Avance de Final Fantasy XII: The Zodiac Age

En este avance de Final Fantasy XII: The Zodiac Age os contamos qué tal se siente jugar a este juego 11 años después de su lanzamiento.

A diferencia de lo que pasa en otros ámbitos culturales, en el mundo de los videojuegos todos están obsesionados con las notas. Quizá es hasta entendible que pase entre los jugadores, ya que la cultura del jugador es tribalismo puro y duro. No se es jugador a secas, siempre viene detrás una etiqueta. ¡Xboxer! ¡Sonyer! ¡Nintendero! Pero mientras jugaba para poder escribir este avance de Final Fantasy XII: The Zodiac Age pude ver como las notas también son importantes para los profesionales.

He acudido a bastantes pases de prensa anticipados para hacer críticas de películas y en ninguno de ellos me dijeron cómo habían puesto a una película en Metacritic, Rotten Tomatoes, Filmaffinity o cualquier otro agregador de notas. Nunca. Sin embargo, en el evento de preview de Final Fantasy XII: The Zodiac Age, casi lo primero que Koch Media (distribuidora del juego en España) nos dijo a los periodistas allí presentes fue que el juego original había logrado un 92 en Metacritic.

Lo cierto es que me extrañó esa presentación para la remasterización. Y nada más oír eso me temí fuera una forma de predisponernos para ver con buenos ojos un port no del todo pulido. Pero nada más tener el mando en la mano y empezar a jugar, se me quitó esa idea de la cabeza. No era una forma de predisponernos ni nada por el estilo. Era una muestra de confianza real y una forma de decirnos que el juego original era una auténtica obra maestra y que esta versión conserva todo lo bueno y pule todo lo necesario para seguir estando a la altura 11 años después.

FinaAvance del Fantasy XII: The Zodiac Age

Muchas mejoras técnicas

La primera gran novedad evidente tiene que ver precisamente con el subtítulo del juego. En esta versión se ha incluido la posibilidad de asignar dos trabajos a cada personaje de entre los 12 disponibles. Es una decisión de diseño bastante habitual en los videojuegos, pero muy efectista. Si se pueden combinar los dos trabajos que queramos para cada personaje, sus posibilidades de personalización crecen exponencialmente.

¿Es mejor elegir dos trabajos similares para potenciar mucho una habilidad o mejor dos totalmente diferentes para hacerlo equilibrado? Son las dos opciones más típicas y polarizadas. Pero toda la gama de grises que hay entre ambas hace que, realmente, cada partida sea única.

A ese gran cambio de diseño se le suman otras muchas mejoras a nivel técnico típicas de las remasterizaciones. Los gráficos se han remasterizado en alta definición, incluidas las escenas cinemáticas; el sonido se ha mejorado hasta llegar al 7.1, se ha vuelto a grabar entera la banda sonora; y se han reducido los tiempos de carga. También se han incluido un montón de detalles que en tiempos de PlayStation 2 ni siquiera se contemplaban. Los los trofeos o las funciones de compartir ya están aquí.

El “modo rápido”

También parece que desde Square Enix son conscientes de que quizá los tiempos de Final Fantasy XII han quedado algo anticuados para la actual generación; porque han incluido un “Modo rápido” que se activa pulsando simplemente un botón. Con este modo activado, todo sucede a cámara rápida. Es una función que se agradece especialmente en las fases de exploración; permite llegar al destino de forma mucho más rápida.

Debe ser de lo poco que parezca anticuado en Final Fantasy XII: The Zodiac Age, porque por lo demás sigue siendo un juego muy actual. Yo no lo jugué en su momento, allá por 2006; y me ha sorprendido gratamente lo bien que se conserva el sistema Gambit del combate.

Con ese sistema, el jugador puede establecer una serie de tácticas para cada personaje basadas en una causa y una consecuencia. Por ejemplo, se puede establecer que si un enemigo ataca al líder del grupo, el personaje lance sobre él un hechizo determinado. O que sí la salud de un compañero está por debajo de un tanto por ciento, le lancé una poción. Como digo, es algo muy actual y que ha tenido bastante influencia en otros videojuegos. Dragon Age: Origins, por ejemplo, coge ese sistema tal cual y lo hace suyo.

Avance de Final Fantasy XII: The Zodiac Age

Se necesita un nuevo doblaje

Pero a pesar de lo bien que se conserva jugablemente y de las mejoras técnicas que tiene, la edición del sonido y el doblaje de las cinemáticas está muy desfasado para 2017. Ya no es solo que los actores de doblaje no sean tan profesionales como hoy en día; sino que cada vez que intervienen en las cinemáticas hay una falta escandalosa de sonido ambiental. Casi parecen actores sobre un escenario de teatro.

Entiendo que tanto por respeto a la obra original como por carga de trabajo no tenga sentido volver a doblar el juego al completo. Y tampoco crea que sea algo intrínsecamente negativo. Pero choca bastante ver que han apostado tanto mejorando gráficos y regrabando la banda sonora pero que no le hayan metido mano al doblaje.

Las más de dos horas que estuve jugando para escribir este avance de Final Fantasy XII: The Zodiac Age se me pasaron volando. Y cuando dejé el mando en la mesa me quedé pensando sobre el principio de la sesión. Sobre cuando me dijeron qué nota había recibido el juego en Metacritic. Siempre digo que sería ideal que todos dejáramos atrás esta notitis que nos impregna; pero he de reconocer que lo que pensé tras terminar de jugar fue “no me extraña que se llevara un 92”.