. Ojo con él porque es bastante peligroso, pero acabará cayendo, ¿no lo hacen todos? Al acabar con él terminará la misión y desbloquearemos su modelo para nuestro campamento.

Misión de Epílogo 5: Last Line of Defense
Con las otras 4 misiones finalizadas y las últimas dos zonas –Southern Reigon Unexplored Battlefield y Deepest Depths Special Battlefield- desbloqueadas al 80% nos lanzaremos de cabeza a por la última misión. Os voy a adelantar la parte chunga de esta misión: nos vamos a enfrentar al titán bestial, al blindado y sí, al colosal también. Al inicio tendremos al titán colosal en el muro haciendo de las suyas, así que allá que vamos. Atacamos a sus piernas y la zona media del cuerpo para que se quede vulnerable su nuca y así poder frenarlo en una nube de vapor. El método es bien sencillo pero se irá complicando cada vez que toque volver a parar a este titán. Por supuesto, habrá titanes normales dando por cu molestando para que no dañemos al colosal. Cuando le hayamos hecho el daño suficiente saldremos despedidos debido al vapor, as always. Cuando eso ocurra nos iremos a la ciudad a seguir con nuestras clases de esgrima y afrontar misiones secundarias. El humo verde nos señalará su posición, como siempre. En ellos encontraremos al titán blindado y al titán bestial, nuestro viejo amigo. El modo de proceder ya lo sabéis, los dos pueden caer como ya han caído en el pasado, pero deberemos hacerlo mientras el titán colosal está preparando su siguiente golpe. En cualquier caso si hemos llegado hasta aquí seguro que podemos despacharlos en el lapso de tiempo que nos deja el grandote.
Cuando reaparezca repetimos la receta que tan bien nos ha funcionado hasta darle bien duro en la nuca. Cuando haya absorbido el daño suficiente caerá a nuestros pie con una escena final que concluirá la misión.

Y esto es todo culpables. Si habéis llegado hasta aquí es porque habéis cazado todo lo cazable en Wings of Freedom. Ahora solo resta seguir completando los asuntos que os hayáis dejado pendientes, si es que os habéis dejado alguno en vuestro viaje por este mundo de peligros y gente grande desnuda.